La AIReF tumba las previsiones

Nuevo golpe para las previsiones del Gobierno. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReFespera menos ingresos por impuestos y cotizaciones sociales de los que incluye el Ejecutivo en la actualización del Programa de Estabilidad enviado a Bruselas. En concreto, calcula que la recaudación tributaria crecerá 6 décimas menos. También se aleja de la estimación que maneja el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, de que la subida de cotizaciones de 0,6 puntos para pagar las pensiones generará una bolsa de 42.000 millones en los próximos diez años. 

Sobre el primer asunto, los ingresos tributarios, la AIReF reconoce que tras el intenso aumento de los mismos en 2021, en parte motivados por la inflación, ésta se ralentizará durante los años analizados, especialmente a partir de 2024. «En general, presentamos una evolución de los ingresos tributarios menos dinámica que la estimada por el Ejecutivo para todo el periodo», destaca en el informe presentado este jueves. Más concretamente, la Autoridad Fiscal estima menos ingresos en los impuestos sobre la Renta en todo el periodo 2022-2025 y en los impuestos sobre la producción y las importaciones al final del periodo. 

Estima que la recaudación vía ingresos crecerá un 6,8% en 2022 (en vez de un 7,4%, como prevé el Gobierno), un 5,7% en 2023 (igual que el Ejecutivo), un 3,3% en 2024 (frente al 4%) y un 2,6% en 2025 (frente al 3,5%). Con todo la AIReF estima que los ingresos tributarios supondrán un 23,7% del PIB en 2025, algo menos de medio punto por debajo de las previsiones del Gobierno

Reduce a la mitad el impacto del alza de cotizaciones

Por otro lado, la recaudación por el incremento de las cotizaciones en 0,6 puntos a partir de 2023 supondría una recaudación adicional de 0,2 puntos de PIB anual, lo que se traduce en algo más de 2.500 millones de euros en el periodo 2023-2032, según la AIReF. De esta forma, la fórmula ideada por Escrivá para financiar el aumento de las pensiones tendrá un impacto más reducido del esperado. El ministro aseguró a finales del pasado año, con la aprobación de la reforma, que esta ‘bolsa de ahorro’ acumulará 42.000 millones con esta subida pactada con los sindicatos, aunque en un primer momento la había estimado en 50.000 millones.

Es decir, la AIReF calcula que el Mecanismo ideado para hacer sostenible la reforma de las pensiones que las liga al IPC recaudará casi la mitad de lo que prevé el ministro. En un principio, desde el Gobierno se planteó que el alza iba a recaudar cerca de 50.000 millones de euros, cuantía que luego Escrivá redujo a 42.000 millones en noviembre, cuando cerró la reforma. Pues bien, Pedro Sánchez rebajó a finales de enero el montante a 30.000 millones en un acto con pensionistas. Expertos consultados por este periódico dudan que reúna siquiera 20.000 millones.

Asimismo, la AIReF espera que las cotizaciones reduzcan su peso sobre el PIB desde un 14,3% en 2021 hasta un 13,7% en 2025 (frente al 13,9% estimado por el Gobierno) por la desaparición de las medidas covid-19(subvenciones por exoneraciones de cotizaciones de ERTE y autónomos) y por la moderación del peso de la remuneración de asalariados sobre el PIB, compensada parcialmente en 2023 por el efecto del mecanismo de equidad intergeneracional, que añade 0,2 décimas de PIB a los ingresos por cotizaciones sociales. 

La presidenta de la Autoridad Fiscal, Cristina Herrero, no ha contestado a la pregunta de si es coherente con este escenario el Programa de Estabilidad, que plantea que no habrá subidas de impuestos hasta 2025 pero a la vez apunta que la reforma de las pensiones necesitará más ingresos. Herrero ha dicho que no le corresponde decir al Gobierno qué política aplicar.

En este contexto, la Autoridad Fiscal ha reprendido al Gobierno por la ausencia de una estrategia fiscal a medio plazo, pues advierte de que hay un margen «ficticio» en el gasto basado únicamente en la inflación y el crecimiento económico. Sin embargo, alerta de que los niveles de déficit y deuda dejan a España en una situación «vulnerable» ante un endurecimiento de la política monetaria, con un déficit estructural que se situará en el 4% en 2025, 6 décimas por encima del nivel previo a la pandemia, y una deuda ascendente a partir de ese año que podría alcanzar el 140% en 2040 en caso de no tomar medidas.

EuropaPress 3740726 i d vicepresidenta tercera gobierno ministra trabajo economia social 1 scaled e1652382134754.jpg

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí