El regreso de Juan Carlos I a España podría confirmarse en las próximas horas. Tal y como avanzó el jueves Vozpópuli, el exmonarca tiene planeado visitar a su amigo Josep Cusí en Barcelona y también desplazarse a Sanxenxo, donde ya le esperan empresarios y compañeros de regatas. De hecho, en el Club Náuticode la localidad pontevedresa ya se están preparando para una posible bienvenida este mismo fin de semana.

Así lo confirman a este diario amigos muy cercanos al padre de Felipe VI, que van a pasar los próximos días en Sanxenxo para estar presentes en el IV Circuito de la Clase 6mR de la Copa de España que se disputa desde este viernes al domingo. Algunos de ellos, de hecho, se han trasladado con la intención de ver de nuevo al Emérito en el Club Náutico.

Desde hace días, los compañeros de regatas de Juan Carlos I conocen las intenciones del Emérito de pasar unos días en España y aprovechar para volver a compartir la pasión por la vela en tierras gallegas. El plan, al cierre de esta edición, no se ha alterado pese a la exclusiva publicada por Vozpópuli ayery, por tanto, los amigos del exmonarca empiezan a dar por seguro que podrán verle estos días: «Al 75%, viene».

Llegada el viernes, regata el sábado

Las fuentes consultadas explican que, salvo cambio de última hora, la previsión es que el padre de Felipe VI llegue a Sanxenxo en la noche de este viernes. Hace dos años, en las horas previas a abandonar España con dirección a Abu Dabi, el Emérito pudo descansar en un chalet propiedad de Pedro Campos Calvo-Sotelo, presidente del Club Náutico y amigo de Juan Carlos I. Ahora, no obstante, la propiedad está «muy fichada por los medios» y desde el entorno del exmonarca se muestran cautelosos con su lugar de residencia.

El día grande para el Emérito en Sanxenxo, de confirmarse los planes previstos, llegaría el sábado. El plan, afirman sus amigos, es que Juan Carlos I llegue en torno al mediodía al Club Náutico para presenciar las regatas del IV Circuito de la Clase 6mR de la Copa de España. Será entonces cuando el exmonarca reciba un «merecido homenaje» por parte de sus más allegados.

Así, desde el entorno de Juan Carlos I destacan la decisión de rebautizar el torneo de vela que se disputa en Sanxenxo con el nombre de la ‘Copa del Rey Emérito’, una iniciativa, gestada desde hace tiempo, que supone un «reconocimiento» al padre de Felipe VI.

EuropaPress 1075101 regata rey juan carlos corte ingles master 2015 sanxenxo

El Club Náutico de Sanxenxo, además, tiene preparados seis barcos, de las mismas dimensiones que ‘El Bribón’, para que el Emérito, si así lo desea, pueda salir a navegar junto a Pedro Campos y otros compañeros y amigos de regatas.

«Hay que normalizar su regreso»

Las personas del entorno de Juan Carlos I contactadas por Vozpópuli reconocieron en la tarde de ayer su deseo de que el Emérito mantenga sus planes de estar este fin de semana en Sanxenxo y que, lejos de ‘esconderse’, «se deje ver en las regatas».

Estas mismas fuentes recuerdan que el exmonarca comenzó, el pasado mes de diciembre, y en pleno debate sobre su posible vuelta a España, una «campaña de normalización» respecto a ese regreso, cuando acudió al palco International Tennis Centre de Abu Dabi para ver jugar en directo a Rafa Nadal

rey emerito juan carlos abu dabi nadal scaled 1

Ahora, tras el cierre de las investigaciones contra él por parte de la Fiscalía, y la carta enviada a Felipe VI el pasado 7 de marzo anunciando su intención de viajar «con frecuencia» a España, «debería poder desplazarse dentro de su país con total normalidad».

El motivo del viaje, además, «ayuda» a proyectar esa imagen: «Viene a ver a un amigo enfermo a Barcelona y también a reunirse con sus compañeros de regatas. Es algo de lo más natural y todo el mundo lo entendería así».

Viene a ver a un amigo enfermo a Barcelona y también a reunirse con sus compañeros de regatas. Es algo de lo más natural y todo el mundo lo entendería así

Los amigos de Juan Carlos I entienden que se tomen «medidas de seguridad», pero no quieren que el Emérito «se esconda». En todo caso, añaden que conocen, y comprenden, la «necesidad de discreción» del exmonarca: «Hay que adoptar ciertas precauciones, siempre ha sido así».

En ese sentido, recuerdan que hace dos años, en la noche previa a abandonar España, acudió al Club Marítimo de Sanxenxo acompañado por tres personas. Ahora, eso sí «hay muchos periodistas y mucha expectación», por lo que el despliegue podría ser superior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí