línea dura de Ayuso

Isabel Díaz Ayuso ha vuelto a cargar con contundencia contra Pedro Sánchez tras la ruptura de las negociaciones entre el presidente del Gobierno y Alberto Núñez Feijóo para renovar el CGPJ. La presidenta madrileña, que siempre manifestó su oposición a esa interlocución entre Génova y Moncloa, ha vuelto a elevar el tono contra el jefe del Ejecutivo, en una estrategia que desde la dirección nacional achacan, únicamente, a la cercanía de las elecciones de mayo: «Va contra Sánchez porque a Lobato no lo conoce nadie».

Esa es la explicación que dan desde la sede nacional del partido al discurso protagonizado por Isabel Díaz Ayuso en los últimos días. Un discurso, afirman las fuentes consultadas, que busca «confrontar modelos con el presidente del Gobierno porque su rival en Madrid no es conocido y, además, desde Moncloa también se le ataca directamente a ella».

Las fuentes de la dirección del PP consultadas, por tanto, descartan cualquier intento de Ayuso de reivindicarse como alternativa a Sánchez frente a Feijóo: «Ella está siendo, desde el principio, leal. Son otros los que buscan un enfrentamiento entre ambos que no existe».

La división, en el Gobierno

En ese sentido, y en relación con las negociaciones para la renovación del Poder Judicial, desde Génova destacan que Alberto Núñez Feijóo siempre actuó con criterio propio: tanto cuando inició esas conversaciones como cuando decidió acabarlas. Así, recuerdan que el presidente nacional del PP apostó por el diálogo pese al rechazo de Ayuso y descartó cualquier acuerdo cuando Sánchez confirmó su intención de rebajar el delito de sedición.

Esa decisión, añaden, la compartió con todos los presidentes autonómicos del PP, y no solo con Ayuso. Y, por tanto, la madrileña, «no le arrastró», tal y como aseguró hace unos días la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez.

Malestar en las provincias del PP: "Solo Feijóo y Ayuso tienen libertad para elegir candidatos"
Isabel Díaz Ayuso y Alberto Núñez Feijóo.Europa Press

Desde Génova, además, destacan que no existe división en el PP tras las negociaciones del CGPJ y acusan a Moncloa de agitar esa tesis para tapar, precisamente, las peleas internas del Partido Socialista y de Unidas Podemos por este asunto.

Fueron PSOE y Podemos los que quisieron que no hubiera acuerdo por el incendio que les provocaba

Así, desde el PP destacan que las negociaciones estallan por la oposición de los tres ministros jueces del Gobierno -Marlaska, Robles y Llop- a acabar con las puertas giratorias y por la guerra abierta entre Podemos y Yolanda Díaz por la no elección de Victoria Rosell como vocal del CGPJ: «Fueron PSOE y Podemos los que quisieron que no hubiera acuerdo por el incendio que les provocaba».

Ahora, además, «los barones del PSOE no quieren saber nada de Sánchez por haber sacado el tema de la sedición a seis meses de las elecciones autonómicas«.

Ayuso, respaldada por todo el PP

Desde Génova, por tanto, exhiben unidad con Ayuso y culpan al Gobierno de buscar una división que no existe. Una fotografía de la situación que coincide, al cien por cien, con la de Sol.

Desde el entorno de la dirigente madrileña explican que esas acusaciones son «un intento del Gobierno de desprestigiar a Feijóo a través de la presidenta» y destacan que su relación con el actual líder nacional del PP «no tiene nada que ver» con «la anterior etapa».

Las mismas fuentes consultadas por Vozpópuli añaden, además, que toda la cúpula del PP respaldó a Ayuso en su intervención del foro de La Razón el pasado lunes, y que tanto Cuca Gamarra como Elías Bendodo la felicitaron tras su duro discurso contra Sánchez.

La interlocución con Feijóo y la actual ejecutiva nacional, por tanto, es «total» y la propia Ayuso oficializará esa sintonía asistiendo al próximo Comité Ejecutivo Nacional del partido, previsto para el próximo lunes. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí