aumento de las cotizaciones

El Gobierno plantea aumentar la contribución para las pensiones para así garantizar la jubilación de los baby boomers, la generación más numerosa y nacida entre los nacidos desde finales de 1950 a mediados de 1970. Según han confirmado fuentes del Ministerio de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones a RTVE, la propuesta del Gobierno consiste en crear un fondo con el aumento de las cotizaciones sociales que se revisaría a los 10 años. Desde el ministerio liderado por José Luis Escrivá proponen un aumento de cinco euros en mileuristas y de 10 euros en salario medio de 1.900 que pagarían entre empresas y trabajadores.

Esta propuesta estaba incluída en el documento que ha entregado el Gobierno a los agentes sociales durante la reunión de la mesa de negociación que se ha celebrado durante la tarde de este martes. Según han explicado desde el Ejecutivo, la hucha de las pensiones se llenaría con una subida de cuotas de medio punto sufragado por parte de empresas y trabajadores a partir del año 2023. Además, se preven mecanismos adicionales en caso de que la desviación de gastos sea mayor. Esta medida se aplicaría solo en caso de necesidad y de manera temporal.

La recuperación de la ‘hucha de las pensiones’ se realizaría mediante un incremento “finalista” en las cotizaciones. El incremento propuesto por el Gobierno supondría, según el documento propuesto, un aumento de entre cuatro y cinco euros para un trabajador mileurista.

Publicidad https://services.vlitag.com/vpaid/?q=1958a185b0c439bd2e17ecc05df3f39c&defaultVolume=&page_url=http://lasteles.com

Este ha sido uno de los elementos principales que se han propuesto durante la negociación del Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI)  y que se plantea volver a llenar la ‘hucha de las pensiones’ para que en caso de desviación de los gastos se pueda recurrir a ella.

Este mecanismo llegó después del pacto entre el Ministerio de Seguridad Social y los agentes sociales el pasado julio por el que pactaron sustituir el factor de sostenibilidad creado por el PP que reducía directamente la pensión inicial y que nunca llegó a aplicarse por un mecanismo denominado de equidad intergeneracional, que según establecieron en aquel momento, entraría en vigor a partir del año 2027 para evitar que “caiga en las generaciones más jóvenes la llegada de las cohortes de trabajadores más pobladas”.

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social cerró 2020 situado en los 2.138 millones de euros, según el último informe anual sobre el mecanismo remitido al Congreso. En 2011, el Fondo llegó a alcanzar una cuantía de 66.815 millones de euros.

La reunión de la mesa de diálogo ha finalizado sin acuerdo por lo que el Gobierno ha emplazado a los agentes sociales a reunirse de nuevo la semana que viene con el objetivo de seguir negociando los detalles del nuevo mecanismo de equidad intergeneracional (MEI), según han informado a Europa Press en fuentes de la negociación.

Sostener las pensiones de los baby boomers

El ministro de Seguridad Social, Jose Luis Escrivá, siempre ha defendido la “solidez” del sistema de pensiones, sin embargo, se enfrenta a largo plazo al problema de la jubilación de la generación del baby boom, que generará un mayor gasto hasta 2050.

Este planteamiento llevó al titular de Inclusión a señalar que es necesario contar con “opciones, variables y elementos” que expliquen cómo se podrán sostener. En este sentido, planteó dos opciones: sufragarlas con impuestos de “todos” o poner en marcha un mecanismo “más selectivo”.

“Llegado el momento y, en su caso, porque no está garantizado, si hubiera que llegar a nuevas fuentes de financiación al sistema, que en cualquier caso son muy pequeñas (…), la disyuntiva es si una situación de este tipo se paga con impuestos que los pagan todos o podría contemplarse la posibilidad de un mecanismo más selectivo a la hora de llegar a las fuentes de financiación”, señaló Escrivá durante su comparecencia en el Congreso para dar cuenta del acuerdo alcanzado con los agentes sociales sobre la modernización y refuerzo del sistema de pensiones.

Miles de personas reclaman pensiones “justas”

Pensionistas de toda España llenaron las calles de Madrid el pasado octubre para reclamar pensiones “justas y suficientes”. Protestaron contra el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y la reforma de las pensiones. Asimismo reclamaron que no se privatice el sistema público y eliminar las penalizaciones a los prejubilados.

Miles de personas reivindican en Madrid una mejora de las pensiones

Según la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Publico de Pensiones (COESPE), plataforma encargada de convocar la marcha,esta nueva concentración buscaba defender unos servicios públicos de “calidad”, así como mostrar su oposición al Pacto de Toledo y la inminente reforma de las pensiones del ministro José Luis Escrivá.