impuestos

La llegada del año nuevo trae de la mano la entrada en vigor de los nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE) aprobados el pasado mes de octubre. Sin embargo, ya han sido diferentes organismos como la Comisión Europea o el Banco de España, entre otros, los que han tumbado las perspectivas de recuperación económica del Gobierno de España, lo que pondría en peligro los pilares de estos Presupuestos. De hecho, a pesar de que la economía española no ha recuperado aún su nivel prepandemia, en las cuentas públicas se prevé una gran recaudación tributaria gracias al aumento de ciertos impuestos que estrenan subidas desde el 1 de enero. Además, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se ha fijado como objetivo que la reforma fiscal que prepara el Gobierno aumente de nuevo la contribución tributaria de capitales y empresas.

Impuesto sobre Sociedades

Este impuesto es uno de los que aumenta en 2022, según los Presupuestos Generales del Estado. El libro amarillo incluye un tipo mínimo del 15%, que se aplicará sobre la base imponible, adelantándose al acuerdo firmado por 136 países de la OCDE, que pactaron impulsar este impuesto para las multinacionales en 2023. Este tributo, según se fijó el pasado 2016, tiene un tipo nominal del 25% (a excepción de banca y petroleras que asciende hasta el 30%), mientras que con esta medida se pretende garantizar que las grandes empresas no tributen de manera efectiva por debajo del 15%. La nueva tasa mínima en Sociedades tendrá un impacto de unos 50 millones de euros en la recaudación. No obstante, desde la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf) advirtieron que esta subida tendrá repercusiones negativas de forma generaliza tanto en la creación de empleo como en la inversión en I+D+i.

IRPF

La declaración anual de IRPF de 2021 que se presentará hasta el próximo mes de junio incorporará los efectos de la subida de los tramos más elevados de las rentas del trabajo y del capital que se incluyeron en los PGE de 2021. La subida del impuesto sobre la renta afectará a los patrimonios más altos con unos 36.000 contribuyentes en el punto de mira, un 0,17% del total. En este sentido, para las rentas del trabajo a partir de los 300.000 euros, la subida será de dos puntos porcentuales para el nuevo tramo, hasta el 47%. Para las rentas de capital y ahorro superiores a 200.000 euros, la subida será de tres puntos, hasta el 26%.

Publicidad

Impuesto de Matriculación

Finalmente, el Gobierno no ha cedido a las peticiones de los fabricantes e importadores de automóviles y, a partir de este 1 de enero el impuesto de matriculación se incrementará según las emisiones de los motores, lo que supondrá un aumento importante en el precio de adquisición de un automóvil nuevo. Si tomamos la factura de un coche de unos 30.000 euros, el aumento del precio final puede oscilar entre los 1.500 y los 3.000 euros. Con las nuevas tarifas de este impuesto, reguladas según el nivel de emisiones a la atmósfera, los que emitan entre 121 y 159 gramos por kilómetro de CO2 pagarán un 4,75% sobre su factura final; entre 160 y 199 gramos, un 9,75% y por encima de 200 gramos, un 14,75%. Hay que recordar que el automóvil ya paga en adquisición de nuevo el 21% de IVA y que este impuesto de matriculación ha sido eliminado por casi la totalidad de los países de la UE.

Planes de pensiones

Los Presupuestos significan una rebaja sustancial a la cantidad máxima que pueden desgravar quienes tuvieran un plan de pensiones, pasando de una aportación máxima deducible de 2.000 euros a 1.500 euros. Se trata del segundo hachazo que sufren estos planes, cuyo límite de deducción ya pasó de 8.000 a 2.000 euros con los Presupuestos del año pasado.

Autónomos

Las cuotas que pagan los autónomos a la Seguridad Social se elevarán aproximadamente entre 5 y 21 euros al mes desde el 1 de enero, dependiendo de la base por la que coticen. La base mínima de cotización de los autónomos pasará a ser este año de 960,60 euros mensuales, frente a los 944,40 euros anteriores, en tanto que la base máxima se incrementará desde los 4.070,10 euros a 4.139,4 euros. Sumando el incremento de tipos de cotización que tendrán que afrontar los autónomos, del 30,3% al 30,6%, la cuota mínima que deberá pagar el colectivo en 2022 será de 293,94 euros al mes, casi 60 euros más al año que en 2021, o lo que es lo mismo, 4,96 euros más al mes.