10.000 bajas laborales al día

El número de trabajadores de baja laboral por coronavirus en diciembre de 2021 alcanzó las 10.000 diarias. Según los últimos datos, aún provisionales, publicados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, entre el 1 y el 23 de diciembre -hasta donde llegan las estadísticas públicas- 240.011 personas causaron baja ese mes.

Son prácticamente las mismas que se registraron el primer mes que el covid golpeó al país, en marzo de 2020, cuando se registraron 252.599 bajas, solo 10.000 por debajo de la cifra de diciembre, y eso que esta no llega hasta el último día del mes. El dato definitivo de bajas laborales por IT covid (incapacidad temporal) se conocerá en el mes de febrero.

Así, dichos datos no incluyen a quienes estuvieron contagiados durante las fiestas navideñas, ni Nochebuena y Navidad, ni Nochevieja y Año Nuevo, ni tampoco los infectados inmediatamente antes de estas. Tampoco a todos aquellos que contrajeron el coronavirus pero no solicitaron la baja laboral, ni los que teletrabajaron mientras lo pasaron, y por tanto, no figuran como trabajadores de baja.

Publicidad

El repunte de los casos está relacionado con el gran repunte en el número de reinfectados. Del 22 al 29 de diciembre, el Ministerio de Sanidad registró 7.817 reinfecciones, casi un tercio de todas de las que tiene constancia desde el inicio de la pandemia. De la misma manera, entre el 9 y el 29 de diciembre Sanidad registró el 44% del total registrado en los 22 meses que llevamos de pandemia.

En diciembre se registraron el triple de bajas que en noviembre

Las bajas de diciembre por coronavirus fueron, asimismo, el triple que las registradas en noviembre, cuando se contabilizaron 75.861. Las mutuas ya han venido alertando de que la variante ómicron ha provocado «un verdadero tsunami de bajas laborales» en diciembre, lamentando también que la explosión de contagios está colapsando los centros de atención primaria por las bajas de los sanitarios.

Los datos de Seguridad Social, sin embargo, no especifican la profesión, ocupación ni el sector de los trabajadores que están de incapacidad temporal.

El dato de noviembre, a su vez, fue el doble que el de octubre, cuando solo 34.111 personas causaron baja por esta enfermedad, la cifra más baja desde que empezó la pandemia. Frente a diciembre del año anterior, las bajas fueron prácticamente las mismas (240.091 entonces), tras tres meses acumulando más de 440.000, así que la cifra es cercana a la de anteriores olas.

Los datos no distinguen si los enfermos habían contraído el coronavirus por la variante ómicron o por alguna otra, pero la explosión de los casos coincide con la expansión de esta nueva cepa del coronavirus, de la que ya hay evidencias para afirmar que es más transmisible que la anterior variante predominante, delta.

La cifra más alta de bajas por covid se registró, precisamente, en enero del año pasado, con más de 630.000 personas de baja durante 18 días, de media. Así, las más de 240.000 personas que estuvieron de baja en diciembre por coronavirus aún están lejos de la cifra más alta que se ha registrado en la pandemia. 

En octubre de 2020 también se registró otro pico, con más de 480.000 personas de baja, así como en julio de 2021, con más de 402.000.

El periodo de aislamiento ahora es de 7 días

En cuanto a la duración de la baja, en marzo de 2020 duraron 40 días, de media, un pico que no se ha vuelto a registrar. El siguiente mes que contabilizó bajas más largas fue abril de 2020, con 30 días de baja, seguido de agosto de 2020, con 21 días.

La duración media de las bajas en diciembre de 2021 fue de 10 días, pero el Ministerio de Seguridad Social advierte de que ese dato está sesgado puesto que muchos de los procesos no habían terminado cuando se publicaron los datos.

El Ministerio de Sanidad redujo el periodo de aislamiento obligatorio de 10 a 7 días para todos aquellos los positivos por coronavirus el pasado 30 de diciembre, siempre y cuando los pacientes estén vacunados y terminasen dicho aislamiento sin síntomas durante los últimos tres días, o acrediten que ya no son contagiosos con un test negativo.

A la vez los contactos estrechos de positivos, si están vacunados con pauta completa, están exentos de cuarentena, pudiendo acudir a su puesto de trabajo.

El Gobierno ha seguido así los pasos de otros países, como Reino Unido, que a mediados de diciembre redujo los periodos de aislamiento a siete días, si estaban vacunados y el sexto y el séptimo se hacían un test de antígenos y daban negativo. Estados Unidos, a finales de diciembre, redujo la cuarentena de los positivos vacunados a cinco días.

Pueden pedir la baja laboral los positivos, sean sintomáticos o asintomáticos, y los contactos estrechos que no están vacunados, ya que son estos los supuestos en los que una persona está obligada a guardar una cuarentena.