Cataluña perdió  más empleos

Cataluña fue la comunidad que más empleo perdió en el primer trimestre del año, distanciándose de Madrid, que mantuvo más estable su mercado laboral. La región presidida por Pere Aragonès destruyó 40.800 puestos de trabajo en los últimos tres meses, convirtiéndose en la comunidad en la que más cayó la ocupación respecto al último trimestre de 2021 en términos absolutos, según la Encuesta de Población Activa (EPA) que publicó este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En general, el primer trimestre es un periodo tradicionalmente negativo en el que se pierde empleo respecto al trimestre anterior, muy marcado por la campaña navideña. Sin embargo, este año también se dieron otros condicionantes, como el hecho de que la Semana Santa haya caído en abril o la huelga de transportistas que lastró durante semanas la actividad productiva en toda España.

Pese a esto, algunas comunidades pudieron controlar en mayor medida el frenazo en el empleo, como Madrid (con 5.800 ocupados menos que en el trimestre anterior) o Castilla y León (1.200 menos), ambas con caídas trimestrales del 0,2%. Unas pocas, incluso, acabaron el periodo con más trabajadores. Es el caso de la Comunidad Valenciana, con 40.000 empleos más (un crecimiento del 1,9%). También Cantabria, Extremadura, Galicia, Navarra y Ceuta lograron tasas positivas. 

En el otro extremo se encuentra Cataluña, con 40.800 empleos menos (-1,2%). De esta forma, en términos absolutos fue la comunidad que más ocupados perdió respecto al trimestre anterior, seis veces más que Madrid. En términos relativos, sólo se sitúan por delante Melilla (-4,7%), Asturias (-2,3%), Canarias (-1,8%), Castilla-La Mancha (-1,5%) y Murcia (-1,3%). 

Como resultado de estas variaciones, el primer trimestre concluyó con 100.200 empleos menos en España, dejando el número total de ocupados en 20,08 millones. No obstante, se trata de la menor caída desde 2019 (cuando descendió en 93.400 personas) gracias al efecto rebote que ha propiciado el retroceso de la pandemia

Hace un año, la ocupación sufrió un descenso de 137.500 personas, por las restricciones que aún azotaban a la actividad económica; y en el primer trimestre de 2020, la ocupación se desplomó en 285.600 respecto al trimestre anterior.

Más paro en Madrid por el aumento de la población activa

El paro también creció en el primer trimestre en 70.900 personas. Si se analizan los datos de desempleo que aporta la EPA por comunidades autónomas, se observa una realidad contraria a la experimentada en la ocupación: Madrid es la región donde más crece el paro (68.500 personas más) mientras en Cataluña se reduce el número de parados en 1.200 personas.

Sin embargo, esto se debe a que Madrid, caracterizada por su dinamismo laboral, experimentó en el primer trimestre un incremento de su población activa de casi la misma magnitud que el número de parados. De esta forma, entre enero y marzo se sumaron a su mercado laboral 62.700 personas disponibles para trabajar. Estas personas, ya sean inmigrantes o jóvenes que han cumplido la edad mínima, se considerarían también parados si han estado sin trabajo, disponibles para trabajar y buscando activamente empleo. 

Por el contrario, Cataluña ha visto caer su población activa en 42.100 personas en el primer trimestre del año, hasta los 3,85 millones de personas. Esta cifra coincide con la caída de la ocupación anteriormente mencionada pero contrasta con el descenso del paro. Esto indicaría que esas 42.00 personas que desaparecieron del mercado laboral no están buscando activamente empleo y, por tanto, se les considera inactivos (que en Cataluña crecieron en 45.300 personas).

Cataluña perdió  más empleos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí