campeón de Liga

El Real Madrid quiere hacer este sábado (16.15 horas) buena la primera oportunidad de proclamarse campeón de Liga y certificar su trigésima quinta conquista de una competición que dominó de inicio a fin, que puede sentenciar sumando un punto ante el Espanyol, con rotaciones masivas de Carlo Ancelotti y con cuatro jornadas por delante para lograrlo en caso de fallo.

Midiendo esfuerzos, pero sin renunciar a la celebración en caso de conquista. Con el foco en superar al Espanyol pero la mente en la búsqueda de una nueva remontada europea, el miércoles ante el Manchester City, que de acceso a la final de la Liga de Campeones, el Santiago Bernabéu comenzará una semana mágica en un encuentro que puede sentenciar LaLiga Santander con la segunda unidad a escena.

Por respeto al rival no desveló su idea Carlo Ancelotti pero por su cabeza pasa la idea de forzar al menos número de titulares posibles. Pese a confesarse «supersticioso» y no querer hablar de la conquista de la única de las cinco grandes Ligas que faltaba en su extenso historial, el técnico italiano sabe que el título está ganado. Un punto y cinco jornadas para conseguirlo. El escenario ideal para un equipo que dominó la competición con puño de hierro.

Con las bajas por sanción de Èder Militao y Nacho Fernández, por lesión de David Alaba, Eden Hazard y Luka Jovic, Ancelotti mide esfuerzos para tomar decisiones. Hasta la portería puede presentar el estreno en Liga de Andriy Lunin y un descanso merecido a Thibaut Courtois ahora que su deseo de ser portero menos goleado se ha complicado en exceso.

La defensa de circunstancias e inédita. Con numerosas bajas y sin necesidad alguna de forzar a un jugador recién recuperado de una lesión muscular como Ferland Mendy ni a Dani Carvajal, con capítulos de lesiones recurrentes hace meses. Jugarán Lucas Vázquez, Jesús Vallejo y Marcelo, que se convertirá en el jugador con más títulos en la historia del club. Carletto debe decidir si reaparece Casemiro, recuperado de su lesión, para retrasar su posición o tira del filial con la presencia de Mario Gila.

Nada hace pensar que veteranos como Luka Modric o Toni Kroos vayan a tener un minuto de desgaste en sus piernas. En el centro del campo la manija será para Eduardo Camavinga, el control del juego para Dani Ceballos y entre Fede Valverde e Isco Alarcón repartirán la tercera plaza de un equipo que regresará al 4-3-3 tras la apuesta fallida en el Etihad de Ancelotti.

Marco Asensio tiene plaza asegurada en el tridente y el técnico italiano debe decidir entre el respiro de Vinícius, que ya fue suplente en El Sadar y podría jugar de inicio, más el de Karim Benzema. El francés, lanzado con 41 tantos en 41 encuentros, quiere más. Si no juega, está recién recuperado Mariano Díaz para disfrutar de una de sus últimas oportunidades con la camiseta blanca.

El Espanyol afronta el partido en el Santiago Bernabéu sin la menor intención de ser un invitado de piedra al posible alirón madridista. El vestuario catalán recuerda que ya derrotó al Real Madrid en la ida en el RCDE Stadium (2-1) y no renuncia a nada. Suma 39 puntos en la clasificación y una victoria permitiría sellar de forma virtual la permanencia en la categoría, el principal objetivo del grupo en este tramo final de competición.

En cualquier caso, el Espanyol asume que no será sencillo sorprender al cuadro de Ancelotti. Las estadísticas lo confirman: el equipo periquito encadena 24 visitas seguidas al Bernabéu sin ganar. El último triunfo de los blanquiazules se produjo en la jornada 37 de la temporada 1995-96 (1-2).

Por otra parte, el entrenador, Vicente Moreno, no podrá contar con el centrocampista albanés Keidi Baré, lesionado en la rodilla izquierda en la pasada jornada y que se perderá lo que queda de temporada. Tampoco estará el lateral Óscar Gil, con problemas en el recto anterior derecho.

El técnico blanquiazul se ha enfrentado tres veces al cuadro blanco con un balance de dos victorias y una derrota. Los triunfos fueron en la ida de la presente campaña (2-1) y en las filas del Mallorca en la 2019-20 (1-0). Perdió en la vuelta del mismo curso 2019-20 (2-0).

El encuentro será especial para dos futbolistas con pasado blanco: el portero Diego López y el delantero Raúl de Tomás. El guardameta militó durante tres temporadas en el primer equipo y el atacante, máximo realizador del Espanyol con 15 goles, se formó en las categorías del Real Madrid.

2445965449 33933717 1300x731

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí