Feijóo y Rajoy

«Hasta los militantes socialistas saben que Españanecesita una nueva etapa. Saben que el Gobierno está ensimismado en sus líos y no es capaz de ver las urgencias de las familias. Se preocupa de sí mismo y no de los demás». Éste viene siendo el mensaje central de los últimos discursos del líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. Este domingo lo ha vuelto a repetir, en la clausura del Congreso Local del PP de Pontevedra.

El caso de espionaje al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a la ministra de Defensa, Margarita Robles, y los cruces de acusaciones que ha desatado es, para el presidente del PP, la gota que amenaza con colmar el vaso de la legislatura. Cosa que comparte el ex presidente Mariano Rajoy, quien también ha intervenido en el acto.

«¿Qué política es esta? ¿Qué mensaje manda el Gobierno cuando comunica su división? Así no se puede gobernar un país», ha enfatizado Feijóo, que ya ha apuntado esta misma semana a que lo «lógico» sería dar por terminada la legislatura y convocar elecciones anticipadas. A su juicio, si Pedro Sánchez «no es capaz de gobernar a 22 ministros, cómo va a gobernar a 47 millones de españoles».

«Se hacen oposición a sí mismos», ha incidido el líder de la oposición. «Nunca habíamos visto un Gobierno como éste», que sólo «sigue unido en criticar al PP», ha juzgado. «Es el único pegamento, criticar a la alternativa de Gobierno».

Antes de Feijóo, Rajoy ha vaticinado que el PP, «si se lo toma en serio», va a ganar las generales. «Empieza ahora una buena etapa para el PP en toda España» tras el cambio en la presidencia del partido, ha dicho. «Creo que el año que viene el PP va a ganar las elecciones, porque este Gobierno ya no se sostiene. Este Gobierno es una jaula de grillos que sólo es capaz de generar división y crear problemas, y nuevamente van a dejar la economía hundida. Es su sino, y el nuestro es recuperarla».

«No me creo las encuestas, y por tanto no pueden servirnos para que nos confiemos», ha advertido después Feijóo. «No tengo ninguna ansiedad por cambiar al Gobierno. Es el propio Gobierno el que está absolutamente comprometido consigo mismo» en propiciar ese cambio por la vía de la autodestrucción, ha dicho. «Yo simplemente soy un espectador y me preocupa», ha añadido. 

En otro pasaje de su discurso, Feijóo ha respondido a las críticas que le dedicaron Vox y Ciudadanos por haber hablado el viernes en Barcelona de la «nacionalidad catalana». El presidente del PP les ha contestado que «los intereses de cada territorio son perfectamente compatibles con la unidad nacional». «Aunque nos quieran imponer la moda de la crispación, ante la crispación, sosiego. Cuando uno está convencido, no tiene que gritar. Aunque nos insulten, no obtendrán de nosotros otra cosa que propuestas e ideas», ha explicado.

«Somos una fuerza imparable si persistimos en la serenidad y en nuestro reformismo», ha zanjado. ¿Por qué? Porque, en su opinión, «la crisis económica cada mes irá a peor». «España no puede resignarse a ser el único país que no ha recuperado el PIB previo a la pandemia y a tener el doble de paro que la media de la UE».

Feijóo y Rajoy

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí