Rebeca Grynspan asegura dejar una Iberoamérica más reconocida

Madrid, 9 sep (EFE) (Imágenes: Enrique del Viso).- Iberoamérica ha logrado un mayor reconocimiento entre la comunidad internacional, hasta el punto de haberse convertido en un modelo de cooperación entre países, asegura en una entrevista con EFE la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan.
“Me voy en un momento de mucho reconocimiento al espacio iberoamericano, como un espacio influyente, de cooperación”, afirma a pocos días de dejar el puesto para convertirse ya la próxima semana en secretaria general de la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD).
Grynspan deja esta la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) tras ocho años al frente de esta entidad, en los que considera que “uno de los mayores logros de este periodo” es haber avanzado hacia un espacio iberoamericano “renovado” respecto al que encontró a su llegada en 2014.
UN MODELO DE COOPERACIÓN
“Un espacio de diálogo inclusivo donde están todos los países”, subraya sobre las 22 naciones que integran esta comunidad, las 19 de América Latina de lengua castellana y portuguesa más España, Portugal y Andorra en Europa.
“El que Iberoamérica tenga una forma de ser y de estar en el mundo es sin duda un logro de esos años”, recalca, pues “somos mucho más conocidos en el ámbito internacional”.
A ello han contribuido, argumenta, la inclusión en la agenda de la SEGIB de materias como la igualdad de género, la lucha contra el cambio climático y una cooperación enfocada al desarrollo sostenible.
“Iberoamérica se ha convertido en un modelo a nivel global de lo que es verdaderamente la cooperación sur-sur y triangular”, asevera.
La cooperación sur-sur se refiere a la se lleva a cabo entre países en desarrollo y la triangular a la que realizan naciones tradicionalmente donantes con organizaciones multilaterales.
“Creo que será el modelo de cooperación del siglo XXI”, asevera la economista y política costarricense.
“Hemos roto esta dicotomía entre donante y receptor, consideramos que no hay país tan pobre que no tenga nada que ofrecer y país tan rico que no tenga nada que aprender”, sentencia.
PROGRAMAS PARA LA GENTE
El primer programa multinacional para personas con discapacidad en Iberoamérica, otro sobre lucha contra la violencia de género y el instituto de lenguas indígenas son algunos de los ejemplos que cita de iniciativas de esta entidad papables para los ciudadanos de los países que la integran.
Como también el primer convenio de circulación de talento entre estos países o el conocido como Erasmus de Iberoamérica, para facilitar la movilidad internacional de jóvenes estudiantes con menos recursos.
A ello añade la rapidez en actuar ante la pandemia, pues las experiencias de España y Portugal desde Europa, donde llegó antes la covid-19, ayudaron a que los países de América tuvieran más información cuando apareció el virus en el continente.
Grynspan elogió el gesto de España de donar siete millones y medio de vacunas a países americanos, de las que la mayoría y

Publicidad