Martínez-Almeida

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, cree que la «vida es mejor afrontarla con sentido del humor». A pesar de su buen talante, el líder del PP en la capital atraviesa por un momento complicado causado por una negociación de presupuestos estancada con Vox y los problemas internos del PP derivados del enfrentamiento entre Génova y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. De todo ello habló en El Debate en una fecha anterior su positivo por coronavirus.

Hace unos días se bromeaba en redes sociales con un vídeo viral suyo en un contexto jocoso. Usted lo compartió en sus perfiles y no es la primera vez. ¿Es esta naturalidad uno de sus puntos fuertes?

–Deberían juzgarlo los ciudadanos, pero desde luego creo que es importante que los políticos nos mostremos tal y como somos. Con nuestras virtudes y con nuestros defectos. No pasa nada por reírnos de nosotros mismos. No pasa nada por reconocer que nos equivocamos. La vida es mejor afrontarla con sentido del humor.–¿Viven los políticos metidos en burbujas?

Publicidad

–Sí. Es una cuestión en la que tenemos que hacer autocrítica. Esto no suele pasar en los ayuntamientos donde pisamos mucha calle, pero quizás en otras instituciones no se pisa tanta calle como se debiera. Hay que tener la capacidad de empatizar.

Los ciudadanos tienen, a veces, la sensación de que a la política se va a vivir bien. ¿Es cierto?

–Me parece un tanto injusto. Yo llevo ya unos años y puedo garantizar que la gran mayoría de las personas con las que yo he coincidido en mi trayectoria política, en la Comunidad y en el Ayuntamiento, trabajan duro. Por supuesto que cometemos errores, pero no es una cuestión de vivir bien.

Las encuestas le dan una victoria de cara al 2023. ¿Cómo afronta el tiempo que queda hasta las elecciones?

–Sinceramente, y sé que puede sorprender, pero lo hago sin pensar en las elecciones de mayo de 2023. Las elecciones serán una consecuencia. Lo importante es afrontar lo que hay ahora.

No estoy pensando aún en las elecciones de mayo de 2023

Queda muy poco.

–Usted sabe que yo soy del Atleti y eso significa que vamos partido a partido. Conviene no mirar mucho más adelante.

¿Se ve en la política nacional o autonómica?

–Me veo en la política autonómica, en la política nacional o en la Abogacía del Estado. Yo creo que no hay que hacer planes futuros, que lo que te venga a bueno en el futuro será porque en el día de hoy lo hayas hecho bien.

El alcalde de Madrid durante la entrevista
El alcalde de Madrid, durante la entrevistaPaula Argüelles

Alfonso Fernández Mañueco ha adelantado elecciones en Castilla y León. ¿Están PP y Ciudadanos condenados a no entenderse?

–En primer lugar, quiero mostrar mi apoyo total a la decisión del presidente porque lo hace mirando por el interés de Castilla y León. La estabilidad ya se vio muy amenazada por una moción de censura en mitad de una de las peores olas de la pandemia propiciada por el Partido Socialista. Respecto a los pactos con Ciudadanos, no puedo juzgar qué es lo que ha pasado en Castilla y León, pero tampoco puedo aceptar esa premisa que usted plantea, porque aquí en el Ayuntamiento de Madrid estamos funcionando bien y yo creo que los ciudadanos lo perciben.

En Madrid estamos funcionando bien con Ciudadanos

Volviendo ahora al Ayuntamiento y a su gestión como alcalde. Se prevé que, en los próximos meses, Madrid sufrirá una nueva Filomena. En la última, los madrileños lo pasaron muy bien disfrutando de la nevada pero la ciudad quedó colapsada ¿Está la ciudad mejor preparada para ello?

–Le cuento una anécdota. Cuando yo en ese momento veía las calles llenas de gente que estaban esquiando, que estaban haciendo muñecos de nieve, que se estaban tirando bolas o que estaban simplemente admirando un Madrid completamente desconocido para nosotros… Yo solo veía lo que había debajo. Me hubiera encantado poder ver lo bonito que estaba Madrid, pero sólo pensaba en cómo iba a costar sacar esa nieve de una ciudad como Madrid. Estamos mejor preparados, pero eso no quiere decir que si hay medio metro de nieve en la ciudad, no volvamos a tener problemas muy serios y dificultades muy graves y que la ciudad pueda quedar durante unos días muy dificultada. Aun así, tendremos una capacidad de respuesta más eficaz y estamos mejorando los protocolos de información.

BiciMAD, alcalde, es uno de los servicios más criticados por los ciudadanos que lo usan. Muchas veces uno coge una bici y no funciona el freno, la rueda está deshinchada, no sale del soporte… ¿Cómo tiene pensado mejorar este servicio?

–Este equipo de Gobierno, en apenas dos años, ha hecho 90 estaciones nuevas de BiciMAD y por primera vez hay una ampliación masiva fuera de M-30. La dificultad vino porque durante un período de tiempo, durante varios meses, se ha presentado unos índices de vandalización que hacían que el 10% del parque disponible de bicicletas cada día estuvieran inutilizadas. En estos momentos funciona con normalidad.

–El PP no atraviesa por su mejor momento a nivel interno. ¿Usted se presentaría a las elecciones para presidir el partido en Madrid si se lo pidiesen desde Génova?

–Llevo tiempo diciéndolo y no voy a salir de ahí. No toca hablar del PP de la Comunidad de Madrid. Toca hablar del Ayuntamiento de Madrid, de la ciudad de Madrid y de los problemas de los madrileños. Todos sabemos que la presidenta se va a presentar. Me parece una gran noticia. Todo el mundo sabe el afecto personal y político que tengo por Isabel Díaz Ayuso.

¿Está esto desgastando al Partido Popular?

–Los españoles están más pendientes del Gobierno que tenemos. Yo cuando he salido por ahí, fuera de la ciudad de Madrid, le tengo que decir que me hablan del Partido Popular de la Comunidad de Madrid. Me hablan de la luz, de la inflación, de los pactos que tiene este Gobierno, tanto con Bildu como con los independentistas. Esto es lo que le preocupa a la gente.

Los españoles están pendientes del precio de la luz y no del PP en Madrid

¿No acabaría con esta polémica celebrar el congreso del PP madrileño cuanto antes?

–Bueno, es una opción. Lo que pasa es que los partidos tenemos un calendario congresual y hay que atenerse a los plazos y a plazos que se han marcado por la Junta Directiva Nacional, donde se aprobaron por unanimidad de todos los que estábamos. Yo creo, y esto es una deformación profesional quizás atendiendo a mi condición de abogada del Estado, que las formas son tan importantes como el fondo.

Vox no va a ceder si usted no deroga Madrid 360. De cara a los presupuestos no parece que haya solución. ¿Habrá acuerdos futuros o les ve enrocados?

–El problema no es Madrid 360 ni Madrid Central, que nadie se engañe. Aquí hay una estrategia política de Vox que pasa por atender a su particular interés electoral. Javier Ortega Smith está actuando como secretario general del partido y no está respondiendo al interés general de los madrileños. Ni se ha sentado ni ha querido negociar. Madrid Central es una excusa. Es la cortina de humo que utiliza Javier Ortega para no tener que decirles a los madrileños que hay una instrucción política de no sacar adelante estos presupuestos como ha sucedido en Andalucía.

Vox pone como excusa Madrid 360 pero sigue instrucciones de partido para no aprobar los presupuestos

–Sin embargo, en la Comunidad de Madrid sí que se ha llegado a un acuerdo entre la presidenta Isabel Díaz Ayuso y Rocío Monasterio.

–Yo de hecho, le dije a Javier Ortega que lo único que le pedía era que tuviera el mismo comportamiento que Rocío Monasterio.

¿Qué opina sobre la crítica que se hace desde Vox a su negociación con los ediles carmenistas?

–¿Alguien piensa que en el momento en que vivimos en la ciudad de Madrid, el equipo de Gobierno no tiene que hacer todos los esfuerzos necesarios para votar los presupuestos? ¿De verdad Vox quiere una sociedad tan polarizada en la que para hablar de una cuestión tan importante no podamos hablar con todos los grupos municipales? De verdad, lo que nos exige Vox es o con nosotros o con ninguno. Es que esa no es mi visión de la ciudad de Madrid. Tengo unos principios y unas condiciones muy claras. No soy comunista, a pesar de que Javier Ortega lleva tres meses diciendo que Almeida es comunista. Usted se acaba de reír. Es que es de risa que digan que Almeida es comunista. Yo no soy comunista, pero yo lo que no voy a hacer es ceder a un chantaje de Vox. Tengo la obligación de hacer todo lo posible por aprobar los presupuestos porque el Gobierno, no sólo para los votantes de Vox, del Partido Popular o de Ciudadanos, sino para todos los ciudadanos de Madrid.

José Luis Martínez-Almeida en El Debate
José Luis Martínez-Almeida, en El DebatePaula Argüelles

¿No podría tener el mismo pretexto Pedro Sánchez a la hora de aprobar los presupuestos a nivel nacional a la hora de negociar con nacionalistas vascos y catalanes?

–Es que la cuestión de Pedro Sánchez es distinta, porque la cuestión de Pedro Sánchez es que tiene un proyecto político muy claro que pasa por su permanencia en el Palacio de la Moncloa. Sánchez lo que quiere es un sistema de minorías en el que se permita seguir al PSOE con esos pactos. Por tanto, la situación es completamente distinta porque Pedro Sánchez no busca el beneficio para España. Estará de acuerdo en que es muy difícil buscarlo junto a aquellos que han dado un golpe de Estado o que legitiman más de 800 asesinatos.