El Barcelona recuperó el sabor del triunfo después de dos derrotas seguidas en Europa y LaLiga y retorna a la segunda plaza con un triunfo por la mínima que le costó mantener en un segundo tiempo en el que sufrió las llegadas de una Real Sociedad sin gol. El equipo azulgrana parece haber puesto fin a la lenta digestión de su eliminación en la Liga Europa, se le vio cómodo sobre el césped del Reale Arena y aunque tuvo que sufrir las acometidas iniciales de los guipuzcoanos enseguida encontró un gol balsámico para sus intereses.

Dembélé había avisado con un disparo al palo que celebraban casi como un gol los pocos aficionados culés que se acercaron a San Sebastián, pero en la siguiente acción no perdonaría el Barcelona y un medido centro de Ferrán lo rubricóAubameyang con un cabezazo desde las alturas anticipándose a la marca de Zubeldia. El gol atenazó al equipo de Imanol Alguacil y dio alas a los blaugranas que insistieron y llegaron con fluidez al entorno de la portería de Remiro, estando más cerca el 0-2 que el empate local ya que la Real vio cortocircuitada sus ideas con un escenario que parecía no haber previsto.

Real Sociedad - FC Barcelona

El once de Xabi Hernández aprovechó la debilidad de la Real para intentar agrandar la herida, lo probó en remates de Ferrán, De Jong y nuevamente Aubameyang aunque esta vez sin acierto. Los guipuzcoanos tuvieron su única oportunidad en el primer tiempo al borde del descanso en una asistencia de Sorloth que dejó solo ante Ter Stegen a Alex Isak, no obstante el sueco está negado cara al gol y envió su remate muy desviado ante la desesperación de la grada de Anoeta. No está mucho mejor su compañero Sorloth. El noruego tuvo en sus botas la más clara del partido a la vuelta de vestuarios e incompresiblemente perdonó en otro disparo sin oposición que lamentó todavía más una afición que ya estaba de los nervios.

El Barça se echó atrás y vio peligrar su triunfo pero esta temporada los donostiarras necesitan hacer un sinfín de oportunidades para marcar alguna y como el equipo barcelonés no fue tan generoso, el marcador local no se movió, ni con la primera del noruego, con Ter Stegen fuera de sitio, ni en la segunda tras un pase genial de Januzaj que el espigado delantero de la Real no supo elevar a gol. La segunda mitad fue un monólogo txuri urdin, que recuperó el buen fútbol que había olvidado durante muchos minutos para cercar el área barcelonista, nuevamente sin fruto por la exasperante falta de puntería que agradecería de corazón un Barcelona que con este resultado afianza su posición en la tabla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí