El Rey

El rey Felipe VI ha instado a todas las instituciones a ser “ejemplo de integridad pública y moral” y a “respetar y cumplir las leyes” teniendo siempre como guía “los intereses generales” de los ciudadanos, junto con sus “preocupaciones, inquietudes y problemas”. “Debemos estar en el lugar que constitucionalmente nos corresponde y asumir, cada uno, las obligaciones que tenemos encomendadas”, ha afirmado el monarca en el tradicional mensaje de Nochebuena- el octavo en su reinado- en el que la pandemia ha ocupado de nuevo un lugar esencial con una llamada clara a la “responsabilidad individual y colectiva” para “no dar pasos atrás” en esta crisis sanitaria “que tanto sufrimiento ha causado”.

El rey llama a la “responsabilidad individual y colectiva” para “no dar pasos atrás” ante la pandemia

[Mensaje del rey, en pdf.]

Publicidad

Felipe VI ha vuelto a poner el énfasis, como ya hiciera el pasado año, en la importancia de la ejemplaridad de las instituciones a las que ha pedido además “entendimiento y colaboración” y ha vuelto a apelar al “espíritu” de la Constitución en medio de una creciente crispación política: “Nos convoca a la unidad frente a la división, al diálogo y no al enfrentamiento, al respeto frente al rencor, al espíritu integrador frente a la exclusión; nos convoca permanentemente a una convivencia cívica, serena y en libertad”.

Especiales RNE – Mensaje de Navidad de S.M. el Rey Felipe VI 2021- Escuchar ahora

El rey no ha hecho referencia alguna en su discurso a su padre, el rey Juan Carlos I, que por segundo año consecutivo pasa la Navidad en Abu Dabi con constantes rumores sobre su vuelta a España, alentados por las informaciones que apuntan a que la Fiscalía del Supremo prevé cerrar en las próximas semanas sus diligencias sin abrirle causa penal, junto con el archivo por la Fiscalía suiza a la investigación iniciada en torno a una donación de 100 millones por parte de Arabia Saudí al rey emérito, comisión de la cual el rey habría hecho una donación posterior de 65 millones de euros a Corinna Larsen en 2012, cuando aún era jefe de Estado.

En el discurso de 2020 tampoco hizo una mención directa al rey emérito, aunque apeló a los “principios morales y éticos que obligan a todos, sin excepciones” y que “están por encima de cualquier consideración, de la naturaleza que sea, incluso de las personales y familiares”, en una clara referencia a Juan Carlos I.

El de este año ha sido un discurso, por tanto, centrado en resaltar el papel de las instituciones al servicio de los ciudadanos, reivindicar la Constitución -“viga maestra del progreso en España”- y lanzar un mensaje a los españoles a no desanimarse en unas segundas navidades marcadas por la pandemia con la incidencia disparada que ha obligado a nuevas restricciones. Un mensaje que ha arrancado con una mención especial a los habitantes de La Palma, a los que ha dicho que cuentan con el “compromiso” de todas las administraciones para reconstruir cuanto antes sus vidas, su economía y “sus proyectos con ilusión”. Les ha lanzado un mensaje de ánimo, y ha mostrado su solidaridad ante una situación que se alarga ya por tres meses, “tan dolorosa y difícil” que ha dejado “sin hogar y sin medio de vida” a muchos palmeros.

Los Reyes, con familias evacuadas y afectados por el volcán en La Palma.

Los Reyes, con familias evacuadas y afectados por el volcán en La Palma. Casa Real

Ha sido un discurso de poco más de 13 minutos grabado en el Palacio de la Zarzuela en la sala contigua al Salón de Audiencias y donde se ha podido ver al rey junto a las banderas de España y la Unión Europea, además de una fotografía de la princesa de Asturias y la infanta Sofía en su primer acto solas sin la presencia de los reyes junto a otras imágenes de distintos momentos de la vida de la Familia Real. En la sala donde el rey ha ofrecido su mensaje a los españoles el escenario elegido ha tenido elementos similares a los de otros años: un árbol de navidad, un nacimiento y dos libros: Constituciones Españolas, edición del BOE; y Biblioteca Nacional de España, 300 años haciendo historia, además de dos cuadros de arte contemporáneo de la colección de Patrimonio Nacional de Sarah Grilo y Albert Ràfols-Casamada.

Boletines RNE – Felipe VI apela a la unidad frente al odio en su mensaje navideño – Escuchar ahora
Llamada a la “responsabilidad individual y colectiva” ante el virus

“Estamos viendo que el virus tiene la capacidad de hacernos daño de muchas maneras. Se vuelve a transmitir muy rápidamente y, por tanto, el riesgo no ha desaparecido. Al contrario. Por ello, debemos seguir teniendo cuidado, protegernos y actuar con la mayor responsabilidad individual y colectiva. Todos tenemos que hacer lo posible para no dar pasos atrás en esta crisis sanitaria que tanto sufrimiento ha causado y a cuyas víctimas recordamos en estas fechas”, ha resaltado.

En medio de una sexta ola que está llevando a la incidencia de coronavirus a récords diarios y que mantiene ya a los hospitales en riesgo muy alto, el rey ha querido mandar un mensaje de aliento: “Un año después- y siempre con toda la prudencia necesaria- la situación es diferente”. Y, a su juicio, lo ha hecho diferente “el descubrimiento y autorización de las vacunas” y el “gran número de españoles que se ha vacunado”, así como el propio proceso de vacunación “del que podemos sentirnos especialmente satisfechos”. Ha querido de nuevo agradecer la labor del personal sanitario: “Les damos inmensas gracias, con todo nuestro apoyo y ánimo”.

El rey no solo se ha referido a la crisis sanitaria derivada de la pandemia sino a sus consecuencias “sociales, económicas y también emocionales”. Ha puesto en valor así que “la economía ha vuelto a crecer y a recuperar la gran mayoría de los puestos de trabajo que se habían visto temporalmente suspendidos” y la cifra de ocupados, ha dicho, “evoluciona a un ritmo realmente positivo”. Pero ha alertado del aumento del número de personas en situación de vulnerabilidad. “Hoy en día existe preocupación en muchos hogares por la subida de los precios, el coste de la energía o por las dificultades para encontrar un empleo estable, especialmente para los jóvenes”.
Objetivos de país: empleo “estable y digno” y “Estado del bienestar sólido”

Ante “los tiempos tan complicados que vivimos” y que “nos obligan a permanecer en alerta en un escenario de incertidumbres y contrastes”, el rey ha lanzado una pregunta: ¿qué hacer, debemos caer en el conformismo, esperando que los problemas se resuelvan por sí solos? Para contestar: “Yo creo que no. Debemos reaccionar, debemos entender y asumir las nuevas transformaciones que de manera tan acelerada estamos viviendo, tomar la iniciativa e intentar ir por delante de los acontecimientos; debemos adaptarnos a los cambios teniendo claros nuestros grandes objetivos y prioridades como país”.

En este sentido, el rey ha planteado la necesidad de una sociedad “avanzada en lo económico y social”, con “empleo estable y digno” y un “Estado del bienestar sólido”. También una sociedad que “siga impulsando la igualdad entre hombres y mujeres” y que sea “puntera en tecnología, en innovación, a la vanguardia del cambio climático y comprometida con la sostenibilidad del planeta y su equilibrio medioambiental”.
Reivindica la Constitución: “Ha sostenido nuestra convivencia frente a las crisis”

El rey Felipe VI ha aprovechado su mensaje para destacar que “el cambio profundo de España en estas más de cuatro décadas de democracia y libertad ha sido extraordinario” y se ha basado “en el esfuerzo de millones de españoles”, además del “sentido de la historia” y los “grandes acuerdos” en un proyecto de transformación que simboliza la Constitución española. “Ha sido y es la viga maestra que ha favorecido nuestro progreso, la que ha sostenido nuestra convivencia democrática frente a las crisis, serias y graves de distinta naturaleza que hemos vivido, y merece por ello respeto, reconocimiento y lealtad”.

Y tras unir el progreso de España al de una Unión Europea, reforzada- ha dicho- por su lucha contra la pandemia al asumir “compromisos muy importantes, y sin precedentes, en salud, economía y empleo”, ha destacado la “oportunidad” que suponen los fondos europeos en la modernización del país y sus empresas y en el impulso de una “economía necesariamente más digital, más verde y más inclusiva”.

“Los españoles hemos sabido cómo reacciones y sobreponernos ante las adversidades“

“El momento es difícil, desde luego, pero detenernos hoy es quedarnos atrás, es retroceder. Hay que seguir adelante porque la historia nos enseña que los españoles hemos sabido cómo reaccionar y sobreponernos ante las adversidades. Ahora se abre ante nosotros un futuro que nos exige a todos responsabilidad, voluntad de colaborar y entendernos; y necesita- ese futuro- que confiemos más en nuestras propias fuerzas como Nación”. Este ha sido el mensaje final en el cierre de su alocución, a la que ha añadido: “Con decisión, empuje y carácter, lo conseguiremos”.