Ayuso pacta

La izquierda política y mediática está muy irritada. Esto se comprueba en las tertulias, noticias y editoriales sobre los pactos entre el PP y Vox. El propio tratamiento de la información resulta muy interesante. Nunca he visto lo mismo con respecto a Podemos. No hay que olvidar que odian el sistema capitalista, quieren destruirlo, e incluso tienen en su seno un grupo que se llama anticapitalista. Por ello, me sorprende la comprensión que muestran aquellos que serían reeducados y sus empresas nacionalizadas. Es algo que afectaría a todas las cotizadas. No hay más que ver lo que hacen los amigos de Belarra y Montero en Venezuela, Cuba, China o Irán. Allí, los amigos del partido se forran, porque les gusta mucho el dinero, mientras que los tibios y opositores son destruidos, encarcelados o se tienen que exiliar. En cambio, a la izquierda les preocupa Vox que es un partido respetuoso con la constitución y las instituciones. Una muestra de ello ha sido el pacto que han alcanzado Ayuso y Rocío Monasterio que garantiza la aprobación de los presupuestos. No hay ningún atisbo de radicalismo, simplemente una negociación que ha llegado a buen puerto.

Esto es lo que más inquieta a la izquierda política, empresarial y mediática, porque ahora tiene influencia, hace buenos negocios y es una agencia de colocación que, como se ve en el Gobierno socialista comunista, funciona con una eficacia impresionante. Esto es espectacular, porque confirma que el mérito y la capacidad no va con el PSOE y Podemos. El único requisito para ser director general o asesor es tener el carné del partido. Ayuso ha demostrado que no hay nada que temer, algo evidente pero es bueno recordarlo, con Vox. Las chorradas que hemos escuchado durante tanto tiempo y la permanente sobreactuación de los mariachis periodísticos del sanchismo resulta ridícula. Por más que se dediquen a anunciar el fin de los tiempos y la llegada del Leviatán, la realidad es muy distinta. El PP gobierna comunidades y ayuntamientos gracias al partido de Abascal y no se ha producido ningún cataclismo. Monasterio se ha sentado con Ayuso y no ha resultado complicado llegar a un acuerdo. ¿Dónde está el radicalismo? Las mentiras de la izquierda tienen las patitas muy cortas.

Ayuso pacta

Publicidad https://services.vlitag.com/vpaid/?q=1958a185b0c439bd2e17ecc05df3f39c&defaultVolume=&page_url=http://lasteles.com