Jordi Cuixart

Jordi Cuixart, uno de los condenados por el Tribunal Supremo por el proceso independentista de Cataluña, ha constituido una sociedad offshore en el paraíso fiscal de Suiza. Antes de que abriera la compañía opaca, la empresa de Cuixart en Barcelona recibió 5,4 millones de euros en ayudas de diversas instituciones públicas españolas, otorgadas en su mayoría durante su estancia en prisión. En la actualidad, el líder independentista reside en la ciudad de Neuchâtel tras haber sido indultado por el Gobierno de Pedro Sánchez mientras cumplía una condena de nueve años de prisión.

El Debate publica hoy en exclusiva las actas de constitución de la compañía opaca. Este periódico ha logrado la documentación en primicia después de una ardua investigación en el país helvético. El pasado 31 de marzo de 2022, Cuixart constituyó una firma offshore denominada Aranow Swiss SA, que actúa como instrumental de la fábrica de maquinaria que posee en Barcelona. Sin embargo, la compañía suiza, a diferencia de la española, se beneficia del blindaje que proporciona la figura del secreto bancario y de una ingente cantidad de privilegios fiscales.

Publicidad
Escrituras de la offshore de Jordi Cuixart (I)
Escrituras de la offshore de Jordi Cuixart (I)El Debate

Las escrituras de la compañía opaca fueron elaboradas en la notaría Nova de la ciudad de La Chaux-de-Fonds. Allí, el líder independentista fue atendido por el notario Stefan Choffat. Posteriormente, Cuixart inscribió la offshore en el Registre du Commerce de Neuchâtel (el organismo equivalente en España al Registro Mercantil).

Las acciones de la compañía offshore de Cuixart están divididas en tres paquetes. El primero de ellos pertenece al líder independentista, que cuenta con el 80% de la compañía opaca. El 20 % restante está a nombre de los empresarios catalanes Jan Molina Guardia y Llorenç Guasch Sariol, ambos altos cargos de la fábrica de maquinaria que Cuixart tiene en Barcelona. A día de hoy, Jan es el director ejecutivo de la empresa y Llorenç el gerente.

El líder independentista Jordi Cuixart
Jordi Cuixart accediendo a las oficinas desde donde controla la sociedad opacaEl Debate

De la misma manera, el consejo de administración de Aranow Swiss SA está conformado por el propio Cuixart, que ejerce de administrador, y por Stefano Ponta, un asesor financiero experto en baja tributación, el cerebro de la estructura offshore del líder independentista. Ponta, un italiano que reside en Suiza desde hace varios años, ostenta el cargo de administrador y secretario de la compañía opaca. Fue el encargado de incluir una cláusula que permitía que la offshore de Cuixart no estuviera sujeta a ninguna auditoría. Este hecho hace que las finanzas de la compañía opaca estén completamente acorazadas.

El objeto social de la compañía opaca es el siguiente según su declaración: «La explotación de un centro de innovación y desarrollo en el sector de la maquinaria y la industria. Desarrollo, fabricación, importación, exportación y comercialización de líneas de automatización para todo tipo de industria; máquinas de envasado para el sector farmacéutico, alimentario, cosmético y de detergentes. También de máquinas de envasado, acondicionamiento y reciclaje de plástico. Relaciones institucionales con empresas».

Escrituras de la offshore de Jordi Cuixart (II).
Escrituras de la offshore de Jordi Cuixart (II)El Debate

La firma offshore de Cuixart está domiciliada en un complejo empresarial ubicado en la Rue de la Pierre-à-Mazel 39 de Neuchâtel, ciudad en la que reside con un gran nivel de vida. Neuchâtel, uno de los 26 cantones del país helvético, está ubicado entre las ciudades de Berna y Ginebra. Es conocida por ser una de las regiones donde están radicadas las industrias que más riqueza generan al país. Entre ellas destacan las del sector de la relojería de lujo, del chocolate y la fabricación de tabaco.

Indultado por el Gobierno

Cuixart fue uno de los doce condenados por el proceso independentista de Cataluña. En octubre de 2017, la Audiencia Nacional acordó su ingreso en prisión por ser el promotor del asedio contra la Guardia Civil los días 20 y 21 de septiembre de ese año. La juez Carmen Lamela señaló a Cuixart «en el centro de la estrategia para proclamar la independencia ilegal». Precisamente, el día 20 fue cuando Cuixart fue fotografiado subido al techo de un vehículo policial junto a un megáfono con el que alentaba a un grupo masivo de radicales. En ese momento, Cuixart era el presidente de la organización independentista Òmnium Cultural.

Jordi Cuixart en el Tribunal Supremo en 2019
Jordi Cuixart durante el juicio del procés en el Tribunal Supremo en 2019EFE

Junto a él se encontraba Jordi Sánchez, entonces presidente de la Asamblea Nacional Catalana. Dos años después, en septiembre de 2019, Cuixart fue condenado por el Tribunal Supremo a nueve años de cárcel por un delito de sedición. Posteriormente, el 22 de junio de 2021 el Gobierno de Pedro Sánchez concedió el indulto al líder independentista y al resto de condenados. Al día siguiente fueron excarcelados y desde entonces se encuentran en libertad.

Tras recibir el indulto en julio de 2021, Cuixart anunció que trasladaba su residencia de España a Suiza. Un cambio que alegó argumentando que tenía como objetivo «internacionalizar la causa independentista y denunciar los déficits de la democracia española». En todo momento ocultaba que, en realidad, se trataba de un trámite burocrático que necesitaba realizar para poder constituir la compañía opaca. Desde que se mudó definitivamente nunca más se había vuelto a saber de él. Hasta ahora, que El Debate desvela sus actividades en el país helvético.

Jordi Cuixart y Jordi Sánchez en septiembre de 2017 sobre un coche de la Guardia Civil.
Jordi Cuixart y Jordi Sánchez sobre un coche de la Guardia Civil en 2017EFE

Suiza continúa siendo considerado un paraíso fiscal. Según el Índice del Secreto Financiero de 2022, el país helvético es la segunda nación del mundo que favorece la opacidad financiera. Por detrás de Suiza se encuentran Singapur, Hong Kong y Luxemburgo, todos ellos territorios usados paraocultar y blanquear dinero. Suiza es ahora el enclave desde donde Cuixart controla su fábrica de maquinaria de Barcelona.

El líder independentista tiene 47 años y es mecánico de profesión. Es hijo de una murciana, está casado y tiene varios hijos. En 2003 fundó la compañía Aranow, dedicada a la fabricación de maquinaria de envasado industrial. Una empresa que, desde el año que Cuixart ingresó en prisión, ha facturado 25,6 millones de euros. A pesar de estos datos financieros, a partir de que Pedro Sánchez llegara al Palacio de La Moncloa con el apoyo de los partidos independentistas, el grupo empresarial ha recibido un reguero de concesiones estatales.

Ayudas públicas millonarias

En total, el grupo empresarial de Cuixart –en Barcelona conformado por Aranow Packaging Machinery SL y Aranow Altero Recycling Machinery SL– ha recibido 5.462.231,87 euros en un total de 15 ayudas procedentes de instituciones públicas españolas. De hecho, 11 de las 15 adjudicaciones fueron otorgadas mientras el líder independentista estaba cumpliendo condena en la cárcel. Las cuatro ayudas restantes fueron aprobadas tras haber sido indultado.

Los organismos que concedieron las subvenciones son el Instituto de Crédito Oficial (ICO), dependiente del Ministerio de Economía; la Compañía Española de Reafianzamiento, controlada por el Ministerio de Industria; el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, en manos del Ministerio de Ciencia; y el Instituto Catalán de Finanzas.

Ayudas públicas concedidas a la empresa de Jordi Cuixart (I)
Ayudas públicas concedidas a la empresa de Jordi Cuixart (I)El Debate
Ayudas públicas concedidas a la empresa de Jordi Cuixart (II)
Ayudas públicas concedidas a la empresa de Jordi Cuixart (II)El Debate

La institución pública que más dinero ha otorgado a la empresa de Cuixart es el ICO. Un total de 3.090.208,22 euros en forma de 10 concesiones. Todas las ayudas tenían el mismo objeto: «Paliar los efectos del COVID 19». La primera de ellas se le dio el 6 de abril de 2020 y la última el 24 de septiembre de 2021. Los importes oscilan entre los 6.400 y los 600.000 euros.

Algunas de estas concesiones coinciden con fechas próximas en las que se le otorgaron permisos penitenciarios. Por ejemplo, entre junio y julio de 2020, momento en el que la Junta de Tratamiento de la Cárcel de Lledoners aprobaba la concesión de salidas puntuales, el ICO inyectó 720.000 euros en la fábrica de maquinaria del ex presidente de Òmnium Cultural.

Ayudas públicas concedidas a la empresa de Jordi Cuixart (III)
Ayudas públicas concedidas a la empresa de Jordi Cuixart (III)El Debate
Ayudas públicas concedidas a la empresa de Jordi Cuixart (IV)
Ayudas públicas concedidas a la empresa de Jordi Cuixart (IV)El Debate

De la misma manera, la Compañía Española de Reafianzamiento otorgó tres ayudas que suman 785.171,65 euros bajo el concepto «apoyo a pymes y autónomos» a lo largo del primer estado de alarma decretado por el Ejecutivo, momento en el que Cuixart aún estaba en prisión. Las cuentas anuales de la fábrica de Cuixart revelan que la compañía amortizó 586.852 euros que el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial le dio en 2020 para «desarrollar proyectos I+D». Por último, el 9 de noviembre de ese mismo año el Instituto Catalán de Finanzas aprobó una ayuda de 1.000.000 de euros, la partida más alta que ha recibido.

6367e21dda77d

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí