unidad de España

Como cada año, el Mensaje de Navidad del Rey fue aprovechado como excusa por Podemos y los socios independentistas del Gobierno para lanzar sus críticas contra Felipe VI y la Monarquía. De hecho, algunos años han intentado lanzar una campaña de boicot para que no se escucharan sus palabras, mientras, en la Nochebuena llegaban a través del WhatsApp cadenas que pedían apoyar a la Institución y al Rey escuchando el discurso en la cadena pública: «Que se conecte todo Dios para que el minuto de oro se lo lleve Felipe VI. Pásalo», aunque en esta ocasión tenía que batir el récord logrado en el de 2020. Aun así, según se desprende de la encuesta de NC Report, un 68,7% asegura que vio el discurso del Monarca frente a un 31,3% que no lo hizo. Los grupos de mayor edad fueron, en un 81,1% los que más pendientes estuvieron del tradicional Mensaje.

Encuesta NC Report sobre el discurso de Navidad del Rey. Infografía
Encuesta NC Report sobre el discurso de Navidad del Rey. Infografía FOTO: Teresa Gallardo

La Casa de S. M. el Rey ha tenido este año que resolver una complicada papeleta. Por un lado, el goteo de titulares provocados por las especulaciones sobre cómo será su posible regreso de Juan Carlos I de Emiratos, además de la conveniencia de hacerlo o no. También han tenido que aguantar la presión de algunas causas, como la de la investigación contra el exmonarca –cerrada por el Fiscal de Suiza– por un presunto delito de blanqueo de capitales por la supuesta donación de 65 millones de euros que le hizo en 2012 a Corinna Larsen y que podría provenir del cobro de comisiones ilegales por la adjudicación del AVE a La Meca. Además, aún tiene un próximo frente judicial en enero. Todo ello dio más leña a los socios del Gobierno en su estrategia de desgastar la Corona como paso previo a la consecución de su objetivo confeso de tumbar el sistema constitucional en España. De hecho los socios de Sánchez lo largo del año registraron varias peticiones de comisiones de investigación sobre «presuntas irregularidades y posibles delitos fiscales» cometidos por el Rey Juan Carlos I, sin embargo, la Mesa del Congreso las frenó recordando que no procedía su admisión a trámite, teniendo en cuenta la posición institucional de la Jefatura del Estado en el marco constitucional y, especialmente, lo dispuesto en los artículos 56.3 y 65 de la Carta Maga así como la interpretación que a este respecto se ha hecho por la jurisprudencia del Tribunal Constitucional y los precedentes existentes en la Cámara.

Por ello, el 65,5% de los encuestados considera que el Mensaje del Rey tenía más interés con respecto a otros años frente a un 29,6% que no lo valora así. De nuevo, los más mayores, en un 74,7% son los que así lo consideran con un mayor respaldo.

Publicidad

El 72,2% de los ciudadanos ve a Felipe VI como una garantía para la unidad de España

Don Felipe no hizo ninguna alusión expresa a la situación del Rey Juan Carlos I. Algunos partidos reprochan que Felipe VI no abordara el asunto de su padre a quien, desde Podemos le achacan «graves asuntos de corrupción», mientras ERC reivindicó los valores republicanos y tildó las palabras del Monarca como «discurso vacío». Sin embargo, la opinión de los socios de Gobierno de Pedro Sánchez no coincide con la de los encuestados que en un 80,1% valoran el Mensaje de Felipe VI como «positivo» mientras solo un 14,7% cree lo contrario. De nuevo, los grupos de más edad, en un 83,7% son los que vieron más acertadas sus palabras, muy seguido de los grupos de mediana edad que abarca la franja de los 35-54 con un 80,3%.

Garante constitucional

El título II de la Constitución española, que hace alusión a la Corona, indica que el Rey es el Jefe del Estado, «símbolo de su unidad y permanencia» y destaca que «arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones». Don Felipe dedicó una parte central de su discurso a hacer una encendida defensa de la España constitucional al tiempo que exigió lealtad a la Carta Magna y a lo que representa además de demandar «respeto» institucional, recordando que todas las instituciones tienen que dar ejemplo de «integridad pública y moral». Llamó a estar «en el lugar que constitucionalmente nos corresponde; asumir, cada uno las funciones que tenemos encomendadas; respetar y cumplir las leyes. Además, presidiendo la Sala había una Constitución española que se podía ver al lado derecho del Monarca.


Un 65,5% estima que el Mensaje de Navidad tenía un mayor interés con respecto a otros años

Según se desprende de dicha encuesta, del total del censo preguntado, vieran o no el discurso, el 72,2% de los ciudadanos considera que Don Felipe es «garantía» para la unidad de España mientras que un 23 % no lo ve así. El grupo de mayor de edad, con un 82,2% son los que más valoran este papel constitucional del Monarca.

De hecho, en pos de esa unidad, el Rey puso en valor la importancia del «entendimiento y la colaboración» como «actitudes necesarias que dignifican las instituciones» instando, incluso a llegar a consensos a pesar de la diferencia de opinión porque ello, dijo da garantía de «una mayor estabilidad, mayor bienestar en los hogares y tranquilidad a las familias ante su futuro».

Conexión con la sociedad

El Mensaje del Rey de este año cambió de Sala, buscó transmitir una Monarquía moderna, cercana, que apoya a los jóvenes y que está al lado de los ciudadanos. Por eso, este 2021, el Rey apostó en su discurso de Navidad dando prioridad a una estética y escenario más luminoso que de costumbre. Además, trató de demostrar que está pegado al terreno y mostró su preocupación por los temas que afectan a los españoles con referencias al volcán de La Palma, y los temas sanitarios, económicos, y sociales; lanzando un mensaje de esperanza para el futuro, instando así a los españoles a no dejarse llevar por el pesimismo de la situación difícil que nos toca vivir. Quiso ser revulsivo de fuerza instando a los españoles a «adaptarse al cambio» y animándolos a desempeñar un «papel esencial» en estos tiempos recordando que todos ellos forman una sociedad «fuerte, responsable y enormemente solidaria».

Su papel de cercanía y comprensión con los problemas reales que afectan a los ciudadanos es valorado también por los encuestados que en un 70,4% consideran que el Monarca sabe conectar con la sociedad española. Mientras, un 24,5% no lo estima así. De nuevo, los grupos de mayor edad, en un 82,9% son los que más aprecian esa conexión de Felipe VI con su pueblo.