perfiles políticos

Toda negociación exige ajustes, cesiones y concesiones por ambas partes. La que mantienen Partido Popular y Partido Socialista en las últimas semanas, desde la dimisión de Carlos Lesmes en su cargo, para la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) no es una excepción. Y, así las cosas, las premisas de idoneidad sobre los futuros candidatos que ha puesto el PP sobre la mesa están condicionando, en gran medida, los movimientos del Gobierno en relación con sus socios de legislatura para descartar los nombres que, habitualmente, suenan como favoritos. El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha tenido que mover su posición y, de ahí, que el interlocutor designado desde la Presidencia, Félix Bolaños, trate de recomponer con sus socios, los perfiles a proponer, lejos de los candidatos más afines a los partidos, como piden los populares.

No en vano, este mismo miércoles, el líder del PCE de Yolanda DíazEnrique Santiago, se reunía con el propio Bolaños por este motivo. Fuentes próximas al encuentro han apuntado a El Debate el interés de la vicepresidenta del Gobierno por estar al tanto «de todos los avances» que se están produciendo en el marco de las conversaciones con los de Alberto Núñez Feijoo. Una posición que, además, ha puesto de manifiesto la distancia, cada vez mayor, que separa a Podemos y Díaz en la mayor parte de los asuntos institucionales más relevantes.

Publicidad

Mientras la ministra de Trabajo confía en que se materialice un acuerdo con el PP, desde el frente morado de Irene Montero y Ione Belarra, tienen serias dudas de que un futuro y eventual pacto «ventajoso para el PP» sea lo más conveniente para ellos, políticamente hablando.

No sólo por el hecho de que se encuentran en un segundo plano «en todo esto» del Poder Judicial sino porque entienden que las cesiones del Gobierno a las premisas técnicas que los populares han fijado como líneas rojas, «dejarán fuera» varios de sus nombres «favoritos» como el del juez De Prada o el de Victoria Rosell, a quienes tratan de buscar un puesto en el nuevo CGPJ o en el Constitucional.

Sea como fuere y pese al hermetismo que rodea el estado real de la cuestión, en el día a día entre Félix Bolaños y Esteban González Pons, el acuerdo no parece, por el momento, inminente. Entre otras cuestiones porque todavía hay «flecos» que pulir antes de entrar en la discusión de unos nombres que el Partido Popular insiste en aclarar que, por su parte, «todavía no tienen».

Fuera del enfrentamiento en el Senado

Precisamente, por la intensidad de las negociaciones y por lo delicado que para el Gobierno está siendo en relación a sus socios de legislatura esta cuestión, el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, evitaba los reproches al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, en el debate del Senado que enfrentó a ambos líderes, sobre su posición para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Sánchez comparecía en el Pleno de la Cámara Alta para informar de las nuevas medidas de su Ejecutivo ante la crisis económica y social pero no ha entrado en alusiones al Poder Judicial, rebajando notablemente el tono de anteriores intervenciones contra Feijóo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí