efecto Feijóo

La llegada de Alberto Núñez Feijóo ha conseguido que el PP deje atrás los malos resultados en las encuestas, especialmente el bache que vivió el partido cuando el enfrentamiento entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso les llevó a sus peores números. Los populares con su liderazgo renovado han conseguido adelantar al PSOE y han ensanchado la ventaja hasta los 3,5 puntos. El partido de Pedro Sánchez no logra frenar su caída y se dejan cinco puntos en dos meses.

Así lo recoge la encuesta de Simple Lógica para elDiario.es, elaborada entre el 3 y el 11 de mayo. El anterior barómetro, el correspondiente a abril, ya indicaba la remontada de los populares una vez consumado el cambio en la cúpula el partido; en mayo se ahonda en esa tendencia.

Si ahora se celebrasen elecciones generales, el PP obtendría el 29,2% de los votos, según Simple Lógica. Ese resultado les sitúa muy por encima del 21,2% que cosechó Pablo Casado como cabeza de lista del PP en noviembre de 2019.

Esta entrega del sondeo consolida el ascenso de los populares, que cayeron a uno de sus peores datos (21,3%) en febrero de este año, cuando se desató la crisis interna que acabó con el derrocamiento, presionado por buena parte del partido y lo barones, de Pablo Casado. Desde ese momento, que dejó a Feijóo como líder del PP sin candidatos enfrente, su partido ha recuperado casi ocho puntos.

Por contra, el PSOE no da con la tecla para frenar la caída que arrastra durante los dos últimos barómetros. En marzo de este año, justo antes de la crisis de los precios de la energía y la gasolina, Sánchez había conseguido llevar a los suyos hasta el 30,8% de los votos. Sin embargo, si ahora se celebraran comicios de nuevo se quedarían en un 25,7%, por debajo incluso del resultado del 10N, que fue del 28%.

En este tiempo, además de la subida de los precios de la luz, el gas y el combustible, el Gobierno ha protagonizado el escándalo del espionaje de Pegasus, que ha derivado en el cese de la directora del CNI, Paz Esteban, y en un enfrentamiento con los socios de investidura, que le reclaman un examen más profundo de las prácticas de los servicios de inteligencia.

Con este escenario demoscópico, el PP logra abrir una brecha de 3,5 puntos con el PSOE, algo que no ocurría en la serie de Simple Lógica desde mayo de 2021.

El sondeo de este mes también recoge una caída de los socios de coalición. Unidas Podemos también sufre el desgaste y vuelve a caer hasta el 10,4%, después de haber subido un punto en abril que ahora ha perdido de nuevo.

El partido de Ione Belarra ve cómo se aleja el 12,3% que alcanzaron en febrero con la aprobación de la reforma laboral, y se sitúa de nuevo a más de dos puntos de su resultado de noviembre de 2019, cuando se alzaron con el 12,8% de los votos.

Vox resiste el empuje de Feijóo

En marzo y abril, el ascenso del PP impactó en los resultados de Vox. El partido de extrema derecha se había situado tan solo a dos décimas del 20% en febrero, coincidiendo con la crisis de los populares. De hecho, esas estimaciones permitían al partido de Santiago Abascal soñar con superar a su contrincantes en la derecha.

Pero marzo y abril fueron meses malos para Vox. El partido cayó más de dos puntos por la recuperación de los populares, pero ahora ha logrado frenar ese empuje. La extrema derecha consigue recuperarse en el último sondeo y recupera una estimación de voto del 18,3%.

Por su parte, Ciudadanos sigue incapaz de superar la barrera del 3%. El partido de Inés Arrimadas ha mejorado unas décimas y se sitúa en una intención de voto del 2,8%. El peor dato de los partidos que se presentan a nivel nacional es para Más País, que se queda con un 2,4% tras perder 1,2 puntos.

Las malas noticias para Vox están en esta encuesta en el apartado de fidelidad de votos. El partido de extrema derecha ha dejado de ser el que tiene los votantes más fieles, aquellos que votaron a Abascal en 2019 y afirman que le votarían de nuevo. Ese porcentaje se queda en un 75,8%, por debajo de la lealtad electoral que consigue el PP, que logra que estén dispuestos a repetir papeleta el 79,2% de los votantes.

El PSOE, por su parte, solo retiene el 54,8% de su electorado, Unidas Podemos no llega al 50% por una décima y Ciudadanos continúa con su desplome: solo uno de cada cuatro votantes de 2019 elegirían hoy esa papeleta. La mayoría de quienes votaron a Albert Rivera optarían ahora por el PP.

Así, los datos de la encuesta del mes de mayo muestran que se incrementa notablemente la distancia entre bloques ideológicos, que llegó a estar empatada en marzo. Ahora, con la fuerte subida del PP y la resistencia de Vox, la derecha se haría en unas nuevas elecciones con la mitad de los votos que se metieran en las urnas. La izquierda, por su parte, baja del 40%.

Díaz toma ventaja en popularidad

En cuanto a la popularidad de los líderes políticos, la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha agrandado su distancia con Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo tras subir hasta el 42,9% de valoración positiva. Supone un aumento de más de dos puntos que coinciden con los buenos datos de empleo y de contratos fijos tras la reforma laboral.

El líder del PP ha caído unas décimas, hasta el 36,4%, pero es el segundo en valoración. El presidente del Gobierno se queda en un 36,3%, su peor dato de los últimos cuatro meses. Por detrás de Sánchez se sitúa Íñigo Errejón, que tiene un 34,1% de valoración, con una ligera subida.

La tabla de valoración la completan Inés Arrimadas (23,8%), Alberto Garzón (23,1%), Santiago Abascal (17,8%) y Ione Belarra (11,5%).

Ficha técnica

Encuesta de ámbito nacional, realizada telefónicamente a una muestra de 1.049 individuos con derecho a voto en comicios generales , incluida en un estudio ómnibus. Distribución proporcional (CCAA * tamaño de hábitat y cuotas de sexo y edad). El 78% de las entrevistas se realizaron en teléfonos móviles generados aleatoriamente. El error para los datos globales, asumiendo un muestreo aleatorio simple, es de +3,09 puntos, para un nivel de confianza del 95,5%, en la hipótesis más desfavorable (p=q=50%). Las entrevistas se realizaron entre el 3 y el 11 de mayo de 2022.

efecto Feijóo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí