reforma laboral

El anunciado acuerdo para la reforma laboral tendrá que salvar aun los escollos surgidos entre las fuerzas que apoyan al Gobierno en el Congreso de los Disputados.

El Consejo de Ministros aprobará la reforma laboral, acordada el pasado jueves con las patronales CEOE y Cepyme, a los sindicatos CCOO y UGT, con el objetivo de que esté en vigor a comienzos de año.

Gobierno, patronal y sindicatos alcanzaron un acuerdo calificado como “histórico” por el Ejecutivo para una nueva reforma laboral que se aprobará en el Consejo de Ministros del martes, 28 de diciembre.

Publicidad

La vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, aseguró que se aprobará como real decreto-ley y confió en que no se cambie “sustancialmente” en el trámite parlamentario. Además, dijo que esta reforma era “fundamental” para que España recibiera el siguiente pago en fondos europeos por importe de 12.000 millones.

Para la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, la reforma resultante “no se trata de un retoque” de la reforma laboral de 2012. CCOO y UGT aprobaron la reforma con la unanimidad de sus ejecutivas, mientras que de CEOE trascendió la abstención de varias de sus organizaciones.

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha afirmado que su grupo no respaldará la reforma laboral pactada entre el Gobierno, la patronal y los sindicatos CCOO y UGT si no plasma la “prelación” de los convenios vascos sobre los de ámbito estatal. “Hoy por hoy, el PNV está en el ‘no'” a la reforma laboral, ha asegurado Esteban en una comparecencia ante los medios este sábado en Bilbao.

Ha indicado que el PNV entiende que hay “aspectos positivos” en el acuerdo para la reforma laboral, pero para este partido “es fundamental preservar una dinámica propia, que ya existe de facto en Euskadi, con respecto a las relaciones laborales, un marco propio“.

“No sé con quién va a sacar el Gobierno la propuesta. Ya se verá. Pero mientras no veamos solucionado este problema, no podemos dar un apoyo a la reforma”, ha incidido.

Tras indicar que en Euskadi hay una “dinámica sindical” distinta a la del resto del Estado y que las relaciones con el empresariado también son “diferentes”, el portavoz del Grupo Vasco en el Congreso ha subrayado que su partido quiere “preservar eso”, por lo que defiende la “prelación de los convenios de nivel de comunidad autónoma” sobre los de ámbito estatal.

Aitor Esteban ha destacado que el Gobierno, la patronal y los sindicatos conocen esta posición del PNV, ya que desde el principio la ha manifestado “de manera clara y rotunda”. “Probablemente quien más dificultades tenga para aceptarlo hoy por hoy sea la patronal, pero, desde luego, sin que esto esté solucionado, nosotros no vamos a apoyar la reforma”, ha agregado.

Por su parte, el coordinador de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha asegurado que su formación “trabajará conjuntamente” con ERC y, probablemente, también con otros partidos de izquierda para intentar “modificar”, mediante enmiendas durante la tramitación en el Congreso, la nueva reforma laboral que, a su juicio, es fruto de “un mal acuerdo”.

“Tremendamente decepcionada” está EH Bildu con el contenido del acuerdo alcanzado ayer entre el Gobierno central, la patronal CEOE y sindicatos de ámbito estatal, ha dicho este viernes Otegi en una rueda de prensa en San Sebastián en la que ha analizado en profundidad el consenso para reformar el marco laboral vigente.

En cuanto al “trabajo conjunto” para tratar de cambiar lo consensuado, ha anunciado que con Eskerra Republicana de Cataluña “está garantizado”, si bien cree que habrá también “otras fuerzas de izquierdas” interesadas, entre las que ha citado al Bloque Nacionalista Gallego y a Más País.

Tras reafirmarse en que EH Bildu no apoyará el nuevo marco de relaciones laborales si no supone recuperar “los derechos arrebatados”, Otegi ha anunciado que, en el trámite parlamentario que se iniciará a partir ahora en la Cámara Baja, los diputados de la coalición abertzale “plantearán, vía enmiendas, las cosas que son absolutamente necesarias cambiar”. “Estamos dispuestos a hacer lo que haya que hacer, y lo haremos en el trámite de enmiendas”, ha indicado Otegi, quien ha hecho un llamamiento a unir fuerzas a quienes comparten “interés por defender los derechos de los trabajadores”. “Hay un mes y medio o dos para modificar un mal acuerdo” y “ésta es la ambición de EH Bildu”, ha afirmado Otegi, quien ha advertido que su intención es hacerlo “desde posiciones constructivas pero dejando que claro que, en ningún caso, apoyará esta reforma tal como está redacta”.

A pesar de que no esté prevista “una derogación íntegra” de la reforma laboral anterior, el líder de la coalición abertzale ha desvinculado este asunto de su acuerdo presupuestario con los socialistas y Unidas Podemos, al afirmar que siempre que suscriben “un pacto, lo cumplimos”, y el logrado para aprobar las cuentas estatales “lo cumpliremos”.