bajar los impuestos

Siete de cada diez entrevistados coinciden en señalar que la situación económica en nuestro país es mala o muy mala. Esa percepción negativa ha crecido en un año, cuando los que consideraban que las cosas no iban bien eran seis de cada diez. A partir de ahí se ve un descontento generalizado ante las medidas aprobadas por el Gobierno de coalición para hacer frente a la crisis. El 80,9 por ciento de los entrevistados creen que el Ejecutivo se ha quedado corto y sus iniciativas son insuficientes. Es una opinión que comparten de manera mayoritaria los votantes de todos los partidos, incluidos el 78 por ciento de los electores socialistas y el 75 por ciento de los que apoyaron a Unidas Podemos. 

Sánchez ha sido especialmente inflexible cuando ha rechazado la rebaja de impuestos que le han reclamado partidos como el PP. El presidente del Gobierno ha rectificado solo en parte, al aceptar una rebaja del IVA de la luz y del gas, hasta el 5 por ciento. En el barómetro de GAD3, el 78,9 por ciento de los entrevistados se muestra a favor de una rebaja generalizada de los impuestos para hacer frente a la crisis, que abarque no solo el IVA, sino también el IRPF, que es una medida propuesta con insistencia por el principal partido de la oposición, sin ningún éxito hasta ahora.

A pesar de la posición ‘oficial’ del Gobierno respecto a la bajada del IRPF, la mayoría de los votantes de la izquierda reclaman esa medida que ahora mismo defienden los partidos de centro-derecha. Así, el 72 por ciento de los electores socialistas están a favor de una bajada de impuestos, incluido el IRPF, una opinión que comparten el 79 por ciento de los votantes de Unidas Podemos. En el centro-derecha, esa reclamación es más abultada: el 88 por ciento de los electores del PP y el 85 por ciento de los de Vox así lo piden. Además, la mayoría de los entrevistados (63,9 por ciento) apoyan un impuesto a los beneficios extraordinarios de las empresas energéticas.

En el barómetro se pregunta por una de las medidas más discutidas del Gobierno, como es la limitación forzosa del aire acondicionado y la calefacción en edificios públicos y empresas. El 48,3 por ciento del total de entrevistados están de acuerdo, frente a un 34,9 por ciento que se expresa en contra. En este punto sí hay diferencia entre la izquierda y la derecha: el 60 por ciento de los votantes socialistas están a favor, frente a un 35 por ciento de los del PP.

sanchez feijoo RXVKgJq5hr9KnZUoTAUC27I 758x470@abc

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí