hundimiento de TVE

Las campanadas bien pueden servir como resumen del año de RTVE. La 1 marcó en el último programa de 2021 un 23,9% de cuota de pantalla que se traduce en 4,8 millones de espectadores, casi nueve puntos menos que en 2020. Por su parte, Antena 3 lideró la noche con un 37,9% de share y 7,5 millones de audiencia. Nunca hasta ahora la pública había cedido el liderato en esta franja.

Tampoco había firmado la cadena pública jamás un 8,8% de cuota de pantalla en el acumulado anual, ni había pasado 12 meses sin superar la barrera del 10%, ni el grupo RTVE al completo había cosechado un 14,4% de share. Todos esos datos negativos los ha sumado la televisión estatal en 2021, donde se ha situado en sus mínimos históricos, según las cifras de audiencias de Barlovento Comunicación.

El 26 de marzo, José Manuel Pérez Tornero asumió la presidencia de un ente público que había arrancado el año con un 9,8% de cuota de pantalla -acabaría siendo su mejor dato del año-; dos meses después de la llegada de Pérez Tornero, ya estaba en el 8,7%, y los tres siguientes meses seguiría cayendo hasta el 8,1% que marcaría el suelo anual en el mes de junio.

Publicidad

Durante ese tiempo, el presidente de RTVE ha insistido en pedir «un cambio» en las métricas de las cadenas y ha dudado de su validez al omitir espectadores potenciales fuera del horario en directo. Pero la realidad es que los datos en la segunda mitad del año tampoco han acompañado a La 1 y ésta apenas ha sobrepasado el 9% de cuota de pantalla en los tres últimos meses del año: 9,1%, en octubre; 9,4%, en noviembre y 9%, en diciembre. Cerrando, además, el año con su peor dato en las Campanadas presentadas por Anne Igartiburu y Jacob Petrus ante la ausencia a última hora por un positivo en Covid de Ana Obregón.

Además, estos datos sitúan a la cadena y al ente públicos muy lejos de sus competidores privados: Mediaset y Atresmedia. Telecinco, que ha cerrado como líder el año por décima vez consecutiva, acumula un 15% de share y Antena 3 suma un 13,8%, ambos muy distanciados de la pública, a la que aventajan en seis y cinco puntos, respectivamente.

Lo mismo sucede en la batalla de grupos, donde el 14,4% de RTVE supone casi la mitad del porcentaje que acumulan Mediaset (28%) y Atresmedia (27,3%).

De hecho, con el conjunto de datos anuales, La 1 está acechada de cerca por las televisiones de pago y las autonómicas en audiencia. Las primeras han acumulado su mejor dato histórico con un 8,6%, a sólo dos décimas de la pública, mientras que las segundas se sitúan con un 8,3%, su mejor resultado desde el año 2013. 

Si el registro de espectadores de la última noche del año es sintomático del hundimiento que ha sufrido en 2021 La 1, también lo es del cambio de tendencia que se ha experimentado en la segunda mitad del año en el liderazgo por cadenas. Antena 3 dominó durante la retransmisión de las uvas con Alberto Chicote y Cristina Pedroche, llegando a congregar en el minuto de oro (23.59 horas) 7.798.000 espectadores.

En los últimos seis meses del año, la cadena principal de Atresmedia se apuntó cuatro de los seis liderazgos de audiencias que Telecinco había dominado en el primer semestre y en el año previo. El canal de Mediaset marcó en el mes de julio, coincidiendo con la emisión de la fase decisiva de la Eurocopa -de la que tenía los derechos- su mayor diferencia con Antena 3: 17% frente a 15,1%.

A partir de ese momento, Telecinco sólo recuperó el liderazgo en el mes de octubre. De hecho, en diciembre, Antena 3 cosechó su máxima diferencia con respecto a su principal perseguidor con seis décimas de diferencia (13,8% frente a 13,2%). Aún así, la cadena de Mediaset se ha mantenido como líder global de 2021.

Esta expansión de Antena 3 viene sustentada fundamentalmente en los dos puntos que ha crecido con respecto a 2020 gracias al trío que conforman Pasapalabra, los servicios informativos y El hormiguero. Los informativos de la cadena de Atresmedia acumulan 2,4 millones de espectadores y un 19,2% de cuota de pantalla. Al mediodía, Sandra Golpe cuenta con su mejor dato de share en 14 años, mientras que el de Vicente Vallés en la edición vespertina es el programa de información más visto de la televisión con sus mejores resultados en 14 años (20,5% y 2.8 millones de espectadores).

Además, Pasapalabra se asienta como el programa diario más visto de la televisión (23,2% y 2,7 millones). El Hormiguero también es líder en el prime time con 2.653.000 espectadores y un 16,2% de cuota de pantalla, que impulsan series nocturnas como Mi HijaMujer Infiel.

Por su parte, las franjas matinales y vespertinas están dominadas por Telecinco. En las mañanas, la cadena de Mediaset se apunta un 15,9%; en las tardes, un 16,4%.

Peor dato histórico de Cuatro y caída de La Sexta

En la batalla de las cadenas secundarias de Atresmedia y Mediaset, la victoria en 2021 ha vuelto a inclinarse hacia el lado del grupo de San Sebastián de los Reyes. La Sexta suma una cuota de pantalla media del 6,4%, que le permiten superar a su rival directo por octavo año seguido, pese a perder en el cómputo global seis décimas con respecto al año anterior. Por su parte, Cuatro, que pierde una décima porcentual en la comparativa con 2020, se anota un nuevo mínimo histórico con un 5,3% de ‘share’. La 2 sólo puede llegar al 2,9%.

hundimiento de TVE