exeurodiputado Panzeri

Pier Antonio Panzeri, el ex eurodiputado sospechoso de estar en el epicentro del ‘Catargate’. el escándalo de corrupción que salpica al Parlamento Europeo, ha firmado el martes un acuerdo con las autoridades belgas por el que admite su participación delictiva en los sobornos y se compromete a compartir información «sustancial» que pueda ayudar a esclarecer la investigación, cada vez más amplia.

Panzeri ha firmado el llamado «acuerdo de arrepentimiento» para profundizar en su colaboración con las autoridades, según ha anunciado la Fiscalía Federal belga, que describió el hecho como un «acontecimiento importante».

Publicidad

«Este (acuerdo) se refiere a un compromiso por el que el arrepentido se compromete a hacer declaraciones sustanciales, reveladoras, veraces y completas sobre la implicación de terceros y, en su caso, sobre su propia implicación en delitos penales dentro del caso cubierto», asegura el ministerio público en un comunicado de prensa.

En virtud del memorando, Panzeri se compromete a compartir detalles sobre el modus operandi de la presunta red de corrupción, las estructuras financieras y los acuerdos con otros países, así como la identidad de las partes interesadas y de las personas «conocidas y desconocidas» a las que «admite haber sobornado».

La investigación se centra en una presunta trama de «dinero a cambio de favores» pagados por un país del Golfo Pérsico, ampliamente identificado como Catar, con el objetivo de influir en la elaboración de las políticas de la Unión Europea.

Marruecos ha aparecido en las últimas semanas como presunto implicado en la operación. Tanto Qatar como Marruecos niegan enérgicamente las acusaciones.

Desde que estalló el escándalo, las confesiones filtradas y los informes de los medios de comunicación han sugerido que Panzeri, socialista italiano durante tres mandatos que abandonó el Parlamento en 2019, actuó como principal intermediario entre las bolsas de dinero y los locales del hemiciclo. Al parecer, en su domicilio se encontraron más de 600.000 euros en efectivo.

Panzeri lleva en prisión desde mediados de diciembre, acusado de participar en una organización criminal «en calidad de dirigente», blanqueo de capitales y corrupción «activa y pasiva».

Las otras tres personas actualmente detenidas son la eurodiputada griega Eva Kaili, su pareja de hecho, Francesco Giorgi, y el director de la ONG Niccolò Figà-Talamanca. Las autoridades belgas han solicitado el levantamiento de la inmunidad de otros dos eurodiputados socialistas: Marc Tarabella (Bélgica) y Andrea Cozzolino (Italia).

A cambio de esta cooperación, Panzeri recibirá una «pena limitada» de prisión aún no definida, una multa y la confiscación de sus bienes embargados, que el fiscal estima en un millón de euros. «Es la segunda vez en la historia jurídica belga, desde la introducción de la llamada ley ‘pentiti’ (‘arrepentimiento pentiti’, en referencia a la ley italiana que permite investigar a la mafia), que estos procedimientos terminan con la firma de un memorando», ha considerado la fiscalía. No se facilitaron más detalles en el comunicado de prensa.

¿Quién es Pier Antonio Panzeri?

Elegido por primera vez en 2004, Panzeri centró su etapa como legislador europeo en el empleo, los derechos sociales, la política exterior, la seguridad mundial y la ayuda al desarrollo.

Presidió la Delegación para las Relaciones con los Países del Magreb de 2009 a 2017. Después pasó a presidir la subcomisión de Derechos Humanos, cargo que ocupó hasta que dejó el Parlamento en 2019.

Como antiguo eurodiputado, Panzeri tenía derecho a un distintivo de acceso permanente a las dependencias del Parlamento.

En septiembre de 2019, apenas unos meses después de las elecciones europeas, Panzeri fundó en Bruselas una organización sin ánimo de lucro llamada Fight Impunity, cuyo objetivo declarado es «promover la lucha contra la impunidad de las violaciones graves de los derechos humanos y los crímenes contra la humanidad».

Fight Impunity, que no aparece en el Registro de Transparencia de la UE -base de datos en la que se supone que deben figurar las personas y organizaciones que tratan de influir en el proceso legislativo y de aplicación de las políticas de la UE-, comparte la misma dirección que otra ONG, No Peace Without Justice.

Tanto Kaili como Giorgi han señalado a Panzeri como el gestor detrás de los intercambios de dinero. Las autoridades belgas creen que la esposa de Panzeri, Maria Dolores Colleoni, y su hija, Silvia Panzeri, estaban al tanto de los intercambios ilícitos y han solicitado su extradición desde Italia. Las dos mujeres niegan las acusaciones.

Catargate: acuerdo del exeurodiputado Panzeri con la Fiscalía belga para divulgar datos del asuntos exeurodiputado Panzeri

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí