Una paciente ingresada en la UCI del Hospital Enfermera Isabel Zendal, a 23 de noviembre de 2021, en Madrid (España). El hospital está actualmente dedicado exclusivamente al cuidado de enfermos covid. En los últimos días se ha producido una tendencia al alza en la evolución de la pandemia en España. La incidencia acumulada en los últimos 14 días por 100.000 habitantes se sitúa en 132, 19 frente a 111,95 del pasado viernes. Actualmente, hay 2.880 pacientes ingresados por Covid-19 en España, de ellos 552 se encuentran en la UCI con una tasa de ocupación del 5,70 por ciento. 23 NOVIEMBRE 2021;ZENDAL;COVID;AUMENTO;PACIENTES;PANDEMIA Eduardo Parra / Europa Press 23/11/2021

UCI

La incertidumbre es el estado general de las cosas en estas fechas navideñas, algo que nadie esperaba en un mundo acostumbrado a las certezas, la precisión y la prontitud. Los expertos no saben qué va a pasar con ómicron y los políticos no se atreven a dar un paso adelante. La pelota está en el tejado de los ciudadanos. Las vacunas han sido un salvavidas en esta sexta ola, con menos hospitalizados a pesar de una cifra muy superior de contagios (la incidencia es ahora tres veces superior a la de hace un año). Pero la cantidad de contagios es tan abundante, que está provocando ya un impacto asistencial no previsto. Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de diez comunidades autónomas están ya en ‘riesgo alto’ por ocupación de pacientes covid.

La vacuna protege, pero no al 100% de la población, como se ha visto en los ensayos de las farmacéuticas. Hay un pequeño porcentaje que se escapa y no genera anticuerpos. La variante ómicron, que parece ser más leve, escapa a un porcentaje mayor de vacunados. A este grupo hay que añadir los no vacunados. Al haber tantos contagios, ese pequeño porcentaje de la población se convierte en un gran número de personas que puede terminar poniéndose malas, ir al hospital o a la UCI. Esta es la explicación de los expertos.

Ahora bien, ¿qué está ocurriendo en nuestro país? Efectivamente, la ocupación de camas de hospital ahora no es preocupante, como han señalado diferentes presidentes autonómicos. Ninguna comunidad autónoma presenta un riesgo alto en este sentido. El semáforo covid establece que una ocupación por encima del 10% de las camas de hospital por personas infectadas supone un riesgo alto. https://www.youtube.com/embed/S2CG4zV5w78?start=57

Publicidad

Ahora mismo, ninguna región cuenta con esta situación. Las que más se acercan, rondando un 8% de ocupación, son Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana País Vasco. El nivel de hospitalización general es mucho mejor que hace un año, cuando tal día como hoy había seis CCAA en riesgo alto, a pesar de haber menos contagiados que ahora: Baleares, Castilla La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid y País Vasco.

Sin embargo, hay dos ámbitos asistenciales donde la presión se está notando desde hace días. Uno es la Atención Primaria, que ha tenido que hacer frente a toda la avalancha de contagios, leves o graves. El otro, menos comentado públicamente, son las UCI. Para que las UCI de una comunidad autónoma tengan un nivel de riesgo alto deben tener una ocupación superior al 15% de sus camas. En esta situación se hallan ahora mismo diez comunidades autónomas.Una de ellas, Cataluña, supera el 25% de ocupación, lo que la hace estar en riesgo muy alto.

Con riesgo alto se encuentran las UCI de Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco La Rioja. Así están las cosas con las vacaciones Navideñas a punto de comenzar, un período en el que todos los sanitarios prevén que aumenten los casos. 

“Lo afrontamos como podemos”

Luis Serviá, intensivista del Hospital Arnau de Vilanova, en Lleida, explica que viven un “ascenso continuado de pacientes”, hasta el punto de que ya están“generando nuevos espacios” donde poder albergarlos. “Lo afrontamos como podemos, con la necesidad de todo el mundo de descansar. La presión a la que están sometidas las UCI hace que se hayan tenido que reestructurar las vacaciones. Muchos de nosotros no vamos a coger los días que teníamos“. 

Serviá subraya que “aunque ómicron sea más leve, la gente tiene que entender que si el tanto por ciento de positivos triplica a otras fases de la pandemia, está claro que al final repercute a nivel asistencial”.

La Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) lleva desde principios de semana alertando sobre cinco factores: 

  • La elevada transmisión del virus. 
  • La pérdida parcial de la inmunidad conferida por las vacunas a partir de los cinco meses de inoculación de la segunda dosis.
  • La lentitud en la administración de la tercera dosis de la vacuna. “Según datos recientemente publicados, únicamente el 53% de la población con edades entre 60 y 70 años ha recibido la tercera dosis”.
  • La irrupción de la nueva variante ómicron, con mutaciones que la hacen altamente transmisible en sujetos inmunizados.
  • La situación específica de la UCI puede resumirse en el hecho de que el número de pacientes ingresados se ha triplicado durante las últimas 4 semanas, con una cifra actual que supera los 1.300 pacientes ingresados en todo el país (cifra de hace 4 días).

Dadas las circunstancias, los médicos de UCI pidieron a los dirigentes políticos, a dos días de la celebración de la conferencia de presidentes, que se tomasen medidas para limitar reuniones y aforos en lugares públicos, así como acelerar la inoculación de la tercera dosis. No mencionaron nada sobre el uso de mascarillas en exteriores, que ha terminado por ser la medida estrella del Ejecutivo frente a la sexta ola.

UCI