grandes fortunas

Avalancha de donaciones a familiares y de cambios a bienes gananciales para eludir este año el impuesto a grandes fortunas que aprueba hoy el Congreso.Así lo trasladan los despachos, en plena cuenta atrás en el asesoramiento a grandes patrimonios que intentan librarse del impuesto en 2022, para lo que hay muy poco tiempo y escasas alternativas, a diferencia de las estrategias de planificación para 2023.

Ahora mismo sólo caben dos opciones: donar y transformar un régimen matrimonial de bienes privativos a gananciales, lo que se está haciendo de forma masiva en la Comunidad de Madrid y Andalucía, las principales afectadas, para dejar la cuota por debajo de los 3,7 millones de euros.

Publicidad

En el resto de comunidades afectadas también hay movimientos, aunque con pocos afectados. Desde horquillas más altas, que van de los 8,6 millones en Galicia, los 16,6 en Cataluña, 23,8 en Asturias, 25,03 en Murcia, 26,29 enCantabria y 209,85 en Baleares, según cálculos de Fedea. 

Y se añade la posibilidad de cerrar un pacto sucesorio en Galicia, Cataluña y Baleares.

Las grandes fortunas están recurriendo sobre todo a las donaciones, bonificadas además en Madrid y Andalucía, según los despachos consultados por Vozpópuli. Se trata de estrategias que son habituales en el Impuesto de Patrimonio que calca el de grandes fortunas, que ahora se revelan como las únicas para librarse del nuevo impuesto este año, una vez que el Gobierno ha adelantado su entrada en vigor a 2022, con lo que se devengará el 31 de diciembre.

En el caso del cambio de bienes privativos a gananciales, con un efecto «traspaso» de activos al cónyuge, Antoni Murt, socio del área de Fiscalidad de EY Abogados, destaca que las últimas evoluciones jurisprudenciales permitirían hacerlo sin coste fiscal, a diferencia de lo que puede ocurrir en donaciones.

En este sentido se pronuncia Esaú Alarcón, miembro del Consejo Asesor Institucional de la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf), que destaca que una sentencia del Supremo deja a estos cambios en el régimen matrimonial exentos.

Sin embargo, Alarcón avisa de que la enmienda que crea el impuesto a grandes fortunas que se ha registrado en la proposición de ley que crea los impuestos a banca y energéticas contiene una discriminación a no residentes, que empiezan a tributar desde 3 millones de patrimonio, a diferencia de los 3,7 millones para residentes, ya que no se les aplican los 700.000 euros exentos.

Lo que refrenda Alejandro del Campo, socio de DMS Consultuing que asesora a no residentes, que cuenta que se plantean si fijar su residencia en Baleares, que además sube Patrimonio.

Lo que puede hacerse para 2023

De cara a 2023, se está recomendando volver al concepto de empresa familiar, jugar con el tope Renta/Patrimonio, vigilar que se cumpla el límite del 50% de las retribuciones, no enfocarse en los dividendos, cobrar poco y obtener la financiación de préstamos de sociedades vinculadas y vivir de ahorros y no retribuir, si se puede.

No se aplica el límite de Renta y Patrimonio a ganancias patrimoniales de más de un año, sí a dividendos y al esto de rendimientos. Interesa por lo tanto tener inversiones financieras que no generen dividendos, en fondos de inversión, no tener bonos, que generan intereses, ni participaciones en empresas, que generan dividendos.

Además, advierte Alarcón, lo que se haga respecto a las rentas del capital afronta una subida en estos Presupuestos. En concreto, se incrementan las rentas del capital superiores a 200.000 euros del 26% al 27% y las de más de 300.000, al 28%, con un aumento de dos puntos, para recaudar 204 millones. Sin embargo, cree que el golpe es menor si se canaliza la tributación a las rentas del capital en el IRPF que si se afronta el impuesto a grandes fortunas.

Luisa López, socia de Laffer Abogados, explica que en el asesoramiento a grandes patrimonios residentes en la Comunidad de Madrid vigilan que las numerosas empresas familiares radicadas en Madrid cumplieran los requisitos que se exigen para disfrutar de la exención, ya que desde que la Comunidad que ahora preside Isabel Díaz Ayuso bonificó el Impuesto de Patrimonio al 100%, ha habido cierta relajación y con la llegada del nuevo impuesto estaban aconsejando a sus clientes que se revisaran.

En 2023 operará además la bonificación al 100% que acaba de anunciar Murcia y el incremento de la de GAlicia del 25% al 50%. En cualquier caso, según muestran los cálculos de los economistas asesores fiscales (REAF), la factura será menor en Madrid y Andalucía que en otras comunidades. En algunos casos, los extremeños pagarán 140.000 euros más que los de Madrid.

EuropaPress 4826904 ministra hacienda funcion publica maria jesus montero interviene sesion e1669237644636.jpg

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí