empleos

A mediados del mes de diciembre el mercado laboral español comenzó a retraerse ante la vertiginosa propagación de la variable ómicron y las cancelaciones de celebraciones navideñas, regresos al teletrabajo y expedientes de regulación de empleo. A ello se unió el temor que los empresarios venían transmitiendo a THE OBJECTIVE sobre el advenimiento de la reforma laboral, cuyo texto no se publicó hasta el 30 de diciembre y que el Gobierno estuvo negociando in extremis con los agentes sociales. Los empresarios temían una norma más dura que hiciera asumir en plantilla de forma indefinida a muchos temporales. Así, según las cifras oficiales del Ejecutivo se constata una caída de 180.398 afiliados netos desde el 15 de diciembre, lo cual «enciende las alarmas de cara al próximo trimestre», transmiten varios expertos consultados por este medio.

De hecho, en el conjunto de diciembre se acusaron fuertes caídas en los sectores más expuestos al contacto social como la hostelería (-12.237), la construcción (-18.663) y la industria manufacturera (-7.835), a pesar de que en ese mes la afiliación total creció en 70.814 trabajadores respecto a noviembre.

El descenso al detalle de los números por fechas y sectores enfría el triunfalismo del Gobierno con una ganancia de ocupados maquillada hasta la cifra de 776.478 a cierre de 2021 que incluye a autónomos en cese de actividad, trabajadores en ERTE y nuevos empleados públicos, hasta prácticamente el 60% de la ganancia de afiliación.

Publicidad

Técnicos consultados por THE OBJECTIVE atribuyen la pérdida de afiliación de la recta final del año en parte a la subida de contagios de las nuevas variantes de la covid-19 que llevó a muchas pymes a redimensionar plantillas, pero sobre todo apuntan a un mayor uso de los EREs y también a muchas finalizaciones de contratos individuales «preventivas» a la espera del decreto laboral.

Además, remachan el temor empresarial que aún persiste al nuevo escenario que depare la reforma laboral, especialmente por la eliminación del contrato por obra y servicio, crucial en algunos sectores, como la agricultura.Fuente: Seguridad Social

No sólo eso, sino que también hay incertidumbre sobre qué pasará finalmente con la reforma laboral en su tramitación parlamentaria. El Gobierno sigue haciendo cábalas para tratar de que los números le permitan convalidar el decreto

Además, existe otra circunstancia que agrava la inestabilidad y es el periodo transitorio de tres meses para la conversión de contratos temporales de otro cuño a la figura del fijo-discontinuo, que también supone un sobresfuerzo para las empresas justo cuando la vuelta al teletrabajo de muchas de ellas supone un desafío y gasto extra en algunas ocasiones. En este sentido, todo apunta, avisan los técnicos, a que el empeoramiento laboral se manifestará con toda su crudeza en abril, tras finalizar los tres meses de adaptación que la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, señaló como única excepción a la entrada en vigor de la norma el pasado 30 de diciembre.

Una norma que reducirá la ocupabilidad 

Justo este lunes se pronunciaba el presidente de la patronal Pimec, Antoni Cañete, sobre la reforma laboral asegurando que es «estética», no estructural, y considera que tiene mucho margen de mejora. Ha criticado que la norma «no se adapta a las necesidades» del mercado laboral, teniendo en cuenta los cambios que se están viviendo. También ha dicho que esta reforma reducirá la temporalidad, pero hará una reducción que aún es «peor», que es la de la ocupabilidad, y ha dicho que la temporalidad es consecuencia de la rigidez del mercado laboral. Añade Cañete que el hecho de que haya habido un acuerdo dentro del diálogo social es un elemento positivo pero no suficiente, y confía en que su trámite parlamentario lo que pueda hacer es mejorar esta propuesta que se está haciendo. Ha explicado que piden estas mejoras a todos los partidos, pero que ERC tendrá la llave para poder hacer que se cambien cosas: «Nosotros lo que reclamamos es que, quien tenga la llave, la utilice», zanjó.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha mostrado este lunes su respaldo «absoluto» al líder del PP, Pablo Casado, en su decisión de oponerse a la reforma laboral, y ha recordado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que la oposición no está para «acompañarle en sus errores». Manifestó respaldar absolutamente a Casado en su decisión puesto que «pretenden cambiar lo que ha creado casi tres millones de puestos de trabajo sin consultar al líder de la oposición y al que ahora pretende imponer un sí», ha criticado Ayuso durante un desayuno informativo organizado por ‘Fórum Europa’.

empleos