Desmond Tutu

Muchos sudafricanos han comenzado a acercarse a Saint George, la catedral anglicana de Ciudad del Cabo, para dejar flores y mensajes en homenaje a Desmond Tutu, el arzobispo que luchó incansablemente contra el apartheid junto a Nelson Mandela. 

Tristeza y admiración

Premio Nobel de la paz en 1984, murió este domingo a los 90 años. Había sido hospitalizado recientemente por una infección.

Publicidad

El reconocimiento a su inmensa figura y legado inunda las redes sociales.

La Fundación Mandela lamenta en un tuit una pérdida inconmensurable.

El Dalai Lama envía sus condolencias por el fallecimiento del que también fue su amigo.

El presidente sudafricano Cyril Ramaphosa lo califica de patriota sin igual que aunó principios y pragmatismo.

Fuera de Sudáfrica

Para el presidente estadounidense Joe Biden su ejemplo traspasa fronteras.

Barack Obama lo recuerda como a un mentor y amigo, además de una brújula moral. “Nunca perdió su sentido del humor ni sus ganas de encontrar humanidad en sus adversarios”.

El presidente francés Emmanuel Macron destaca que dedicó su vida a la igualdad y los Derechos Humanos, su lucha por el fin del apartheid y la reconciliación en Sudáfrica serán recordadas, dice en su mensaje.

El primer ministro británico Boris Johnson lo describe como una figura fundamental en la lucha para la creación de una nueva Sudáfrica, haciendo hincapié en su liderazgo espiritual y su incontenible buen humor.

Este domingo, los jugadores de cricket sudafricanos han llevado un brazalete negro en señal de duelo. Se han declarado siete días de luto oficial antes de su entierro.

Dijo una vez que quería ser recordado como alguien que amó, rió, lloró,fue perdonado y perdonó.

Desmond Tutu deja esposa y cuatro hijos.