visado a Djokovic

El Gobierno australiano ha rechazado el visado del tenista Novak Djokovic y le exige abandonar el país este jueves al no estar vacunado contra el coronavirus, por lo que no podrá disputar el Abierto de Australia.

El número uno del mundo ha estado retenido en el aeropuerto de Melbourne desde que aterrizó en la medianoche del martes tras haber recibido una exención médica que le permitía jugar el primer Grand Slam del año.

Sin embargo, un miembro de su equipo realizó mal la solicitud del visado, sin tener en cuenta dicha exención para no vacunados, y el tenista ha estado aislado a la espera de que las autoridades tomaran una decisión sobre si dejarle pasar al país o no.

Publicidad

El Primer Ministro australiano, Scot Morrison, se ha referido al asunto a través de sus redes sociales y ha señalado que “las reglas son las reglas, especialmente cuando se trata de nuestras fronteras. Nadie está por encima de estas normas”. “Nuestras sólidas políticas fronterizas han sido fundamentales para que Australia tenga una de las tasas de mortalidad más bajas del mundo por COVID, seguimos siendo vigilantes”, ha añadido.

Por su parte, el presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, ha mostrado su apoyo al tenista y ha expresado que todo el país “está con él”. A través de Instagram, el mandatario ha declarado que “nuestras autoridades están tomando todas las medidas para detener el acoso al mejor tenista del mundo en el menor tiempo posible. De acuerdo con todas las normas del derecho público internacional, Serbia luchará por Novak Djokovic, por la justicia y la verdad”.

Los abogados del tenista, tal y como anunciaron, han recurrido ante la justicia australiana la revocación del visado del serbio para entrar al país con una exención médica que le permitía participar en el Abierto de Australia sin vacunarse, según ha informado la cadena pública australiana ABC. “El recurso contra la detención de la estrella del tenis Novak Djokovic y la cancelación de su visado ha sido presentada ante el Tribunal Federal”, han detallado.

En Australia no se puede entrar si no se ha recibido la pauta completa

Según han informado medios australianos, el Gobierno ha rechazado el visado del serbio y le ha pedido que abandone el país este jueves.

Desde la Fuerza Fronteriza de Australia han confirmado en un comunicado que “Djokovic no proporcionó pruebas adecuadas para cumplir con los requisitos de entrada a Australia, y su visa fue cancelada posteriormente”, por lo que su visado ha sido denegado. 

“Los no ciudadanos que no tengan un visado válido a la entrada o a los que se les haya cancelado el visado serán detenidos y expulsados de Australia”, añaden en el texto.

Además de los errores en su visado, el Gobierno de Victoria, el estado donde se celebra el torneo, ha puesto en duda las causas médicas esgrimidas por el tenista para recibir la exención médica y no vacunarse.

Djokovic esgrimía que no se vacunaba porque había pasado la COVID 

La causa médica expuesta por el tenista ha sido el haberse contagiado de coronavirus en los seis meses anteriores al torneo, lo que las autoridades australianas no han considerado razón suficiente para su entrada al país.

“Continuaremos asegurándonos de que aquellos que llegan a nuestras fronteras cumplen con nuestras leyes. Los ciudadanos que no poseen un visado válido o esta ha sido cancelada serán detenidos y expulsados de Australia”, han añadido desde las autoridades australianas.

Esta será la primera vez que Djokovic, nueve veces ganador del torneo, se perderá el Abierto de Australia desde que debutara en 2005. Además, es el primer Grand Slam al que no acude desde el Abierto de los Estados Unidos en 2017.

Deporte y política

Varios compañeros de profesión del tenista han querido mostrarle su apoyo ante la decisión tomada por Australia. Entre ellos el tenista ucraniano, Sergiy Stakhovsky, ha expresado que “la próxima vez que alguien te diga: “El deporte no interfiere en la política” recuerda el 6de enero del 2022 cuando el ego puramente político no permitió que el mejor tenista del mundo entre en el país al que las instituciones gubernamentales concedieron la entrada”.

Por otro lado, el tenista estadounidense Tennys Sandgren, ha comentado a través de Twitter que “dos juntas médicas distintas aprobaron su exención. Y los políticos lo impiden” . “Australia no merece albergar un grand slam”, ha zanjado.