liberar etarras

Desde que el pasado 20 de octubre, Arnaldo Otegi relacionara la salida de los etarras de la cárcel con la aprobación de los presupuestos, muchos datos confirman que todas las críticas recibidas por el líder de EH Bildu no son más que un intento de tapar lo evidente. Existe una hoja de ruta para excarcelar a los presos de ETA.

La última prueba se conoció este lunes cuando El Confidencial publicó una conversación entre presos de ETA y el ex político y portavoz de la plataforma de apoyo a los presos etarras, Sare, que es el movimiento organizador de todos los actos que se están celebrando estos días en el País Vasco y Navarra y que culminarán este sábado con decenas de manifestaciones en los municipios al mismo tiempo. Esa conversación, parece evidenciar que se están dando contactos, sobre todo, con el Gobierno vasco.

Definida con nitidez

En el acto celebrado el pasado día 31 en Pamplona, el portavoz de Sare en Navarra, Mikel Mundiñano, afirmó que «no es pequeño el avance que supone el haber conseguido mover la losa de una política basada en el alejamiento y la excepcionalidad», pero «no es un avance caído del cielo, sino fruto del empuje social y la búsqueda paciente de consensos«, y subrayó que ahora «la hoja de ruta pendiente está definida con nitidez».Esa hoja de ruta, denominada Zuzen Bidean (derecho en el camino, en su traducción literal del euskera) lleva en la carpeta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, desde el mismo momento en que asumió la presidencia del Gobierno en junio de 2018. Una hoja de ruta que ya tuvo y rechazó el anterior presidente, Mariano Rajoy. Pero la dependencia de Pedro Sánchez tanto del PNV como de Bildu hizo que se pusiera en marcha y se esté cumpliendo a rajatabla.

Publicidad

Competencias, presos y a la calle

El primer punto de la hoja de ruta es la transferencia de la competencia de la competencia penitenciaria. Se llevó a cabo el pasado 1 de octubre y permite que sea el Gobierno vasco quien dictamine el paso de grados, se concedan permisos, etc…

Para que los presos de ETA dependan del Gobierno vasco tienen que ser trasladados al propio País Vasco. Hasta ahora el Gobierno de Pedro Sánchezse ha dedicado a ir acercando a los presos. Desde el pasado mes de julio, ningún preso está más allá de Madrid. Desde el mes de octubre, los presos que habían sido acercados a las comunidades próximas al País Vasco están siendo trasladados a las cárceles vascas. Incluso de prisiones tan próximas como la de Logroño, que se encuentra apenas a unos pocos kilómetros del País Vasco. Pero claro, en Logroño no rige la política penitenciaria del Gobierno vasco.

De hecho, tal y como informó la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) la mitad de los presos de ETA ya se encuentran en las cárceles del País Vasco o Navarra.

Una vez transferidas las competencias y con los presos en las cárceles vascas, el siguiente paso es buscar su salida de la cárcel. Para este paso, como ya informó El Debate, se establece una «agencia de colocación de presos». De esta forma, los etarras que hayan cumplido la mitad de la condena podrán acceder al tercer grado, es decir, que solo tendrán que acudir a la cárcel para dormir. Y la mejor forma de acceder al tercer grado es a través de un puesto de trabajo.

El papel de Bildu

Pero, Bildu también entra en la conjugación. Los votos de Bildu fueron fundamentales para el éxito de la moción de censura que puso a Pedro Sánchez en la Moncloa y están siendo fundamentales para aprobar los Presupuestos que sostienen al PSOE y Podemos en el Ejecutivo.

Sabido es que el objetivo de Bildu es sacar a los etarras de la cárcel, no solo aportarles beneficios penitenciarios. La propia coalición abertzale, a través de Sortu, su principal partido y sustento, se encarga de dar puestos de trabajo a presos que salen de prisión. En la mente de todos están las comparecencias de Kubati, asesino de 13 personas, en nombre de Sortu. Y ahora ha introducido al último líder de los terroristas, David Pla. Primero en la sede de Sortu en Pamplona y ahora en la dirección «nacional» del partido.

Y ya nadie duda de que Bildu aprovechará esa dependencia que tiene Sánchezpara maniobrar en favor de los etarras. Porque nadie se cree que conseguir que se vea ETB3 en Navarra, donde ya se veía en el 80 % del territorio, no es pago suficiente para aprobar todos unos Presupuestos Generales del Estado. 

De momento, ya está tratando de cambiar el Reglamento Penitenciario y el Código Penal para beneficiar a los terroristas, tal y como adelantó El Debate. Y para ganar favores con los que posteriormente poder presionar, la formación abertzale ya permitió aprobar los Presupuestos del País Vasco presentados por PNV y PSE.