de la pandemia a la endemia

Ómicron parece que ha llegado para crear aún más incertidumbre, disparar los casos de contagios, implantar de nuevo las mascarillas en exteriores y marcar un antes y un después en la pandemia. Según varios expertos, ómicron podría poner fin a la pandemia para dar la bienvenida a la endemia

A pesar de seguir batiendo récord diarios de contagios que ha hecho que el número de personas afectadas en España por covid-19 supere los seis millones desde el comienzo de la pandemia (6.032.297), es posible que esté cerca un estado postpandémico en el que vivamos con el coronavirus como lo hacemos con las diversas variantes de la gripe y otros virus. 

Así lo manifiesta a THE OBJECTIVE el médico internista Miguel Marcos, que señala que «estamos probablemente en la transición de la pandemia a la endemia», entendiendo pandemia como una infección descontrolada en todo el mundo y endemia como «la presencia de un número de casos más o menos estable cada año o en un periodo de tiempo». 

Publicidad

Periodo transitorio

En primer lugar, los expertos consultados por este periódico hacen hincapié en que estamos «mucho mejor» que el año pasado porque el riesgo individual en vacunados de tener covid grave o fallecer por esta enfermedad «es mucho menor». Los datos así lo avalan. Con una incidencia acumulada que supera los 1.400 casos, la ocupación de las UCIs es del 18,2 %, mientras que en planta el porcentaje de camas ocupadas por covid se sitúa en el 7,7%.

«En las otras olas lo que nos ha marcado es la gran cantidad de pacientes en UCI o con necesidad de soportes respiratorios porque tenían afección pulmonar importante; en esta ola, ya sea por las vacunas, ya sea porque la variante es menos virulenta, no lo estamos viendo», señala el Dr. Miguel Marcos, que hace hincapié en la efectividad de las vacunas que han hecho que a pesar del elevado número de casos, estos no repercutan en casos graves, lo que podría marcar el paso a esa transición y el comienzo de la normalización.

Y es que mientras los contagios crecen en los últimos siete días de forma notable, la gravedad de estos no lo hace de forma paralela. Por ello, los datos de hospitalizaciones e ingresos en UCI no han tenido una fuerte subida, como sí ha ocurrido con las nuevas infecciones.

En cuanto a los fallecimientos por covid-19, en 2020, cuando las vacunas eran todavía un sueño lejano, murieron por coronavirus 60.358 personas en España, según la estadística de mortalidad del Instituto Nacional de Estadística (INE). En diciembre, con la llegada de la sexta ola y la variante ómicron, la cifra de muertes por covid, atendiendo a los datos del Ministerio de Sanidad, es de 1.279. 

No obstante, en este giro de guión previo a Navidades, los expertos consultados hacen énfasis en la necesidad de seguir usando mascarillas, mantener las distancias y si hay cualquier síntoma de enfermedad, por leve que sea, lo responsable y obligado es quedarse en casa.

El fin del aislamiento, como fin de la pandemia

El doctor F. Perry Wilson, investigador clínico de la Facultad de Medicina de Yale, establece el fin de la pandemia cuando dejen de aislar a los infectados por covid-19. Para el investigador, en algún momento, las restricciones en el mundo deberán levantarse: «Necesitamos ganar tiempo. Pero, en un par de meses, a medida que omicron mengüe, debemos pensar si aislar a los infectados sigue siendo apropiado», ha escrito en un hilo en Twitter. 

Una teoría que apoya el experto consultado por THE OBJECTIVE, que señala que si realmente se confirma lo que estamos viendo –expansión rápida de casos, pero leves (el 60% de los portadores de ómicron no presentan síntomas)– «quizá no haya que hacer todas las medidas que estamos haciendo». «Si tenemos contagiada al 10% de la población, no puedes confinar al 30%, lo hicimos en marzo de 2020 porque la gravedad de la enfermedad era enorme, pero ahora no se justifica», explica Marcos, que asegura que el paso de pandemia a endemia será «progresivo» y de la mano de «un conjunto de cambios» graduales que irán simplificando la enfermedad y que nos hará tratarla y manejarla como tratamos a otras enfermedades. 

Por su parte, el médico internista aclara que el considerar una enfermedad como endémica no significa que sea menos grave, «sino que la podemos controlar mejor». 

¿Cómo será la realidad cuando acabe la pandemia?

Los expertos matizan que no habrá un día en el que digamos «ya está, ya no hay pandemia», porque, como hemos comentado, será un periodo transitorio en el que «se irán haciendo un progresivo levantamiento de las restricciones».

«Se irán levantando medidas progresivamente», aclara el internista, que recuerda que –pese al pesimismo de muchos– «si comparamos la situación actual con 2020 no tiene nada que ver. Tenemos los restaurantes abiertos, se permiten las reuniones en interiores…. Quizá el invierno próximo se seguirán recomendando las mascarillas en interior, y en residencia y hospitales deberíamos de llevarlas más tiempo», aconseja. «Sin embargo, tendremos una respuesta más sensata de acuerdo a lo que vayan haciendo otros países», matiza, asegurando que cuando pase esta sexta ola «viviremos un periodo tranquilo y prolongado en el que no habrá una explosión de casos», sin embargo, la gran duda es si tendremos nuevamente picos, en qué momento y cómo de graves serán las nuevas variantes.

Sobre esta última cuestión Miguel Marcos opina que «lo más probable es que tiendan a ser menos virulentas», además, recuerda optimista: «Las nuevas variantes nos pillarán con más inmunidad ya sea por vacuna o por infecciones previas». 

De esta forma, con cautela, pero con optimismo, parece que la variante ómicron es un paso que nos acerca más al fin de la pandemia y al comienzo de la normalización.

de la pandemia a la endemia