ley trans

El PSOE ha desafiado a su socio de Unidas Podemos y ha pedido, junto al PP, ampliar el plazo para presentar enmiendas parciales en el Congreso a la ley trans hasta el próximo 26 de octubre. Este movimiento, que dilata de nuevo la tramitación de la ley, ya ha tenido consecuencias y la política y activista trans Carla Antonelli ha solicitado su baja del PSOE, mientras que el colectivo ha convocado una manifestación el próximo sábado para defender la ley trans y pedir su tramitación urgente. 

El plazo de presentar enmiendas parciales a la ley trans acababa este miércoles y Unidas Podemos quería cumplir con estos tiempos, puesto que esta formacón y el PSOE habían acordado tramitar la ley por la vía de urgencia, tal y como pedía el Ministerio de Igualdad, autor del texto.

Sin embargo, el PSOE ha votado en la misma línea que el PP y Vox este martes en la Mesa del Congreso para ampliar el plazo hasta el próximo miércoles, lo que ha evidenciado una nueva discrepancia entre los socios de coalición.

La ministra de Igualdad y responsable de la ley, Irene Montero (Unidas Podemos), ha lamentado en Twitter lo que ha considerado como «una mala noticia» y ha advertido: «No podemos hacer esperar más a las personas trans y a la comunidad LGTBI para que sus derechos sean ley, sin un solo derecho menos». «Este es el compromiso del Gobierno», ha zanjado.

Fuentes del Gobierno niegan sin embargo ningún incumplimiento con la ley trans. Aseguran que ellos han cumplido y que ahora es algo que corresponde a los grupos parlamentarios. 

Reticencias en el PSOE

Pero lo cierto es que la ley trans lleva más de dos años provocado reticencias en determinados sectores feministas del PSOE. En concreto, la diputada socialista y presidenta de la Comisión de Igualdad en el Congreso, Carmen Calvo, advirtió de que esta ley, que reconoce el derecho a la autodeterminación de género, «puede destrozar la potente legislación de igualdad» que existe en España.

La secretaria general del PSOE socialista en la Cámara baja, Isaura Leal, ha reconocido que su partido necesita «tiempo» para trabajar la ley trans, pero ha negado que se trate de un retraso. «Retrasos no. Tiempo para dedicar a la importancia que tiene este proyecto de ley, sin duda, sí», ha respondido a preguntas de los periodistas. Para Leal, el tiempo de tramitación que está llevando la norma «es muy escaso» en relación a la que habitualmente llevan los textos que se trabajan en el Congreso. De hecho, ha recordado que el debate a la totalidad de la ley se produjo «hace 12 días».

Con el voto del PSOE, en cambio, se cumplen las «sospechas» de Unidas Podemos que trasladaba este martes por la mañana su portavoz en el Congreso, Pablo Echenique, quien ha advertido a sus socios: «Aunque haya quien intente reabrir el debate, no es un debate abierto en la ciudadanía y confiamos en que esta ley pueda salir adelante con un debate parlamentario sin transfobia».

Malestar en el colectivo trans: baja de Antonelli y manifestación

Ante los últimos acontecimientos, la exdiputada de la Asamblea de Madrid Carla Antonelli, que fue la primera diputada trans en ocupar un escaño en el Congreso de los Diputados por el PSOE, ha solicitado su baja del partido y ha instado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a que «vuelva a poner la ley en su sitio», cierre los plazos de enmiendas y se continúe con la tramitación de urgencia «por la palabra dada y el compromiso adquirido».

«Hay gotas que colman los vasos», ha advertido en su perfil de Twitter: «Prefiero ir por la calle y mirar de frente a mis compañeros trans que agachar la cabeza de la vergüenza por haberles traicionado y haberme traicionado a mí misma, que es cuando ya nada queda y la vida pierde su sentido».

Antonelli ha denunciado una «nueva maniobra de ampliar los plazos de enmiendas hasta diciembre» y «el amago de más recortes en la ley». «Y quiero decir, que en mi nombre y de mi militancia eso no va a suceder, aunque el dolor y desasosiego me invadan, porque son muchas las compañeras de las que tengo un recuerdo de empatía abrumadora a lo largo de todos estos años, de amistad, complicidad, compañerismo y orgullo», ha zanjado.

Por su parte, la Plataforma Trans ha convocado una manifestación el próximo sábado a las 18.00 horas en la Plaza Pedro Zerolo de Madrid para pedir al PSOE que deje de bloquear la ley y le ha declarado «partido non grato».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí