El PP estaría en condiciones de negociar con Vox la formación de un Gobierno en solitario porque con un crecimiento de entre 19 y 21 escaños, y los diputados que mantendría Ciudadanos (Cs), entre 1 y 3, se colocaría muy cerca de la mayoría absoluta, que está en los 55 diputados, según el último sondeo de Nc Report realizado entre el 18 y el 22 de abril.

Vox también crece, pero de manera mucho más limitada, entre 5 y 6 diputados, lo que les deja en una horquilla de 17-18 frente a los 45-47 que la encuesta otorga al partido que dirige Juan Manuel Moreno, actual presidente de la Junta de Andalucía.

La clave de estas elecciones, que se celebrarán finalmente antes del verano, está en la distancia que separe al PP de Vox, porque esto determinará la capacidad de los populares de frenar la imposición de un gobierno de coalición como el de Castilla y León.

Estas elecciones andaluzas serán las primeras de la «era Feijóo» y el nuevo equipo ha optado por la estrategia de sacudirse responsabilidades en el gobierno de coalición en Castilla y León y adjudicarlo a la etapa de Pablo Casado. Andalucía ya sí entra en su expediente, y si la diferencia con Vox es sustancial, el PP se plantearía resistirse a una coalición, hasta el punto de colocar sobre la espalda de Vox la posibilidad de una repetición electoral. El votante andaluz del PP no se ajusta al mismo perfil que el de Castilla y León y esto hace que en el partido consideren que en el feudo andaluz sí pueden permitirse el lujo de resistirse a un órdago de Vox porque no tendría la misma penalización.

Encuesta Andalucía
Encuesta Andalucía FOTO: M. Roselló

La encuesta de Nc Report confirma el estancamiento del PSOE, con Juan Espadas al frente. La Alcaldía de Sevilla no le ha reportado una proyección en la opinión pública andaluza que frene la caída de su partido tras haber perdido el gobierno en las anteriores autonómicas, después de casi cuatro décadas de control de la Junta.

En aquellas elecciones, el PSOE fue el partido más votado, pero salió de la Junta por la coalición entre el PP y Cs. Cuatro años de gestión del centroderecha llevan a que el PP sea ahora el partido más votado, con el 33,3 por ciento del voto, y un incremento de más de medio millón de papeletas. Los socialistas pierden otros 63.586 votos, y podrían dejarse otros dos escaños con respecto a las elecciones de diciembre de 2018. Cs pasa de los 21 diputados a una horquilla de entre 1 y 3, con 476.439 votos menos, que en su mayoría van a las arcas del PP. El crecimiento de Vox alcanza los 214.799 votos y de 12 escaños puede llegar a entre 17 y 18.

Unidas Podemos tendría una representación de 9-10 escaños. La coalición electoral Adelante Andalucía se fracturó en 2020 al abandonarla Teresa Rodríguez y fundar su propio partido político, denominado Andalucía No se Rinde. Mientras que Podemos e Izquierda Unida se integran bajo la marca Unidas Podemos. En junio de 2021 Teresa Rodríguez volvió a hacer suyo el nombre de la marca de la antigua coalición Adelante Andalucía.

En este sondeo, la representación de Adelante Andalucía caería hasta los 2-3 escaños, con casi 400.000 votos menos. Unidas Podemos se queda con 335.896. La suma del bloque de izquierda llegaría a los 42-46 escaños, por debajo de la lista más votada que encabeza Juanma Moreno.

El conglomerado de siglas de la izquierda, que penaliza sus posibilidades electorales, incluye a Andaluces Levantaos, donde entra Más País: no alcanzarían representación, con 90.579 votos, a pesar de que crecen con respecto a las anteriores elecciones.

El PSOE pierde hasta un 14,5 por ciento de voto que huye a la abstención. Y otro 6,6 por ciento dice que votará, en esta ocasión, al PP. Los populares son la fuerza con más fidelidad de voto, seguidos de Vox. De Ciudadanos, su principal fuga es al PP, hasta un 49,3 por ciento de los votantes de las últimas elecciones. Y Vox podría tener un trasvase del 13,9 por ciento de su voto al partido que preside Juanma Moreno.

Esta encuesta confirma que la izquierda sigue desmovilizada y con una expectativa de voto aún menor que tras el desastre de 2018, mientras que el centroderecha se encuentra al máximo de su movilización.

Gana el bloque de derecha

Así, este último bloque pasa del 50 por ciento al 54,4 por ciento, y de 59 a 63-68 escaños. Mientras que la izquierda retrocede del 44,1 por ciento al 39,1 por ciento, y de 50 a 42-46 escaños.

El PP es el partido que experimenta el mayor crecimiento pues avanza 12,6 puntos porcentuales al pasar del 20,7 por ciento al 33,3 por ciento. Mientras que los naranjas son los que más bajan: se dejan 13,4 puntos y retroceden del 18,3 por ciento al 4,9 por ciento.

Por otro lado, el que hasta ahora era el tercer actor del bloque del centroderecha, Vox, pasa a ser el segundo al superar a Ciudadanos. Mejora su resultado al pasar del 11 por ciento al 16,2 por ciento.

En la izquierda, el PSOE pierde 2,8 puntos porcentuales, mientras que Adelante Andalucía, que obtuvo el 16,2 por ciento del voto en 2018, dividida en dos candidaturas ahora sumaría entre ambas un 14 por ciento del voto, 2,2 puntos menos que en las anteriores elecciones.

Este sondeo también confirma que se mantiene la tónica iniciada en la elecciones de 2018 y que supone que la participación en las autonómicas andaluzas tiene la misma intensidad que la de las generales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí