El Madrid golea

El Real Madrid ha sellado su clasificación matemática para los octavos de final de la Liga de Campeones tras su victoria en Tiraspol ante el Sheriff (0-3) y se jugará el liderato del grupo ante el Inter en el Bernabéu en la última jornada de la fase de grupos después de la victoria de los italianos ante el Shakhtar Donetsk (2-0).

                                             [Resultados y clasficación]

Sin hacer un partido brillante, el Madrid ha impuesto su mayor oficio en Tiraspol con un dominio aplastante del juego que le permitió madurar el partido hasta que se presentaron las ocasiones de gol para cobrarse la revancha del Bernabéu y certificar su presencia en la eliminatoria de octavos de final.

Publicidad

El ambiente festivo en Tiraspol entre el equipo número 146 en participar en la fase de grupos de la Liga de Campeones y el más laureado de la competición comenzó con cero grados y el esperado aunque tímido ímpetu local con el único argumento ofensivo de las incursiones de Traoré por el costado izquierdo.

Fue Rodrygo quien protagonizó las dos primeras ocasiones de peligro con una internada que no encontró rematador en el minuto ocho y con un disparo que atajó Athanasiadis nada más cumplirse el primer cuarto de hora de partido.

Arriesgaba el equipo local al encerrarse en su campo, lo que daba mayores opciones a un Madrid que fue adueñándose del juego hasta certificarlo con el tanto de Alaba al cumplirse la media hora de partido tras un lanzamiento de falta que dio en la defensa local antes de alojarse en la portería del Athanasiadis (0-1).

Victoria de oficio del Madrid

Aceleró el Madrid antes del descanso para aumentar la diferencia en el marcador con un golazo de Toni Kroos gracias a un dsparo desde fuera del área que culminó una vertiginosa y precisa combinación de hasta cinco jugadores de su equipo para anotar el 0-2 y encauzar el túnel de vestuarios con una ventaja considerable.

No se conformó el Madrid con la ventaja de dos goles y Benzema pudo demostrar en un día difícil para él –fue declarado culpable por el intento de chantaje a su compañero de selección Valbuena– que no llegaba a Tirospol con la pólvora mojada a pesar del varapalo judicial y anotó el tercer tanto de la noche con un disparo desde fuera del área tras una asistencia de Mendy en el minuto 55.

Pudo acotar distancias el Sheriff en el minuto 61 con un disparo de Traoré que detuvo Courtois con una gran intervención, un minuto antes de comprobar cómo un centro de Thill que no encontró rematador se topó con el poste de la portería del Real Madrid en la ocasión más clara de los locales en todo el encuentro.

Fue la útlima bala para un Sheriff que queda eliminado de la máxima competición continental y buscará seguir demostrando su condición de revelación del fútbol europeo en la Europa League tras certificar la tercera plaza del grupo.

El Atletico se complica

El Atlético de Madrid se ha visto superado por el AC Milan (0-1) y se ha complicado mucho su clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones. En la última jornada tendrá que ganar en Oporto y además dependerá del resultado del otro partido.

[Resultados y clasificación de la Champions]

El encuentro fue muy rocoso y el Atlético estuvo especialmente gris.

Brahim, muy activo en el ataque del Milan desde el inicio, fue el que más lo intentó en la primera parte, pero tampoco dispuso de oportunidades de gol claras.

El Atlético estuvo atascado y llegó al descanso sin poner en apuros a los milanistas.

Sin profundidad

Tras el paso por los vestuarios, con algo más de presión, el conjunto madrileño tuvo dos llegadas casi seguidas, pero no le dio continuidad al empuje. Careció de profundidad.

Pasada la hora de partido se inició el carrusel de cambios, esta vez con seis de una tacada: dos en el equipo loca y cuatro en el visitante (uno de ellos por la lesión de Olivier Giroud).

La buena noticia para los rojiblancos era que el Oporto estaba perdiendo en Liverpool, por lo que el equipo portugués perdía su ventaja de cara a la última jornada. Con la calculadora en la mano, al Atlético le daba igual o empatar este miércoles; pero enfrente el Milan tenía que ganar sí o sí para mantenerse con opciones de clasificación.

De ahí seguramente que el último cambio de Simeone para la recta final fuera quitar a un delantero (Griezmann) por un centrocampista (Kongdobia).

Y como era previsible, el Atlético acabó pasándolo mal. Ibrahimovic, que salió en la segunda parte, dio el primer aviso con un remate que forzó una espectacular parada de Oblak, aunque luego fue anulado por un ajustado fuera de juego.

Instantes después llegó el gol de Messia Junior tras un centro de Kessié por la banda izquierda.

Ya en las postrimerías los dos equipos tuvieron sendas ocasiones, aunque no hubo más goles.

Ahora al Atlético solo le valdrá ganar en Oporto y esperar que el Milan saque un resultado peor ante el Liverpool. Si ganan los españoles y los italianos en la última jornada, se decidirá por la diferencia de goles entre ambos equipos en el total de esta liguilla –ahora favorable en el general por uno a los rossoneri–.