Tokáyev inicia una purga

Las huellas de varios días de violencia, con decenas de muertos y más de 4 000 detenidos, son visibles en las calles de Almaty, la antigua capital de Kazajistán. Los disturbios han cesado tras la orden de “disparar a matar” dada por el presidente kazajo, Kasim-Yomart Tokáyev, y el despliegue en el país de un contingente militar comandado por Rusia.

Aun así, en Almaty los tiroteos continuaron este sábado y la gente teme salir a las calles. Un hombre muestra la bala que ha impactado en su coche. “Ocurrió a las ocho de la mañana. El disparo vino desde la oficina del alcalde”, relata.

Purga en los órganos de seguridad del Estado

El poder ignora las razones detrás de las protestas sociales y achaca la crisis a un intento de golpe de Estado. De hecho, ha puesto en marcha una purga en los órganos de seguridad. El exjefe del Comité de Seguridad Nacional, Karim Masímov, destituido junto al resto del Gobierno el pasado 5 de enero, ha sido detenido por alta traición, como presunto organizador de los disturbios.

Publicidad

Los kazajos rechazan la violencia, pero también critican la gestión de la crisis por parte de Tokáyev, así como su decisión de solicitar ayuda militar a Rusia y otros países para sofocar la revuelta.

“Creo que el pueblo ha despertado. Ningún presidente volverá a reinar 30 años. Me gustaría que las autoridades nos escucharan”, pide un partidario de las protestas.

Sin internet, colas en bancos y supermercados y repatriación de rusos y estadounidenses

Señal de que la calma es un espejismo, continúa el bloqueo informativo, internet está cortado y la población hace colas en supermercados, para hacer acopio de víveres, y bancos, para obtener dinero en efectivo.

Rusia ha repatriado desde un aeródromo militar a 25 turistas que habían viajado a Kazajistán para esquiar en las fiestas de Año Nuevo y también va a repatriar a todos los rusos que los deseen de la zona de Almaty.

Estados Unidos también ha autorizado a todos los funcionarios no esenciales y a las familias de todos los empleados a abanonar el consultado de Almaty.

Tokáyev inicia una purga

El contingente militar, comandado por Rusia, sigue reforzándose

El contingente militar llegado al país a petición de Tokáyev sigue reforzándose, como muestran las imágenes del aterrizaje de tropas bielorrusas. En la fuerza participan Rusia, Bielorrusia, Tayikistán, Kirguistán y Armenia, todos miembros del Tratado de Seguridad Colectiva, una alianza militar que agrupa a seis antiguas república soviéticas.