La Diada

Una semana antes de la reunión de la mesa de negociación con el Gobierno el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha aprovechado el mensaje institucional de la Diada para advertir al Ejecutivo de Pedro Sánchez de que “el referéndum es un compromiso democrático del todo irrenunciable ante el cual no descansaré hasta hacerlo realidad”. 

Aragonès ha asegurado que “defenderemos el referéndum porque sabemos que es la propuesta más inclusiva para resolver conflictos como el que vivimos” puesto que “permite en todas las opciones tener la oportunidad de ganar”. Durante el discurso pronunciado desde el recinto modernista del Hospital de Sant Pau de Barcelona, el presidente catalán ha afirmado que “ningún proyecto de futuro se puede basar en la imposición por encima de la mayoría”. 

Publicidad

“Alianza” y “unidad” ante las fisuras en el independentismo

En una Diada a la que el independentismo llega fracturado por las diferencias entorno a la utilidad de la mesa de negociación -que defiende ERC en solitario- y, estos últimos días, por las posturas encontradas entre Junts y los republicanos sobre la ampliación del aeropuerto de El Prat, Aragonès ha clamado “una alianza entre instituciones, partidos, sociedad civil y ciudadanía” en Cataluña para “hacer inevitable el referéndum”.

En este sentido, durante su intervención, el presidente catalán ha instado a trasladar “la fuerza que demostramos cada Once de Septiembre llenando plazas y calles de todo el país” en la mesa de negociación con el gobierno del Estado para defender “la amnistía y el derecho a la autodeterminación”

Estamos ante un proceso “lleno de obstáculos que necesitará tiempo, unidad y perseverancia”

Puigneró apela a la responsabilidad del Gobierno para reconducir la ampliación del Prat y admite “enojo” con ERC

Una negociación que, según ha precisado, “tenemos que afrontar con toda la ambición” porque estamos ante un proceso “lleno de obstáculos que necesitará tiempo, unidad y perseverancia”. De todos modos, ha recordado que, hasta hace poco, “era del todo impensable que el Estado español reconociera la propia existencia del conflicto político”.

Reconocimiento al personal sanitario en la lucha contra la Covid-19

El presidente de la Generalitat ha aprovechado su presencia en el Hospital de Sant Pau para hacer un reconocimiento a todos los profesionales sanitarios, de residencias y al resto de servidores y servidoras públicos que, conjuntamente con los profesionales de actividades esenciales, han procurado por el bienestar de los catalanes durante la pandemia de la Covid-19

Aragonès ha recordado que “la pandemia condiciona y continuará condicionando nuestras vidas” y “ha provocado una profunda crisis social, económica y emocional que agravia las dificultades preexistentes y se mezcla con el conflicto político con el Estado”

En este sentido, ha situado el proceso de vacunación y los fondos europeos Next Generation como “revulsivo” por este proceso transformador. El presidente Aragonès no ha dejado escapar la oportunidad para exigir que estos fondos sean gestionados desde Cataluña porque “tenemos los proyectos, tenemos la experiencia y tenemos la capacidad para invertir los fondos europeos multiplicando su efecto transformador” y porque “somos quien mejor conoce el país”.

El presidente de la Generalitat ha recordado durante su discurso que “una nación es su gente”. En este sentido, ha afirmado que la conmemoración del Once de Septiembre es “la afirmación colectiva que somos una nación y que somos un solo pueblo”.

La Diada
Aragonès durante el mensaje institucional en el recinto modernista de Sant Pau.

El recinto modernista de Sant Pau

Este año el mensaje institucional de la Diada se ha trasladado del tradicional Palau de la Generalitat al recinto modernista de Sant Pau. Este recinto, obra del arquitecto Lluís Domènech i Montaner, es un espacio de referencia donde conviven historia e innovación. 

Después de acoger durante un siglo las instalaciones del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, a raíz del traslado de la actividad sanitaria al nuevo hospital, un ambicioso proceso de rehabilitación ha permitido recuperar el valor patrimonial y artístico del recinto, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1977

Sant Pau también acoge una serie de instituciones líderes en los ámbitos de la sostenibilidad, la salud y la educación. Y durante la pandemia ha acogido también un punto de vacunación de Covid-19.