rebaja del IRPF

La Asamblea ha aprobado este jueves la mayor bajada de impuestos de la Comunidad de Madrid: una rebaja de medio punto del tramo autonómico del IRPF para todos los contribuyentes.

Se aplicará desde el próximo 1 de enero y supondrá un ahorro para los madrileños de 300 millones de euros. La medida del Gobierno regional ha salido adelante con los votos de PP y Vox.

El pleno de la Asamblea de Madrid ha aprobado este jueves el proyecto de ley del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso de rebaja de medio punto en todos los tramos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), una bajada “histórica” que beneficiará a 2,5 millones de contribuyentes.

Publicidad

El proyecto de ley, que ha contado con la oposición en bloque de todos los grupos de la izquierda, ha seguido el procedimiento de lectura única para acortar los plazos de tramitación.

La entrada en vigor de la bajada del IRPF se producirá el 1 de enero de 2022, aunque no será aplicable hasta la declaración de la renta de 2023, año de elecciones autonómicas y municipales.

Durante el debate del proyecto de ley, que ha defendido el consejero de Economía y Hacienda, Javier Fenández-Lasquetty, el resto del Gobierno no ha estado presente en el hemiciclo, debido a que a esa misma hora se ha celebrado el Consejo de Gobierno en la Asamblea de Madrid, al ser el miércoles día festivo.

Fernández-Lasquetty, que ha agradecido a Vox su apoyo, ha subrayado que esta medida supondrá un ahorro global de 334 millones de euros para los 2,5 millones de contribuyentes, y ha rechazado que vaya a suponer una reducción de la recaudación.

Según Fernández-Lasquetty, esta rebaja fiscal convierte a la región en la comunidad con mayor “competitividad fiscal y genera “incremento del consumo, ahorro e inversión”, al permanecer ” en la cuenta de los contribuyentes” el dinero que deja de ingresar la administración.

El consejero ha defendido la autonomía fiscal de la Comunidad de Madrid frente a la “voracidad” de quienes “quieren seguir exprimiendo a los contribuyentes”, y ha criticado la armonización fiscal que pretende el Gobierno de Pedro Sánchez que esconde “el intervencionismo del izquierda”.

Con esta reducción de medio punto del IRPF, el tipo mínimo quedará fijado en el 8,5% para rentas de hasta 12.450 euros, y el máximo, para superiores a los 53.000 euros, en el 20,5%. Así, para un madrileño que en 2010 tributase en su IRPF 2.773 euros, con esta reducción en el tramo autonómico el importe será de 2.462 euros, lo que se traduce en un ahorro de 310,5 euros.

Impuestos, prosperidad y crisis

La diputada de Vox Ana Cuartero ha defendido una política de impuestos bajos y un sistema impositivo “justo” que esté orientado a la “prosperidad de los españoles”, por lo que trabajarán para “la homogeneidad” de tributos en toda España y “una exención total” de todas las pensiones contributivas.

El diputado del PSOE Fernando Fernández Lara ha criticado que el Gobierno haya hecho uso del procedimiento por lectura única para aprobar este proyecto de ley, que impide la presentación de enmiendas a los grupos de la oposición a esta iniciativa que, a su juicio, beneficia solo a una parte de la población con las rentas más altas.

El diputado de Más Madrid Eduardo Gutiérrez ha dicho que el Gobierno regional “no quiere debatir de impuestos” y, por ello, han optado por esta vía de urgencia, al tiempo que ha censurado que esta medida “es una cortina de humo de las gigantescas rebajas fiscales” a los contribuyentes “ultra ricos”.

La diputada de Unidas Podemos Sol Sánchez ha considerado que esos 334 millones de euros que la administración dejará de ingresar con esta rebaja fiscal no servirán para “paliar la crisis económica” de los ciudadanos tras la pandemia, puesto que no supondrán más que 20 euros de ahorro para la mayoría de los contribuyentes frente a los “miles” que se ahorrarán las rentas más altas.

La presidenta Isabel Díaz Ayuso también ha anunciado esta mañana que la Comunidad habrá tramitado todas las ayudas para empresas y autónomos por Covid antes de que acabe el año que la Comunidad habrá tramitado todas las ayudas para empresas y autónomos por Covid antes de que acabe el año.