discurso de Biden

En uno de los discursos más esperados de la 77ª reunión de la Asamblea General de Naciones Unidas, el presidente de EE.UU., Joe Biden, arremetió contra el líder ruso, Vladimir Putin, por la guerra en Ucrania.

El mandatario calificó la invasión rusa como «una guerra innecesaria y brutal»de la que responsabilizó directamente a Putin por los últimos seis meses de ataques en territorio ucraniano.

«Es una guerra que escogió un hombre, para ser muy franco. Hablemos con franqueza: un miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU invadió a su vecino y trató de borrar a un Estado soberano del mapa».

Pidió al mundo «ver estos actos horrendos por lo que son» y descalificó la justificación de Rusia de que tenía que lanzar una «operación especial» en Ucrania para defender su propia integridad y liberar a los ucranianos de un «gobierno nazi».

«Nadie amenazó a Rusia, y nadie sino Rusia buscó el conflicto (… ) No se pueden expandir las fronteras a través del derramamiento de sangre», continuó Biden, que reiteró el apoyo a Ucrania: «Seremos solidarios y nos opondremos a la agresión rusa. Punto».

El discurso del presidente estadounidense, de casi 20 minutos, fue pronunciado ante los miembros de la ONU en la sede de Nueva York. Estaban presentes losdelegados de la Federación Rusa que reaccionaban con risas y escepticismo a las palabras de Biden.

Más temprano este miércoles, el presidente Putin anunció desde Moscú una movilización de 300.000 reservistas para apoyar las operaciones militares en Ucrania.

Esta «movilización parcial», dijo el mandatario ruso en un discurso televisado, es producto de la necesidad de defender la soberanía y la integridad territorial del país.

Reuters

Putin hizo anuncios en un discurso televisado desde Moscú.

Reformar el Consejo de Seguridad

El presidente de EE.UU. también planteó la necesidad de hacer cambios en elConsejo de Seguridad de Naciones Unidas, actualmente integrado por 15 Estados.

De ellos, cinco son permanentes y tienen derecho a vetar las resoluciones propuestas de otros: China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia.

Este año, varios proyectos presentados y que denunciaban la invasión rusa fueron vetados por el representante de Moscú, por lo que no prosperaron.

Ante esta situación, Biden dijo que los miembros permanentes de «abstenerse del uso del veto, salvo en situaciones extraordinarias, para velar para que el Consejo no pierda su credibilidad y eficacia«.

También planteó que el Consejo de Seguridad amplíe su numero de miembros. Actualmente 10 asientos son no permanentes.

Getty Images

Los límites de la ONU al descubierto

Análisis de Sarah Smith, editora de Norteamérica de la BBC

En su discurso, Biden destacó el hecho de que 141 países en la Asamblea General de la ONU se unieron para condenar inequívocamente las acciones de Rusia. 

Advirtió que la Carta de la ONU, la base misma del orden global basado en reglas, estaba bajo ataque. 

Pero mientras la guerra de Ucrania domina la Asamblea General de la ONU, los límites de lo que la ONU puede hacer cuando una nación miembro invade a otro país están claros. 

Rusia, que tiene un asiento permanente en el Consejo de Seguridad, y por lo tanto con derecho a veto, lo ha hecho.

Getty Images

Energía y derechos humanos

El mandatario estadounidense urgió a todos los países a volver a comprometerse en el refuerzo del pacto de no proliferación nuclear y alertó: «Una guerra nuclear no puede ser ganada y nunca debe ser combatida».

En alusión a la situación actual de crisis energética, de la que se suele responsabilizar a Rusia, Biden dijo que EE.UU. está trabajando para asegurarse de que ningún país es capaz de volver a «usar la energía como arma».

El presidente concluyó su discurso admitiendo que los líderes mundiales se enfrentan a grandes desafíos, en especial en el campo de los abusos a los derechos humanos.

Biden instó a los países a ser «autores de la historia» en lugar de ser «testigos pasivos» de ella.

discurso de Biden

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí