IVA del gas

El Consejo de Ministros ha aprobado medidas adicionales en el ámbito energético para que los consumidores domésticos y la industria puedan afrontar las consecuencias de la reducción del gas natural procedente de Rusia hacia la Unión Europea. Estas iniciativas se suman a las ya adoptadas para minorar los beneficios extraordinarios de las compañías energéticas, apoyar a la industria, aliviar a los consumidores vulnerables y al denominado Mecanismo Ibérico.

Reducción del 5% del IVA y otras medidas

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha destacado que se reduce, de manera temporal, el IVA que se repercute en las facturas del gas natural desde el 21% al 5%, que es el mínimo autorizado por la legislación comunitaria. Esta medida fiscal se extenderá hasta el 31 de diciembre y se aplicará también a la compra de pellets, briquetas y leña.

La iniciativa se suma a la rebaja fiscal aprobada progresivamente sobre la electricidad, que también ha dejado el IVA en el 5%, ha situado en el 0,5% el tipo del impuesto sobre la electricidad y ha suspendido el impuesto al 7% a la generación, medida que ha aportado un ahorro de más de 10.000 millones a los consumidores.

Teresa Ribera ha afirmado que en función de cómo evoluciones los acontecimientos, se podrían prorrogar las reducciones fiscales para el próximo año.

Reactivación de la cogeneración

Las plantas de cogeneración de la industria podrán renunciar temporalmente a su retribución regulada para entrar en el ámbito de aplicación del Mecanismo Ibérico.

La vicepresidenta tercera ha explicado que estas plantas están presentes en los sectores como la pasta y el papel, la cerámica y la agroindustria y asumen el 20% del consumo de gas del país y el 20% del Producto Interior Bruto industrial. A su juicio, la adopción de esta medida supondrá que la mitad del parque de cogeneración, que ha detenido su actividad por el alza de los precios en los mercados energéticos, volverá a estar operativo, y no solo dejará de demandar electricidad al sistema sino que la podrá aportar.

Ribera ha afirmado que la medida permitirá ahorrar gas porque una central de cogeneración produce calor y electricidad de un modo más eficiente del que lo hace una central de ciclo combinado, lo que supondrá un ahorro de energía primera del 10%. Además, la vuelta a la operación de las centrales de cogeneración que están paradas aportará un ahorro que puede alcanzar el 1,2% de la demanda diaria de gas natural.

Respuesta activa de la demanda

El Ejecutivo ha acordado la creación de un nuevo mecanismo de respuesta rápida de la demanda que aumentará la flexibilidad y la seguridad del sistema eléctrico. Este servicio es similar al denominado mecanismo de interrumpibilidad, es decir, la disponibilidad de las plantas industriales para parar en momentos puntuales y ser retribuidas por hacerlo, según ha explicado Ribera.

La medida permitirá resolver las situaciones de desvíos importantes entre la generación y el consumo que se presenten en el periodo horario inmediatamente anterior al del suministro o en la propia hora de suministro. La vicepresidenta tercera ha subrayado que permitirá que las comercializadoras y los consumidores directos reduzcan su consumo a cambio de una retribución económica.

Generación de energías renovables

La normativa aprobada hoy incluye otras medidas que facilitarán el despliegue de las energías renovables. En este sentido, se establecen criterios más flexibles para determinar la capacidad de las redes de transporte de electricidad y se simplifican los trámites administrativos para los proyectos de generación.

Captura de Pantalla 2022 09 21 a las 6.26.28

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí