El Rey Emérito ante Felipe VI

Después de tres días en Sanxenxo, el Rey Juan Carlospone hoy rumbo a Madrid para reunirse con Felipe VIantes de volver a Abu Dabi. Con esta visita a La Zarzuela, el padre del jefe del Estado espera normalizar su presencia en España y que sus próximas visitas -la siguiente en apenas tres semanas- no despierten tanta expectación y pueda ser un ciudadano con libre movimiento, sin que sus viajes arrojen críticas de partidos del Gobierno hacia la Corona o de ex vicepresidentes.

«Yo he venido aquí a normalizarlo todo», ha dicho Don Juan Carlos en varias ocasiones a sus amigos en Sanxenxo. Aunque el Rey ha querido facilitar el trabajo de la prensa estos días y no se ha escondido, sus respuestas se han limitado a hablar de las jornadas de navegación y afirmar que se encontraba «muy bien». Cuidándose de que ninguna declaración efectuada provocara el enfado de La Zarzuela o La Moncloa, pues la situación no es fácil.

Porque este viaje de Don Juan Carlos a España se produce por iniciativa propia. Y aunque la versión de Zarzuela es que el padre de Felipe VI podía venir cuando quisiera, y La Moncloa descargó toda la responsabilidad a la Corona, lo cierto es que su vuelta a España fue fruto de arduas negociaciones entre algunas personas de su confianza y el equipo de Felipe VI. La llamada de su hijo hace una semana desde Abu Dabi, en la que le emplazaba a verse cuando viniera a Madrid, aceleró todos los planes de Don Juan Carlos. Fue esa conversación la que le decidió a volver a España cuatro días después. Y en lugar de pasar primero por Madrid, donde no puede pernoctar, eligió cumplir con sus amigos en Sanxenxo.

Tal y como ha sabido EL MUNDO, a las ocho y media de la mañana Juan Carlos I abandonará la casa de Pedro Campos hacia el aeropuerto de Vigo. Allí tomará un vuelo que probablemente aterrice en el Aeropuerto de Torrejón. El lugar al que Don Juan Carlos llegó en tantas ocasiones en aviones oficiales le recibirá este lunes como cualquier ciudadano que viaja en un avión privado y al que le derivan a ese aeropuerto, pista de aterrizaje común para los llamados taxis aéreos. Desde allí, un vehículo le trasladará hasta el Palacio de la Zarzuela, la que fue su casa durante medio siglo y que ahora le recibe como invitado.

Sin fotos

Casa Real ha concebido este encuentro como un asunto privado entre padre e hijo. Como el Rey Emérito es una persona retirada de la vida pública desde 2019, han decidido que el reencuentro con Don Felipe, Doña Sofía y otros miembros de la familia no merece, al menos de momento, trascender al público. Por eso La Zarzuela no lo incluyó en la agenda institucional del Rey, porque se trata de un compromiso personal.

Aunque fue la Casa quien informó a través de un comunicado oficial que Don Juan Carlos visitaría La Zarzuela hoy, de momento no tienen previsto dar más información del acto. Es poco probable que se conozca, al menos por fuentes oficiales, cómo transcurrirá el encuentro y quién visitará al Rey Emérito en La Zarzuela. También se maneja la idea de no repartir fotos de la visita de Don Juan Carlos. En otras ocasiones de carácter privado, como el arranque escolar de Doña Leonor en Gales, sí se distribuyeron instantáneas.

El Rey Padre llegará a la que fue su casa pasadas las once de la mañana. Allí se reunirá con su familia, almorzarán temprano y cerca de las cuatro de la tarde pondrá de nuevo rumbo al aeropuerto para viajar de regreso a Abu Dabi. Don Juan Carlos ha lamentado entre su entorno el poco tiempo que va a permanecer en La Zarzuela. «Parece más un trámite que un reencuentro familiar», ha explicado una persona de las que han estado con el Rey Padre todo el fin de semana en Sanxenxo, lamentando que su vuelta a La Zarzuela «parezca algo clandestino».

El Rey Emérito ante Felipe VI

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí