incremento del gasto militar

El Gobierno acelerará las próximas semanas las negociaciones con sus socios de coalición y con el resto de aliados parlamentarios para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado de 2023. El rechazo explícito de formaciones como Unidas Podemos, ERC, Bildu o Compromís complican la posibilidad de que en esas cuentas se incluya un significativo aumento del gasto militar, tal y como ha comprometido Pedro Sánchez. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, se apresuró a recordar en el primer día a la vuelta de vacaciones que la coalición que lidera no está por la labor. Este lunes Díaz dio “una pista” que, en su opinión, indica que no habrá más gasto militar en esas cuentas: “En el techo de gasto que negociamos en julio (la antesala de los Presupuestos) no hay ninguna partida con ese incremento”. El argumento lo rechaza de lleno el ala socialista, que da por hecho que se producirá el crecimiento prometido. “Una cosa es el presupuesto y otra el techo de gasto. Y será cuando se presenten los Presupuestos Generales del Estado cuando se verá cómo se incrementa cada partida, incluido el gasto en Defensa”, afirman fuentes de Moncloa. PSOE y Podemos aplazan la reunión sobre la coalición con los secretos oficiales como última discrepanciaPSOE y Podemos aplazan la reunión sobre la coalición con los secretos oficiales como última discrepancia

Saber más

La propia Yolanda Díaz y el resto de ministros de Unidas Podemos ya fueron muy críticos antes de las vacaciones con la concesión de un crédito de más de 1.000 millones de euros para aumentar el gasto en el departamento de Margarita Robles en el contexto de la guerra de Ucrania y justo tras la cumbre de la OTAN. Y ahora, en pleno inicio de curso, han querido explicitar de nuevo su rechazo: “Habrá Presupuestos Generales y tienen que ser útiles para la ciudadanía, tienen que entrar en las casas de la gente. En lo que estamos trabajando es en unos Presupuestos que solucionen los problemas de la gente”. Cuestionada por la repercusión en el empleo de zonas con fuerte implantación de industria militar como Galicia o Andalucía, la también ministra de Trabajo se mostró rotunda al criticar que “de la anterior partida, por desgracia, no iba ni un céntimo de euro a generar empleo”. “Me gustaría que seamos cuidadosos con las comarcas con más dificultades”, añadió en una entrevista en la Cadena Ser.

Ese rechazo frontal de los socios de coalición se une, además, al de la mayoría de aliados parlamentarios. Formaciones como ERC, Bildu, Compromís o Más País también reniegan de una mayor inversión militar y ya han afeado en el Congreso a Pedro Sánchez que lleve a cabo unos planes que no tienen el respaldo de la llamada mayoría de investidura. “Si ustedes aumentan el gasto en Defensa, ¿de dónde sale la pasta?”, le preguntó a Sánchez desde la tribuna el portavoz de Esquerra, Gabriel Rufián, tras el anuncio del presidente antes del verano. “Siempre ha pasado: más soldados, menos enfermeros; más tanques, menos hospitales”, agregó. En términos parecidos se expresó el portavoz de Más País, Íñigo Errejón, que afeó que “con once suicidios al día este Gobierno va a aprobar un crédito extra de 1.000 millones en Defensa y apenas invierte 50 millones al año en salud mental”. 

Desde Unidas Podemos dan por descontado que esos planes de Sánchez por ir aumentando progresivamente la inversión en Defensa difícilmente los podrá llevar a cabo a través del proyecto de ley de Presupuestos. “¿Con quién los va a sacar?”, se preguntan los morados, que precisan: “Ya no es solo que nos opongamos nosotros, es que la mayoría de la investidura está en contra. Eso solo lo podría apoyar el PP”. Fuentes de la parte de la coalición liderada por Yolanda Díaz no esperan que vuelvan a reproducirse nuevos choques por este asunto y confían en que las cuentas del año que viene salgan adelante en tiempo y forma y con el respaldo de los aliados parlamentarios del Ejecutivo. “Son las últimas cuentas de la legislatura y es fundamental que salgan adelante”, insisten. 

“Los compromisos del presidente se cumplen”

Sin embargo, en el ala socialista del Gobierno sostienen, por el contrario, que “el gasto militar va a subir sí o sí”. “Es obvio que el presupuesto en Defensa aumentará y los compromisos del presidente se cumplen”, expresa a elDiario.es una ministra socialista. El principal argumento que esgrimen las fuentes consultadas es que, como mínimo, se producirá el crecimiento en consonancia con la subida del sueldo de los funcionarios, que acarreará un engrosamiento del dinero destinado al personal de Defensa, que cuenta con una plantilla de 120.000 militares. Lo que queda por concretar en la negociación que ahora se abre es el nivel de aumento para otras partidas, como la destinada para armamento, en el departamento que pilota Margarita Robles. Y es ahí donde están las principales discrepancias con los socios, aunque en Moncloa subrayan que “los compromisos que adquiere el presidente del Gobierno se cumplirán como no puede ser de otra manera”.

Sánchez se comprometió en el marco de la cumbre de la OTAN a impulsar una senda que condujera a la inversión del 2% del PIB en Defensa en el año 2029 y aseguró que el primer peldaño se daría ya en las cuentas públicas de 2023. En Moncloa siempre han enfatizado que ese es el compromiso adquirido con los aliados en el que España está más alejada pero que cumple con creces con otros, como las capacidades militares o la participación en misiones. No obstante, el presidente aseguró que la apuesta por subir el gasto era “firme” ante la situación creada con el ataque ruso a Ucrania. 

El PSOE evita la confrontación 

Pese a ello los socialistas eludieron este lunes la confrontación con Unidas Podemos a la vuelta del parón estival, que arrancó con un llamamiento de Patxi López a rebajar el “ruido” interno en el seno de la coalición. Esa es la explicación que da la cúpula del PSOE a la ambigüedad en la que se movió la portavoz, Pilar Alegría, ante el rechazo verbalizado por Díaz. “No vamos a perdernos en los desencuentros con los socios, porque son más los puntos de encuentro”, señalan las fuentes consultadas.

Hasta en cinco ocasiones evitó la ministra expresar rotundidad respecto al asunto durante la rueda de prensa posterior a la Ejecutiva del partido. “La pregunta la vamos a responder a través de los hechos. ¿Hasta ahora ha habido presupuestos? La respuesta es clara y el hecho es claro: sí, ha habido dos presupuestos. La aspiración es volver a aprobar un nuevo presupuesto que tiene como objetivo seguir mejorando la calidad de vida de la gente de este país. Conocemos nuestra capacidad numérica, pero también es más que reconocida nuestra capacidad para llegar a acuerdos a través del diálogo y el consenso, y es lo que vamos a seguir haciendo para aprobar en tiempo y forma el tercer presupuesto”, contestó Alegría interrogada por si la falta de apoyos lleva al PSOE a renunciar a ese compromiso.

decf269b 25fa 48b6 aed3 4b0ea36ed327 16 9 discover aspect ratio default 0

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí