Borrasca Barra

Un total de 25 provincias estarán este miércoles 8 de diciembre en alerta por viento, nevadas, aludes y olas, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que sitúa la cota de nieve entre los 500 y 1.000 metros en la cordillera Cantábrica, Pirineos, sistema Ibérico norte y entre los 600/1.000 metros en el sistema Central, al tiempo que destaca los fuertes intervalos de viento en litorales del norte, Baleares y Alborán, así como rachas muy fuertes en zonas de montaña.

En concreto, nueve provincias estarán en alerta naranja (riesgo importante): en el caso de Burgos, Palencia y León, será por nevadas; mientras que en Vizcaya, Cantabria, Asturias, Lugo, A Coruña y Pontevedra se activarán por fenómenos costeros.

Además, estarán en alerta amarilla (riesgo) por nevadas, Ávila, Segovia, Soria, La Rioja, Burgos, Álava, Guipúzcoa (también por olas), León, Orense, Zamora, Lugo, Cantabria y Asturias.

Publicidad

Asimismo, Lleida, Huesca y Navarra estarán en riesgo por nieve y aludes, mientras que Madrid, Murcia y Albacete estarán en alerta amarilla por viento, y Almería y Granada, por viento y fenómenos costeros.

Según la predicción de la AEMET, es probable que un frente frío continúe su avance por la mitad sureste peninsular y Baleares, debilitándose, pero estableciéndose un flujo del oeste o noroeste frío, húmedo e inestable.

Chubascos generalizados y abundantes

Así, se esperan chubascos generalizados, abundantes y con alguna tormenta ocasional en Galicia, Cantábrico y Pirineos, que podrían ser localmente persistentes en el litoral cantábrico. De forma más débil, dispersa y ocasional, se extenderán hacia el sur y el este, siendo más intensos en zonas de montaña y en el Estrecho.

En la segunda mitad del día son probables chubascos en Ampurdán y Baleares, con posibilidad de tormentas ocasionales. En Canarias, los cielos permanecerán nubosos con probabilidad de precipitaciones dispersas en el norte de las islas de mayor relieve.

En cuanto a los fenómenos significativos, la cota de nieve bajará a 500/1.000 metro en el extremo norte, 600/1.000 en el centro y 900/1.200 en el sudeste, por lo que se esperan nevadas en todos los sistemas montañosos y también en páramos de la meseta Norte y este de la meseta Sur.

Las nevadas se prevén copiosas en la cordillera Cantábrica occidental, zonas del Pirineo y, puntualmente, no se pueden descartar en zonas litorales del Cantábrico. Además, habrá posibles nieblas matinales dispersas en zonas de montaña del interior de la Península.

Las temperaturas bajarán de forma apreciable y generalizada en la península, incluso con un descenso notable en el noroeste, Cantábrico y sierras del sureste. Se esperan heladas en los sistemas montañosos de la mitad norte y del sudeste y, aisladamente, en páramos, más intensas en Pirineos; y sin grandes cambios en los archipiélagos.

Los vientos soplarán intensos de componente oeste en la Península y Baleares, con probabilidad de ser fuertes o con intervalos de fuerte en Galicia y el entorno de Alborán, y pudiendo llegar a ser muy fuertes en el área cantábrica, y con rachas muy fuertes en montaña. Por su parte, en Canarias soplarán los Alisios.

Ante la llegada del temporal, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha pedido “prudencia” a los conductores que vayan a desplazarse por la zona norte de la península. De hecho, ha recomendado evitar todos aquellos viajes por carretera que no sean imprescindibles 

Borrasca Barra