INDITEX

Inditex cerró el primer semestre de su ejercicio contable con cifras récord en beneficios, ingresos y ebitda, resistiendo las dificultades del entorno económico actual. El gigante textil gallego ganó 1.794 millones de euros entre febrero y julio, un 41% más que en el año anterior, con unos ingresos de 14.845 millones, un 24,5% más, tras completar el segundo trimestre repitiendo récords en estas magnitudes.

La compañía explica que, en el canal físico, el tráfico y las ventas han crecido de manera «destacada» y que «continúan en esta tendencia». Inditex reseña un inicio del tercer trimestre también con avances a dobles dígitos, al contrario que algunos grandes grupos del sector, que han tenido que empeorar sus previsiones de cierre del ejercicio. Entre el 1 de agosto y el 11 de septiembre sus ingresos crecieron un 11% sobre las mismas semanas del año pasado, que también supusieron un récord en ventas.

Precisamente, de cara a la campaña de otoño e invierno, que ha sido «muy bien recibida por los clientes», Inditex ha decidido incrementar el aprovisionamiento de stock «ante posibles tensiones en la cadena de suministro en el segundo semestre». A 31 de julio, su inventario había crecido un 43%, y a 11 de septiembre era un 33% superior al nivel del año pasado. Hay que recordar que Inditex tiene como bandera de su operativa habitual la gestión de un inventario muy ajustado.

Pese a los miedos a un empeoramiento de la situación macroeconómica general en la segunda mitad del año, la compañía que preside Marta Ortega «sigue viendo fuertes oportunidades de crecimiento». Inditex ya provisionó en el primer semestre cualquier impacto adicional generado por el conflicto bélico en Ucrania. En total, 216 millones como gastos estimados en el conjunto del ejercicio.

«Estos resultados se explican por cuatro factores clave en nuestro desempeño. Nuestra propuesta de moda, una experiencia de compra constantemente optimizada para nuestros clientes, nuestro enfoque en sostenibilidad y el talento y compromiso de nuestra gente. Nuestro modelo de negocio está funcionando a pleno rendimiento y tiene un gran potencial de crecimiento a futuro», dice en un comunicado el consejero delegado, Óscar García Maceiras.

En lo referido exclusivamente al segundo trimestre, los ingresos fueron de 8.103 millones, un 16% más, mientras que el beneficio superó por primera vez los 1.000 millones en este periodo, con 1.034 millones.

Mejora del margen

Los incrementos en beneficios e ingresos fueron acompañados también con una mejora del margen bruto, una variable que inversores y analistas observan con especial atención en el caso de Inditex. En el primer semestre se situaba en el 57,9% de las ventas, el nivel más elevado de los últimos siete años. La textil prevé que se mantenga estable al cierre del ejercicio, con una posible de desviación hacia arriba o hacia abajo de medio punto porcentual. Esta destaca un «riguroso» control de los gastos de explotación durante el ejercicio, aumentando un 20% en sus primeros seis meses, «por debajo del crecimiento de las ventas».

También mejoró de forma destacada el ebitda, que creció un 30% hasta 4.029 millones, mientras que la caja neta creció otro 15% hasta situarse en 9.242 millones a 31 de julio.

En esa fecha, Inditex contaba con 6.370 tiendas, 284 menos que un año antes y 53 menos que a cierre del primer trimestre. Pese a ello, la compañía dice que su crecimiento futuro «se sustenta en la inversión en nuestras tiendas, los desarrollos realizados en el canal de venta online, en las mejoras en nuestras plataformas logísticas, y también en una clara apuesta por la innovación y la tecnología», y estima que este año sus inversiones alcanzarán los 1.100 millones.

1663106489 935412 1663106627 noticia normal recorte1

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí