Íñigo Errejón ante el juez

El líder de Más País ha llegado a primera hora a los juzgados de Plaza de Castilla. Dice sentirse tranquilo «Digo la verdad y por tanto tengo la absoluta certeza de que esto se termina hoy aquí. Me hubiera gustado que se terminara antes, pero por fin puedo dar explicaciones. Me acusaron de una mentira. Solo lamento que este proceso ha sido demasiado largo, pero por lo menos hoy puedo dar explicaciones».

La denuncia fue presentada en la Policía por un hombre de 67 años que acusa al diputado de pegarle una patada tras negarse a hacerse una foto con él el 2 de mayo de 2021 en el barrio madrileño de LavapiésAlberto ha declarado hoy ante el juez: «Yo fui a dar una vuelta con mi perro, me tomo un botellín con un amigo. Vimos a Errejón, le pido una foto, ya que tenía una con Monedero, aunque le pongo verde en las redes sociales, fue decir esto y me dio una patada. Siento un dolor muy fuerte» «Cuando fui a urgencias, el médico me dijo que si me da 30 centímetros más acabo con las tripas en el suelo. Fue una patada con desprecio y violenta».

La declaración de Íñigo Errejón ha sido muy diferente: Vienen dos señores, un señor más fuerte y otro más bajito, uno de ellos, me dice: «Hombre Errejón» un poco burdo, me dice «vamos a sacarnos una foto», le dije «perdóname pero hay toque de queda». «Me las hago con toda frecuencia, con gente que le caes mejor y peor, casi siempre lo hago pero si no me apetece alguna vez la gente lo entiende» Pero él insiste «Si me la he sacado con Monedero «»pues ya la tienes» «pues si te pongo verde en redes» «Entonces para que la quieres» «se acerca y me rodea con el brazo», «venga rojillo». «Lo de rojillo me hace estar incómodo». Me dice «no eres más tonto porque no puedes», ahí me enfado «¿me puedes dejar en paz?» Pero no me puedo ir porque estoy esperando… su amigo le dice «vámonos, es un busca ruinas, que este tío solo quiere provocar» … yo «no te jode, por qué nos tenemos que ir nosotros».

El juez le pregunta al líder de Más País: «¿En ese momento le pega una patada?» Errejón le contesta «No. Yo le retiro el brazo. Me parece muy ofensivo ese gesto de rodearme con él. Y ya»

Errejón tildó de «disparate desagradable» cuando acudió a los juzgados el 25 de enero, fecha en la que en un principio estaba fijado el juicio. La vista acabó siendo suspendida después de que la titular del Juzgado de Instrucción número 16 de Madrid, Margarita Valcarce, planteara si debía abstenerse al haber llevado ella la investigación del caso. «La Audiencia Provincial de Madrid apartó a la anterior jueza por posible falta de imparcialidad. Estoy deseando poder explicarlo aquí ya y que esto se acabe hoy», ha asegurado el líder de Más País a su llegada a los juzgados. 

Íñigo Errejón, que niega que dicha agresión se produjese, ya dijo entonces que no contempla asumir responsabilidades políticas por estos hechos. «Hace un año un señor de extrema derecha me acusó de una mentira. Vine hace 4 meses para explicarlo». «Me acusaron de una mentira y lo hemos ido arrastrando demasiado tiempo. Con ganas de contar la verdad, de poder explicarme y que esto termine ya».

El tipo penal por el que Errejón se sienta en el banquillo es un delito leve de maltrato, tipificado en el artículo 147.3 del Código Penal, que prevé pena de multa de entre uno y dos meses, con una cuantía que depende de la solvencia económica del acusado.

Al tratarse de un delito leve no interfiere en la condición de aforado del diputado y por eso se celebra en los juzgados madrileños de Plaza de Castilla.

El letrado del denunciante, Carlos del Arco, ha adelantado que pedirá la multa más alta posible dentro del arco establecido, al entender que el político cuenta con recursos suficientes, y ha confiado en que haya un castigo, con las pruebas que, en su opinión, existen.

errejon juicio efe ka8B U40204875642GMb 620x349@abc

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí