Abascal

El líder de Vox, Santiago Abascal, se ha pronunciado sobre la falsa denuncia interpuesta por un joven que dijo haber sido agredido por su condición sexual. Después de que la secretaria general del grupo, , Abascal ha advertido de que el propósito final es “intentar ilegalizarles”.

A través de su cuenta oficial de Twitter, escribe un largo hilo para referirse a lo ocurrido después de varios días en los que se vinculó la agresión falsa con las políticas que defiende Vox en relación a la Ley de Violencia de Género, la inmigración o las asociaciones LGTBI, acusándoles de promover un “discurso de odio”.

“La brutal agresión al final resultó ser una burda patraña alimentada por el Gobierno y sus lacayos mediáticos para señalar a Vox”, comienza diciendo Abascal para advertir a continuación que “llevan meses cocinando la ilegalización, por eso nos sitúan en el foco de todos sus montajes, desde balas inexistentes a agresiones de diseño”, asegura recordando lo ocurrido con

Publicidad

La responsabilidad de los medios

El líder de Vox arremete, también, contra los medios que han señalado a su partido, y a los que Macarena Olona reclamaba esta mañana, desde los pasillos del Congreso, que dejen de “demonizar” al partido. “Dejen de manipular, dejen de ser activistas políticos porque sus acciones tienen consecuencias concretas, entre ellas, la sangre que se derrama de nuestros dirigentes, afiliados o diputados”, decía.

“Que nadie tenga duda de que Vox se defenderá, y defenderá a sus militantes y votantes, de las difamaciones y la campaña de odio impulsadas por un presidente y unos ministros que quieren ocultar su pacto de hierro con totalitarios, separatistas y terroristas”, escribía Abascal, en referencia al anuncio hecho ayer por su portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, de crear un departamento jurídico para denunciar a todos aquellos que les relacionen con actos violentos.

Advertencia con la que concluye su mensaje al asegurar que “políticos, periodistas lacayos, y “espontáneos” de las redes sociales, que nos difaman y crean el caldo de cultivo para que se diga que hay que matarnos… tendrán que responder en los tribunales por sus delitos. Ni nos van a callar ni nos van a asustar”, remata el líder de Vox.