Rambo Gallego

En agosto del año 1996, durante las fiestas de San Roque, Alfredo Sánchez Chacón, conocido popularmente como el ‘Rambo Gallego’, mató a un joven de 24 años de un disparo. Previamente, había mantenido una discusión con la víctima y por este crimen, fue detenido en marzo de 1997. Durante el tiempo de espera para el juicio, Sánchez Chacón protagonizó una fuga de la prisión de Vigo de película. Los presos simularon una pelea para despistar a los trabajadores de la prisión, mientras que el delincuente empleó una sabana para descolgarse por las paredes de la cárcel. Huyó a Portugal y pudo esconderse de las autoridades hasta 2002, cuando por fin tuvo que enfrentarse al juicio por el asesinato del joven, en el que fue condenado a 17 años de prisión. 

Hasta marzo de 2021, el ‘Rambo Gallego’, con 63 años, se encontraba en la cárcel de Monterroso, en Lugo, donde cumplía condena por el asesinato de San Roque. Y fue en marzo cuando Chacón volvió a protagonizar una fuga, esta vez tras un permiso de tres días que le habían concedido. Tras no aparecer y estar dos semanas en paradero desconocido, se decretó una orden de busca y captura. 

Robos de alimentos y herramientas

Desde entonces, el fugitivo se escondía en bosques de Fragas do Eume, en La Coruña. Varios testigos aseguran haberle visto robar comida en una tienda de la zona. Incluso a finales del pasado agosto, distintos vecinos de Ombre, en Pontedeume, detectaron varios robos de alimentos y herramientas en sus domicilios. Al menos catorce viviendas fueron asaltadas, lo que levantó una gran preocupación entre ellos.Los afectados pusieron el foco en una vivienda de la zona, propiedad de una mujer inglesa que llevaba dos años sin aparecer por ahí. La casa, además, había estado ocupada ilegalmente durante unos días. A su vez, centraron sus sospechas en un hombre de unos sesenta años con una importante cojera, que muchos vecinos habían visto a deshoras por la zona. 

Publicidad

El pasado jueves volvió a saltar la alarma, después de que un cazador de la zona asegurara haberle reconocido en una tienda de campaña en las profundidades de un bosque. Inmediatamente avisó a la Guardia Civil, pero cuando se personaron en la zona, no había rastro ni del fugitivo, ni de la tienda de campaña. Además, unos niños aseguran haberle visto, incluso afirman que el fugitivo les saludó, por lo que la Guardia Civil montó un dispositivo de búsqueda con ayuda de cámaras nocturnas. Varios vecinos confirman la presencia de un helicóptero sobrevolando la zona aquella noche. Mucho esfuerzo para poca recompensa, ya que el fugitivo sigue sin ser detenido.

Alfredo Sánchez Chacón es un conocido exmilitar, antiguo miembro de la Legión y de las Fuerzas Especiales del Ejército. Es un experto en supervivencia, como lo acreditan sus largas fugas y su capacidad de supervivencia en los bosques y de huida cuando aparecen las autoridades. Las autoridades esperan dar con el paradero del delincuente, quien debía permanecer en prisión hasta agosto de 2025.

Rambo Gallego