cuarentena

La Comunidad de Madrid ha emitido este miércoles nuevas instrucciones a los centros educativos para la vuelta a las aulas el 10 de enero, según las cuales los alumnos de hasta 12 años que hayan sido contacto estrecho de un positivo no tendrán que guardar cuarentena, sea cual sea su situación vacunal.

Así lo recoge la última actualización del Protocolo de actuación ante la aparición de casos de covid-19 en centros educativos de la Comunidad de Madrid, publicada por la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, y de aplicación desde el 5 de enero de 2022.

Publicidad

“Todos los contactos estrechos de educación infantil y todos los contactos estrechos de educación primaria, tanto de los grupos de convivencia estable (GCE) como de los grupos no organizados como GCE, estarán exentos de cuarentena, independientemente de su estado vacunal“, según estas instrucciones.

Con ello, la Comunidad de Madrid se desmarca, respecto a esta franja de edad en concreto, de las demás comunidades autónomas, aunque mantiene las cuarentenas para los alumnos de más de 12 años que hayan sido contacto de un positivo.

Así, los escolares “de más de 12 años, el profesorado y otro personal del centro que sean contactos estrechos no vacunados o con vacunación incompleta, realizarán cuarentena durante los 7 días posteriores al último contacto con un caso confirmado”, añaden las instrucciones remitidas a los centros educativos.

Se considerará contacto estrecho a los alumnos pertenecientes a un grupo de convivencia estable (GCE) o los alumnos, profesores y trabajadores de un centro que hayan estado a menos de dos metros de distancia durante un tiempo de más de 15 minutos sin llevar puesta la mascarilla y en un lugar cerrado.

Las personas diagnosticadas de covid mediante prueba diagnóstica de infección activa (PDIA) no deben acudir al centro y deben permanecer en aislamiento hasta trascurridos 3 días desde que hayan desaparecido los síntomas y hasta 7 días desde el inicio de los síntomas.

En un anexo dirigido a las familias se indica que si el alumno que haya sido considerado contacto estrecho “puede seguir acudiendo al centro y realizar las actividades habituales, extremando las medidas de prevención y vigilando la aparición de síntomas“.

Estos síntomas son fiebre, tos o dificultad respiratoria u otros como alteración del gusto, del olfato, dolores musculares, diarrea, dolor torácico o dolor de cabeza.

Si estos síntomas aparecen, el alumno deberá permanecer en su domicilio y contactar telefónicamente con su centro de salud o con el 112 los fines de semana y festivos, según el escrito.

MANEJO DE POSIBLES CASOS POSITIVOS

Las instrucciones que se han hecho llegar a los colegios e institutos de la región también incluyen cómo deben actuar ante un posible caso positivo y se adjuntan los modelos de notas informativas que se deben hacer llegar a las familias ante cualquier sospecha de contagio.

Ante una persona que desarrolle síntomas de Covid-19 en los centros educativos se le colocará una mascarilla quirúrgica, se le llevará a un espacio separado y se contactará con el coordinador Covid.

El acompañante del caso sospechoso tendrá que llevar una mascarilla FFP2 y si el que tiene síntomas no lleva mascarilla por ser menor de 6 años o por tener problemas respiratorios, el que acompañante tendrá que ponerse además pantalla facial y una bata desechable.

En el caso de los alumnos se contactará con sus familias para que acudan a recogerles y llamen a su centro de atención primaria.

Los trabajadores del centro con síntomas, tendrán que dirigirse a su casa y contactar por teléfono con el centro sanitario que le corresponda.

Cuando haya un grupo con tres o más casos con infección activa en los que se haya establecido un vínculo epidemiológico, podrá tratarse de un brote.

En este caso el coordinador Covid-19 del centro deberá proporcionar a la Dirección General de Salud Pública la lista de casos para que valore la situación y qué medidas se deben tomar.

El Gobierno critica a Madrid: “No se ajusta a la lealtad institucional”

cuarentena

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha reprochado este miércoles a la Comunidad de Madrid que haya cambiado el criterio de cuarentenas en el ámbito educativo, cuando este martes no se acordó ningún cambio con respecto a este tema entre el Gobierno y las comunidades autónomas.

La Comunidad de Madrid no se ajusta a la lealtad institucional cuando hay un foro multilateral en el que se adoptan decisiones conjuntas para dar una respuesta de país ante unas circunstancias como estas”, ha señalado Rodríguez, que critica en una entrevista para ‘laSexta’ que la Comunidad de Madrid “sale por la tangente”, en “una dirección distinta”.

La portavoz del Ejecutivo ha subrayado que, al margen de las medidas que vaya a tomar Madrid, lo “relevante” es que ayer “se adoptó una decisión conjunta”. “Vamos todos a una, como hemos hecho hasta ahora”, ha recalcado Rodríguez, que asegura que “estar juntos” y “unidos” ha sido precisamente la “gran fortaleza” del país para dar una respuesta conjunta a la pandemia. “Y en este caso, también a la relación de la pandemia con las aulas, que ha sido una elección de éxito la que hemos mantenido hasta ahora en las aulas españolas, manteniendo la presencialidad, que es también una garantía de igualdad de oportunidades”, ha concluido.

Durante la reunión conjunta de este martes entre Sanidad, Educación y Universidades con las comunidades autónomas, se decidió mantener en el ámbito educativo las cuarentenas generales que se aplican para toda la población cuando se da positivo en Covid-19, es decir, de 7 días, y que los contactos estrechos vacunados estaban exentos de hacerla.

El consejero de Educación, Universidades y Ciencia y portavoz del Gobierno, Enrique Ossorio, calificó ayer de “paripé” la Conferencia Sectorial de Educación y criticó la falta de medidas y propuestas. Así, reprochó no entender el objeto de esta reunión, ya que “los ministerios no han propuesto ningún documento para debatir, ni cambio de protocolo y no han puesto encima de la mesa ninguna novedad”.

137.180 nuevos positivos

España registra el segundo pico más alto de contagios de toda la pandemia con 137.180 nuevos positivos en la víspera de la festividad de los Reyes Magos, con una incidencia que escala 141 puntos, hasta los 2.574 casos, y con más ingresados en los hospitales (13.359) que en las dos olas precedentes, cuando los registros máximos apenas superaron los 10.000 pacientes.

Los datos del Ministerio de Sanidad sobre la pandemia ponen de manifiesto que este registro se alcanza tras el récord de 161.688 casos del pasado jueves (el mayor desde el inicio de la pandemia), mientras que el miércoles fueron 101.760 y el martes 99.671.

De los casos reportados por las comunidades en el último día, 83.334 han sido diagnosticados en las últimas 24 horas, mientras que la tasa de positividad por prueba para la detección de la infección en la población continúa escalando cada día y alcanza ya el 30,9%, muy por encima de los recomendado por la OMS.

La ocupación media nacional en planta de hospitalización es del 10,9% (11.147 pacientes) y en las unidades de cuidados intensivos alcanza el 21,5%, con 2.212 ingresados graves. Se han notificado 148 fallecidos por covid-19 en el último día, aunque la tasa de mortalidad ha bajado en el mes de diciembre del 1,7% al 1,3 %.

Cataluña (40,2%), País Vasco (30%), Castilla y León (29,1%), Aragón (29,5%), la Comunidad Valenciana (24,8%) y la Comunidad de Madrid (24,7%) y Baleares (23,5%) son los territorios con la mayor presión en sus UCI.

INCIDENCIA POR COMUNIDADES

En Navarra (6.422) y País Vasco (4.959) la trasmisión despunta a ritmo descontrolado y en mayor incidencia le siguen Aragón (4.213), Castilla y León (3.761), La Rioja (3.012), Cataluña (2.922) Extremadura (3.186) o la Comunidad de Madrid (2.667), en donde apenas ha variado la incidencia en el último día.

Baleares ha registrado este miércoles el segundo récord consecutivo de casos de covid-19 diagnosticados en un solo día desde que empezó la pandemia, con 3.993, después de los 3.607 detectados la víspera.

Castilla y León ha notificado 11.277 casos para sumar 438.298 desde el inicio de la pandemia, mientras que Murcia, con 5.008, también arroja el dato más alto.

La Comunidad Valenciana ha consignado 12.043 nuevos positivos y 24 muertes, la tercera cifra diaria más alta en casi dos años.

Se suma a estos picos máximos Aragón (6.739 casos nuevos, 1.205 más que la jornada anterior) o Cantabria (1.853).

El Gobierno de la Comunidad de Madrid también ha manifestado que observa “una ralentización” en el número de casos y que la región previsiblemente alcanzará en breve “el pico de contagios” de esta sexta ola, pero advierte de que todavía quedan una semana o dos de incremento en la hospitalización.

La Generalitat catalana ha pronosticado que la curva epidémica en Cataluña ha empezado a descender, aunque ha aclarado que habrá que esperar unos días para saber si se consolida una disminución de casos, con una velocidad de transmisión que se ralentiza y un riesgo de rebrote aún altísimo, pero que va a la baja.

Otros territorios como Andalucía han notificado 7.388 contagios en 24 horas, la cifra más baja en las últimas dos semanas.