casa de Donald Trump

Este lunes, agentes del FBI allanaron la casa del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, ubicada en Palm Beach, Florida. “Una gran cantidad de agentes del FBI estaban en Mar-a-Lago, incluso irrumpieron en mi caja fuerte«, dijo el exmandatario.

La búsqueda, según adelantó el lunes el diario The New York Times y confirmó el propio Trump, parecía estar centrada en material que el expresidente había llevado consigo a Mar-a-Lago, su club privado y residencia, cuando salió de la Casa Blanca. Esas cajas contenían muchas páginas de documentos clasificados.

Por ley, los materiales presidenciales deben conservarse y enviarse a los Archivos Nacionales cuando un presidente deja el cargo.

La Administración Nacional de Archivos y Registros de EEUU notificó en febrero al Congreso que luego de meses, lograron recuperar unas 15 cajas con documentos de la Casa Blanca que se encontraban en la casa de Trump, de las cuales, algunas contenían materiales clasificados.

En ese momento, el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes anunció que estaba abriendo una investigación sobre las acciones del exmandatario y pidió que se entregara información adicional. Trump dijo que accedió a devolver algunos de los registros, calificándolo como “un proceso ordinario”.

«Estos son tiempos oscuros para nuestra nación, mientras mi bella casa de Mar-a-Lago, en Palm Beach, está ahora siendo sitiada, asaltada y ocupada por un gran grupo de agentes del FBI», escribió el republicano, quien agregó que “solo podría suceder en países rotos del Tercer Mundo”.

Trump acusa a los demócratas de estar detrás del operativo

“Se trata de una mala praxis de la Fiscalía, de la militarización del sistema de Justicia y de un ataque por parte de los demócratas de la izquierda radical que no quieren desesperadamente que me presente a la presidencia en 2024, sobre todo a raíz de las últimas encuestas”.

Desde que terminó su mandato y fue derrotado por Joe Biden en las elecciones de noviembre del 2020, Trump ha mostrado sus intenciones de postularse a la presidencia de Estados Unidos nuevamente.

Apoyo de los republicanos

El gobernador de Florida y su aliado político, Ron DeSantis, expresó su apoyo al expresidente, quien dijo que se trataba de una «escalada» promovida por «adversarios» políticos.

De igual manera, numerosos miembros del Partido Republicano salieron en defensa del exmandatario y calificaron el suceso como una persecución política.

«Hasta esta noche, nunca habíamos visto que quienes asumen el poder usen ese poder para perseguir a sus oponentes políticos pasados o futuros», apuntó el senador republicano Marco Rubio en un vídeo publicado tras conocerse el suceso.

trump

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí