Blackstone vende

Blackstone sigue desinflando su cartera de pisos de alquiler en España impulsado por la inseguridad jurídica que se mastica en el sector inmobiliario desde hace algunos años y que se ha visto acrecentada por la nueva Ley de Vivienda.

Publicidad

Concretamente, el fondo ha vendido a través de su socimi Albirana alrededor de 1.500 viviendas desde enero de 2021 hasta junio de 2022, según se refleja en las cuentas de la sociedad, que cotiza en el BME Growth desde 2018.

El fondo cambió su estrategia a principios de 2021 por la gran incertidumbre regulatoria que sufre el mercado de la vivienda en alquiler, si bien, el punto de inflexión llegó en 2019 cuando se extendió de tres a siete años la duración de los contratos de alquiler en el caso de los propietarios que eran personas jurídicas, haciendo distinciones entre estas, a las que se les considera grandes tenedores, y los propietarios particulares.

Desde entonces la inestabilidad entorno a la nueva regulación no ha cesado y el fondo ha continuado desprendiéndose de parte de su cartera de viviendas dispersas una vez vencían los contratos de alquiler. Para ello la socimi ha ido traspasando parte de los activos con estas características a otras sociedades del grupo, como es el caso Anticipa y Hola Pisos, que venden los inmuebles por el canal minorista, es decir, de activo en activo.

Blackstone vende 1.500 pisos de alquiler por la inseguridad jurídica y la Ley de Vivienda

Concretamente, durante el año 2021 Albirana vendió un total de 1.133 activos por 150,5 millones de euros, generando un beneficio de 23,7 millones de euros, según aparece en sus cuentas. Por otro lado, entre enero y junio de 2022, se desprendió de 368 activos por 47,1 millones de euros. Unas ventas que le generaron unas plusvalías de 6,8 millones de euros (ver gráfico)

La sociedad ha llevado a cabo estas operaciones ajustándose a la regulación de las socimis, que obliga a mantener los activos en cartera durante tres años. Asimismo, algunas de estas desinversiones se han ejecutado teniendo en cuenta otros criterios más allá de los cambios regulatorios, fijándose en valores financieros, económicos o de ubicación.

Albirana proyecta ventas por importe de 428 millones hasta junio de este año

En cualquier caso Albirana explica en sus últimas cuentas públicas a cierre de junio de 2022 que planea seguir con la venta de activos, esperando alcanzar los 428 millones en los próximos 12 meses, es decir, hasta junio de este año, a través de Anticipa Real Estate.

La desinversión de viviendas dispersas no son las únicas que ha llevado a cabo el fondo, puesto que también se ha desprendido de grandes carteras de pisos en alquiler. Estas desinversiones encajan en la estrategia de rotación de activos de Blackstone en la que se desprende de activos que ya están maduros y que terminan en manos de inversores institucionales con un perfil de riesgo más bajo y con planes a muy largo plazo. 

Así, en marzo del pasado año vendió a Elix- controlada por Allianz- 245 viviendas por 185 millones. Un mes después cerró la transacción de 258 viviendas, trasteros, locales y aparcamientos, por unos 120 millones con AXA IM, que también se hizo con 740 pisos de alquiler procedentes de Testa por unos 285 millones.

TPG vende Témpore Properties

Blackstone no es la única que ha decidido desprenderse de parte de su cartera de alquiler a raíz de los cambios regulatorios, otros fondos, como es el caso de TPG, han tomado el mismo camino. En este caso, la firma de inversión estadounidense, propietaria de la socimi Témpore Properties, contrató al banco de inversión Eastdil para la venta de toda la sociedad. Una operación que finalmente se ha pospuesto ya que consideran que las condiciones de mercado no son las más adecuadas. Por ello, el fondo ha apostado por aumentar la venta unitaria de activos no estratégicos de cara a preparar la socimi para su futura venta una vez el mercado esté abierto a este tipo de operaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí