Empieza el Mundial 2022

El jugador del Fenerbache pudo incluso irse con más recompensa si un milimetrado fuera de juego, que tuvo que ser detectado con la lupa del VAR, no le hubiera anulado un gol anotado a los tres minutos.

No perdió el apetito el capitán de la Tri, que al cuarto de hora ganó la espalda de la avanzada defensa catarí y fue derribado por el portero local Al Sheeb. El delantero se había empeñado en que el primer gol del Mundial fuera suyo y suyo fue cuando transformó la pena máxima.

Publicidad
Enner Valencia bate a Al-Sheeb desde el punto de penalti / EFE
Enner Valencia bate a Al-Sheeb desde el punto de penalti  |EFE

El tanto era una evidencia y el partido ya no parecía tener vuelta atrás. Catar seguía impotente y Ecuador asomaba al área rival con más o menos peligro, con las internadas de Caicedo o, incluso de Preciado, de cuyas botas salió en el minuto 31 un centro medido al área chica que Valencia rescató de cabeza casi a ras de césped para conseguir el segundo.

La grada, poblada de túnicas blancas, con algún asiento vacío salvo en la zona amarilla donde 5.000 ecuatorianos ponían color, se apagó. Incluso los asientos vacíos comenzaron a aflorar, signo de que la afición local había perdido las ganas de animar a su equipo, que tuvo que conformarse con los incondicionales que, desde uno de los fondos y casi como si se tratara de un orquestado concierto, cantaron a ritmo de la batuta de un director.

Énner Valencia  celebra uno de sus goles frente a Catar en el partido inaugural del Mundial 2022 / EFE
Énner Valencia celebra uno de sus goles frente a Catar en el partido inaugural del Mundial 2022  |EFE

Ecuador se mantuvo pendiente de Valencia, víctima de una dura entrada que pudo dejarle fuera de juego, aunque el jugador se aferró a su histórico partido. Hasta que ya no pudo más y en el minuto 75, de nuevo renqueante por una dura entrada, dejó su puesto a Cifuentes.

Catar asomó en un par de internadas en las que Al Haydos mostró dotes de pasador, pero sus compañeros no supieron rematar a puerta. Galíndez no tuvo que intervenir.

Todo lo contrario que Al Sheeb, que evitó que la lección fuera más dura para la anfitriona con un par de paradas, una meritoria a disparo de Ibarra en el minuto 55.

2507459279 36051720 1300x731

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí