Adrián Vázquez

El portavoz de Ciudadanos en el Parlamento Europeo, Adrián Vázquez, está recabando apoyos entre miembros de la dirección del partido para lanzar su candidatura a las primarias internas convocadas para el 9 y 10 de enero, según revelan fuentes de la dirección de Inés Arrimadas a THE OBJECTIVE.

Vázquez se reunió el pasado lunes en un restaurante madrileño con la vicealcaldesa de la capital y coordinadora del equipo de refundación, Begoña Villacís, y el vicesecretario general y portavoz adjunto en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, dentro de esta ronda de contactos.

Arrimadas fue informada del contenido del ágape a su conclusión y ve con buenos ojos que Vázquez lidere la candidatura oficialista, según coinciden varias fuentes, aunque ella prefiere mantenerse en un segundo plano y ser neutral en esta fase precongresual ante la posibilidad de que se presenten otras listas en el congreso extraordinario que se acaba de convocar.

Vázquez se postularía primero a la presidencia de la formación, si bien en la posterior Asamblea General de los días 14 y 15 de enero se quiere refundar el partido con una bicefalia orgánica y política, tal y como recoge el documento que ha elaborado el equipo de refundación para la Ejecutiva naranja.

La primera de estas direcciones es la que saldrá del congreso extraordinario y a la que aspiraría el citado eurodiputado, mientras que la segunda, de carácter político y a cuyo frente pretende seguir Arrimadas, se resolverá más adelante con otras primarias cuando se acerquen las elecciones generales

Vázquez aspira al puesto de secretario general

El eurodiputado de origen gallego, que sustituyó a Luis Garicano al frente de la delegación naranja en Bruselas tras la dimisión de este último en julio, se convertiría -si los afiliados lo avalan a principios de enero- en el nuevo secretario general de Ciudadanos dentro de esta nueva estructura bicéfala, adelantan las citadas fuentes.

No obstante, quedan flecos por cerrar sobre las competencias que tendrá esa figura del secretario general dentro de la dirección de Ciudadanos. Vázquez no quiere ceñirse a llevar el día a día del partido a nivel orgánico, sino que desearía tener también un papel político, «lo más cesarista posible», sin colisionar con el liderazgo de Arrimadas, que por su parte no pone en cuestión

Otros dirigentes de la Ejecutiva de Cs prefieren copiar o acercarse lo máximo posible al modelo bicéfalo del PNV. En la formación vasca, tanto su presidente –Andoni Ortuzar– como el resto de miembros de la dirección política no pueden aspirar a ser candidatos a lehendakari y el cabeza de cartel a unas elecciones no se somete a unas primarias, sino que es elegido por el Euzkadi Buru Batzar, el comité ejecutivo nacional del PNV. 

Esto último no entra en los planes de Vázquez, pero sí tener un rol político que vaya más allá de abrir o cerrar expedientes orgánicos, de ahí que el eurodiputado esté discutiendo con dirigentes naranjas las «atribuciones políticas» que tendría la futura función de secretario general de Cs.

Además, en la actual dirección que dirige Arrimadas hay temor a que se forme una candidatura alternativa de peso de cara a las próximas primarias de enero. En el equipo de la presidenta de la formación naranja se tiene constancia en los últimos días de llamadas y conversaciones para que el también eurodiputado catalán Jordi Cañas dé un paso al frente con el apoyo de otras caras conocidas, aunque este último tiene dudas.

Una eventual candidatura de Cañas sería peligrosa para Arrimadas y Vázquez, ya que Cañas tiene mucho predicamento entre las bases, sobre todo en el ala más socialdemócrata del partido que ha ido perdiendo peso en los últimos años. En 2017, por ejemplo, Cañas fue el principal defensor de mantener el origen ideológico durante la asamblea de 2017 en la que la formación de Albert Rivera dio un giro hacia el liberalismo.

Adrián Vázquez

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí