Garzón

Es la entrevista de la polémica. La concedida por el ministro Alberto Garzón en el periódico británico ‘The Guardian’ en la que aseguraba que España exporta carne de mala calidad, procedente de maltrato animal y de granjas contaminantes. Unas palabras que han desatado la ira del sector ganadero, que pide su salida inmediata del Gobierno.

Las críticas le han llegado a Garzón de varios presidentes autonómicos del PSOE y del PP que pide su dimisión, como Javier Lamban de Aragón y Fernández Mañueco de Castilla León a quienes se ha unido Emiliano García Page, de Extremadura, que pide que rectifique.

Mientras, la ministra de Educación, Pilar Alegría, dice que son opiniones a “título personal”, lo mismo que la ministra de Política Territorial y Portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, quien ha evitado pronunciarse sobre si debe dimitir o no, o rectificar sus palabras. “Eso se lo deberá preguntar a él”, ha dicho cuando se le ha preguntado. No obstante, no ha respaldado a Garzón.

Publicidad

El propio ministro de Consumo, Baltasar Garzón, trata de defenderse y asegura que todo obedece a un bulo inventado por el lobby de las macrogranjas contaminantes, sin tener en cuenta que sus declaraciones están impresas y lo cierto es que sus ataques al sector cárnico ya son habituales. A pesar de lo dicho por la ministra de Educación, el ministro de Consumo sostiene que sus declaraciones son “impecables”.

Que dimita por su daño al sector

Los ganaderos también piden la dimisión del ministro. Desde las asociaciones agrarias exigen una rectificación y los pequeños ganaderos están indignados. Aseguran que las palabras de Garzón, hacen mucho daño al sector.

Alfredo Berrocal, ganadero, está indignado por las declaraciones del ministro Garzón que ya no son las primeras y así lo expresa a Telemadrid. “¿Acaso habéis visto que estás vacas estén maltratadas o sean infelices?”, dice desde su explotación en Cercedilla.

Carne de primerísima calidad

Garzón

Ni maltrato animal, ni mala calidad de la carne. “Comen todos los días, viven en un paraje natural extraordinario, este ministro de verdad no sabe lo que dice”, añade Berrocal.

“En España todo el mundo sabe que se produce una carne de primerísima calidad, tenemos unos parámetros de bienestar animal en Europa como no los hay en el mundo. Lo que no se puede es generalizar con la marca España y acusar injustamente a todos los ganaderos”, afirma Berrocal.

Las asociaciones han salido en tromba en defensa del sector. Exigen una rectificación e incluso su dimisión, como pidenMiguel Padilla, secretario general de COAG, y Pedro Barato, presidente de Asaja.

No entienden que se mantenga un Ministerio que ataca los intereses de un sector clave y por tanto los intereses de España.

La CEOE exige acabar con ataques al sector ganadero

Por su parte, la patronal CEOE ha exigido acabar con los ataques al sector ganadero español. En un comunicado la entidad ha mostrado su apoyo a la organización agraria Asaja -miembro a su vez de la CEOE-, que ayer pidió la dimisión del ministro por sus “continuos ataques al campo español”.

“Se trata de unas palabras inaceptables que dañan la economía y la reputación de un sector”, han advertido los responsables de la CEOE, que han recordado que la producción de esta industria superó en 2020 los 20.200 millones de euros, lo que equivale a un 1 % del PIB nacional.

La organización que representa los intereses del empresariado español ha señalado que el sector está formado por 933.000 explotaciones agropecuarias, entre las que hay grandes compañías, pero también pymes y autónomos.